Más de la mitad del personal del área de enfermedades infecciosas del Roosevelt está en cuarentena

COMPARTE

Créditos: elPeriodico

Por David Toro

La clínica de enfermedades infecciosas del Hospital Roosevelt está funcionando únicamente con 20 de sus 80 trabajadores, luego de que siete de ellos dieran positivo por la COVID-19. Miembros del sindicato advierten que pronto el hospital podría ser declarado como centro para la atención de coronavirus.

Hace dos semanas siete personas que laboran en la clínica de enfermedades infecciosas “Dr. Carlos Rodolfo Mejía Villatoro”, del Hospital Roosevelt, fueron diagnosticados positivo por coronavirus. Miembros del Sindicato de Trabajadores Unidos Hospital Roosevelt (STUHR) que laboran en esta clínica, indicaron que los siete son asintomáticos y entre el personal contagiado hay tres trabajadoras sociales, el resto son secretarias y personal administrativo, que en la escala de riesgo creada por las autoridades, están considerados en bajo riesgo de contagio.

La siguiente tabla fue distribuida por la dirección del hospital entre el personal médico para explicar el nivel de exposición al que podrían estar, está siendo distribuido junto al equipo de protección personal. El personal que resultó positivo está categorizado como bajo riesgo por el tipo de labor que desempeña.

“En esta clínica trabajan unas 80 personas aproximadamente, de estas solo 20 están laborando, el resto está en cuarentena, deben volver a labores el 27 de mayo cuando cumplan 15 días aislados en sus casas”, comentó el médico y sindicalista consultado.

La clínica de enfermedades infecciosas atiende a personas con VIH, tuberculosis y hepatitis. Desde que inició la emergencia sanitaria solo atienden en ventanilla y están enviado las medicinas a las casas de los pacientes medicados, para prevenir que estas personas que se encuentran en el grupo de alto riesgo, por sus antecedentes médicos, sean contagiados.

“Como sindicato tenemos el deber de velar que los médicos tengan equipo de protección y es deficiente, hay laboratoristas que apenas tienen equipo y diariamente tienen contacto con las pruebas de los pacientes con COVID-19, los tubos de ensayo llegan manchados de sangre, el protocolo sanitario no ha sido el mejor” resalta la fuente consultada.

Además, de los siete casos positivos en la clínica de enfermedades infecciosas, dos guardias de seguridad también están contagiados, el sindicato asegura que no han tenido acceso al resultado de los hisopados que se realizó al resto de personal de seguridad luego de confirmar los dos primeros casos.

El 15 de mayo durante una visita al Hospital Roosevelt, el presidente Giammattei aseguró que un visitante había dado positivo luego de entrar a un área de este centro asistencial y que se le harían pruebas a todo el personal médico. Pese a ello, el médico consultado señaló que las autoridades del hospital y del ministerio no realizaron pruebas a todos, “lo que están haciendo es hacernos llenar fichas técnicas para llevar un control y cada tres días nos llaman, si tenemos síntomas harán las pruebas de lo contrario, no” aseguró.

“Aprovecharon los días de encierro para trasladar pacientes”

La doctora Zulma Calderón, de la defensoría de la salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), encontró 46 pacientes con la enfermedad en el Hospital Roosevelt el pasado 18 de mayo, todos en un estado crítico. “10 están en área crítica, 11 en cuidados intermedios,  6 en área gris, 10 en terapia intensiva II y 9 en un bunker habilitado en el parqueo que colinda con maternidad”, informó Calderón.

Según los miembros del sindicato antes del 15 de mayo habían aproximadamente 120 pacientes con la COVID-19. Pero el fin de semana durante las medidas de confinamiento estos fueron trasladados a otros centros asistenciales como el Hospital San Juan de Dios  y el Parque de la Industria.

Los datos recabados por la PDH señalan que son 22 médicos a nivel nacional los que han sido contagiados por COVID-19, “es difícil que el ministerio nos de datos, pero esto es lo que hemos contabilizado”, resaltó la defensora Calderón.

“Cuando el intensivo y el bunker se saturaron cerraron la emergencia de pediatría, ahora en esa área tienen pacientes con COVID-19”, señaló el médico consultado.

Aunque el presidente Giammattei no ha confirmado, dentro del hospital Roosevelt crece fuertemente la teoría de que este hospital será declarado como centro de atención especial para casos de coronavirus, luego de que el Hospital del Parque de la Industria y el Hospital de Villa Nueva llegaran a su máxima capacidad, “sabemos que están preparando un protocolo de ingreso de los pacientes que sean trasladados para que ingresen por una rampa nueva y no por la de la emergencia”, señaló el médico entrevistado.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE