En San Juan Sacatepéquez, recuperaron un terreno ocupado por la cementera

COMPARTE

Créditos: photo_2020-05-16_12-04-42

Por Nelton Rivera

Una de las autoridades Maya Kaqchikel de las comunidades de San Juan Sacatepéquez, vía telefónica informó que el jueves 14 de mayo, apróximadamente a las 8 de la mañana se retiró la empresa Cementos Progreso de uno de los terrenos que ocupó ilegalmente en la comunidad Pilar II desde agosto de 2019.

El pueblo Kaqchikel instaló el 13 de agosto de 2019 un plantón permanente –de la resistencia pacífica contra la empresa cementera-, hombres, mujeres, niños y jóvenes permanecieron de forma permanente frente al grupo de agentes de seguridad privada de la empresa que ocupó de manera ilegal uno de los terrenos comunales de Pilar II. Día y noche, bajo el calor, frío y la lluvia los comunitarios se negaron a una nueva expropiación ilegal de la tierra.

Durante nueve meses pelearon legalmente la propiedad, la empresa argumentó que ellos eran propietarios de estas tierras, la comunidad con título de propiedad en mano los desmintió una y otra vez. Durante todo ese tiempo los comunitarios recurrieron a realizar denuncias públicas, denuncias en la Policía Nacional Civil (PNC), en el juzgado, en el Ministerio Público, para que se investigara la ocupación ilegal de la empresa, incluso hay varias denuncias en investigación contra la cementera.

Para los comunitarios, la empresa buscaba quedarse con la tierra, porque tienen intereses en completar la carretera del Anillo Regional para conectar la Planta San Gabriel — de Cementos Progreso- con las rutas de salida para la producción minera. “Luego los propietarios exigieron que presentara la empresa una escritura legal, porque en esa área de San Juan Sacatepéquez ninguno de los dueños les han vendido tierra y la empresa no presentó ningún documento legal.” Expresó uno de los alcaldes indígenas.

Terreno que ocupó ilagalmente por cementera. Aldea Pilar II en San Juan Saacatepéquez. Foto Autoridad indígena.

La ocupación provoco mayor tensión entre la comunidad con la empresa, hubieron intimidaciones, amenazas de forma permanente por parte de la seguridad de la empresa hacia la población, esto ocurre desde la llegada de Cementos Progreso a San Juan Sacatepéquez en 2005 afirmó el alcalde indígena.

La comunidad de inmediato comenzó a tratar el área que ocupó la empresa, por el daño provocado a la tierra, además de la perdida de los cultivos, tanto flores como hortalizas. La resistencia pacífica en San Juan Sacatepéquez continúa.

Más información de este problema:

San Juan Sacatepéquez: el despojo de la tierra va de la mano de la cementera

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE