En San Marcos preparan un cementerio por la pandemia

COMPARTE

Créditos: Cortesía
Tiempo de lectura: 3 minutos

El alcalde municipal de San Marcos Willy Juárez sostuvo una reunión con autoridades del cantón San Francisco para informar de la construcción de un cementerio, ubicado entre la zona 5 de la cabecera municipal y la aldea La Federación.

El terreno, está ubicado en la 5ª calle A, y 16 avenida de la zona 5,  a un costado del edificio del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) de la localidad y ha estado destinado para la construcción de un cementerio municipal desde el 2014, además el proyecto teóricamente cuenta con el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado. 

En un vídeo publicado en la cuenta de Facebook de la municipalidad,  el alcalde Juárez el cementerio declaró que el terreno se “deja como una posible utilización ante COVID”.  También informó que el proyecto cuenta con el aval del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y del Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS).

En una entrevistó vía telefónica explicó que “es un terreno que desde hace 10 años fue adquirido por la ex corporación municipal. Debido a la pandemia y que el cementerio (existente) ya no tiene capacidad, vamos a construir 100 nichos, para cualquier eventualidad. No es exclusivamente para COVID, sino para los marquenses que necesiten un espacio”.

Previendo las necesidades que pueda generar la pandemia, el jefe edil sostuvo que después de 30 años fueron exhumados los restos óseos de algunas personas del espacio público bajo los protocolos correspondientes. Actualmente el cementerio tiene una capacidad de 41 nichos. La construcción será licitada en Guatecompras y afirmó que de momento no tienen idea de cuánto podría costar la obra.

El área en la que podría funcionar el cementerio cuenta con división de calles, pilas de agua y drenajes, según lo comentado por Juárez, también se va a tramitar la circulación perimetral. En la conversación sostenida con el alcalde no fue posible que nos explicara la preocupación de los vecinos de que se trasladen allí las personas fallecidos por la COVID-19 y el impacto ambiental que podría generar la construcción sobre el pozo de agua mecánico que existe dentro de ese terreno.

Foto: Cortesía.

Preocupación del COCODE

Para los miembros de Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de la zona 5 de la cabecera departamental hay varios elementos imprecisos, primero: en este lugar se encuentra el pozo mecánico No. 4 de agua, que abastece a la zona 5 de San Marcos, habitada por aproximadamente 10,900 vecinas y vecinos. Y que aunque se hagan la construcción de nichos pueda existir una filtración que contamine el agua. Segundo: que el terreno no se encuentre en el catastro municipal, ya que la zona 5 se reconoce hasta el área conocida como Brigada de Operaciones para Montaña.

Por las razones expuestas, los representantes solicitan que este punto sea aclarado. Además de que una parte del terreno se use como calle de paso, porque las autoridades de la Brigada de Operaciones de Montaña cerraran una buena parte de la 16 avenida.

Según el reglamento general de cementerios en su artículo 7 señala: “el plano del predio destinado al cementerio especificándose sus colindancias, curvas de nivel, proximidad con la vivienda más cercana, nacimientos de agua, acequias, pozos u otras fuentes de abastecimiento de agua para la población que hubiere a sus alrededores y la distancia en metros que los separan de dicho predio”. Pero no sugiere ninguna distancia en metros.  

Hasta el momento los vecinos desconocen las decisiones de las autoridades de turno y del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), sobre el lugar donde serán enterradas las personas que mueran por coronavirus. Este lunes 25 de mayo, a las 9:00 a.m. las autoridades municipales darán más información y un recorrido por el lugar.

https://twitter.com/PrensaComunitar/status/1264763185476894720

Autoría y edición

Antropóloga y corresponsal de Prensa Comunitaria, forma parte del equipo de investigación del proyecto Green Blood.

COMPARTE