Siguen las deportaciones desde Estados Unidos aún con COVID-19

COMPARTE

Créditos: El Periódico.

Por David Toro

El último vuelo de migrantes guatemaltecos deportados aterrizó este lunes 23 de marzo a las 9:30. Aún se desconoce si alguno de los guatemaltecos retornados presenta síntomas de la enfermedad que tiene en cuarentena a la población guatemalteca.

La semana pasada el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) recibió a poco más de 120 guatemaltecos, todos fueron enviados a su casa para una “cuarentena voluntaria” que debe ser monitoreada por el Ministerio de Salud (MSPAS), Julia González de la Mesa Nacional de Migración (MENAMIG) opinó que es una situación delicada y que no cree que los migrantes tengan las condiciones en sus casas para aislarse y hacer cuarentena.

Hasta este lunes en Estados Unidos se han confirmado más de 31 mil casos positivos por COVID-19, un número similar a los 37 mil migrantes detenidos con procesos legales abiertos que Aduanas y Seguridad Fronteriza (ICE), mantiene bajo su custodia, distribuidos en centros de detención de 25 ciudades de ese país.

El gobierno estadounidense se ha visto obligado a pausar su agenda migratoria en pleno año de elecciones, hasta ahora la mano dura con los migrantes y peticionarios de asilo había alimentado el discurso electoral del presidente Donald Trump que busca su reelección.

Ingreso de vuelo desde Texas con trece menores de edad

Las audiencias en cortes federales han sido suspendidas, las detenciones en hospitales, centros de emergencia serán suspendidos también, pero los vuelos de migrantes hacia Guatemala continúan de forma pausada, a partir del 19 de marzo han enviado un vuelo diario, dos provenientes de Bronswille y el último de El Paso, Texas.

La preocupación se centra en aquellos migrantes que siguen en los centros de detención, pues estos se pueden convertir en un foco de infección si se detecta el primer caso positivo de COVID-19.

“Un contagiado puede transmitir el virus a todas las personas que están encerradas a su alrededor, será una catástrofe que no podrán detener”, expresó el abogado de migración Roger Asmar en una entrevista para la cadena de televisión norteamericana Univisión.

En condiciones normales los centros de detención ya han demostrado ser un riesgo. Entre 2018 y 2019 cinco niños guatemaltecos murieron bajo custodia de ICE. Durante el año pasado 57 centros se dieron 900 casos de paperas, la gran mayoría de casos se dio en los centros ubicados en la ciudad de Texas.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE