Créditos: Joel Pérez
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Joel Pérez

Autoridades comunitarias de varias aldeas ubicadas en las riveras del Río Icbolay se reunieron el viernes 14 de febrero en la aldea Rio Tzetoc, en Cobán, Alta Verapaz, para realizar una denuncia pública por la inconformidad que existe ante la autorización de una licencia por parte del Gobierno saliente del expresidente Jimmy Morales, para la construcción de la hidroeléctrica Roqjá’ pontilá’.

A través de la lectura de un documento y ante la presencia de medios de comunicación las comunidades le solicitaron al Ministerio de Energía y Minas (MEM) y al presidente Alejandro Giammattei que cancele de inmediato el convenio 19-2020, firmada por el Gobierno de Morales y Luis Chang, exministro de Energía y Minas con el cual autorizaron la construcción de la hidroeléctrica Roqjá’ pontilá y el funcionamiento de la misma por 50 años. Una autorización realizada por Morales, horas antes de dejar el cargo presidencial, según los vecinos.

Foto: Joel Alvarado

Según los vecinos en ningún momento fueron consultados sobre la ejecución de dicho proyecto, que además está bajo la tutela de la empresa Proyecto Hidro Energía S.A. y les afectaría de forma directa ya que sus terrenos y el ecosistema del parque Nacional Laguna Lachuá se verían seriamente afectados.

En noviembre de 2016, el Marn autorizó el Proyecto de Desarrollo Integral Central Rocjá Pontilá, Sociedad Anónima.

La construcción de la hidroeléctrica Roqjá Pontilá’ ya había sido cancelada en el año 2017 tras una serie de amparos interpuestos por las comunidades de la región ante la Corte de Constitucionalidad (CC). De construirse dicho proyecto hídrico sería la segunda que funcionaría sobre el río Icbolay ya que actualmente se encuentra funcionando la hidrohelectrica Raxha’ la cual les ha inundado sus terrenos, según indicaron los comunitarios.

Foto: Joel Alvarado
Foto: Joel Alvarado

Autoría y edición

Periodista comunitario y camarógrafo

COMPARTE