Acción global por el asesinato del líder indígena Jehry Rivera

COMPARTE

Créditos: Juventud Vanguardista Costarricense.

Por Juventud Vanguardista Costarricense

Durante los últimos días se han hecho denuncias por la escalada de violencia en territorios indígenas de Cabagra y Térraba de parte de usurpadores, terratenientes y personas no indígenas contra las comunidades que han emprendido procesos de recuperación de sus tierras ancestrales.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es RíoGrandeTerraba.jpg

Desde el sábado 22 de febrero se reportaron agresiones con armas de fuego en Cabagra. Durante el domingo se denunció la incursión de personas armadas en territorio bröran en Térraba, presuntamente articulado con personas no indígenas que llegaron desde otras comunidades.

Hubo un mínimo de presencia policial, a pesar de la vulnerabilidad y exposición de pobladores y pobladoras de Térraba. Esto representa negligencia y complicidad de parte del Estado costarricense, tras medidas cautelares interpuestas por la CIDH.

Fotografìa Juventud Vanguardista Costarricense

Durante la noche del 24 de febrero, un grupo de personas no indígenas atacaron a la comunidad bröran en San Antonio de Térraba. Ingresaron con armas de fuego y machetes a sembrar el terror entre las familias. Las agresiones dejaron un saldo de personas heridas, incluyendo a Jerhy Rivera, recuperador de tierras, que sufrió una herida mortal producto de un impacto de bala.

Denunciamos la negligencia de las autoridades ante los actos de violencia. La policía Fuerza Pública no intervino adecuadamente hasta que hubo una víctima mortal. A pocos días de cumplir un año del asesinato de Sergio Rojas, el Estado es cómplice de un asesinato más contra recuperadores de tierras.

Fotografìa Juventud Vanguardista Costarricense

También denunciamos el terrorismo mediático que ejercen diferentes medios de comunicación, en especial Telenoticias, que ha montado una campaña de desinformación en torno a los conflictos en Salitre y otras comunidades. Telenoticias ha difundido una serie “reportajes” unilaterales, sesgados y malintencionados, que han legitimado la violencia racista de parte de terratenientes y usurpadores.

La prensa hegemónica se ha encargado de criminalizar la protesta social y las recuperaciones de tierras, que representan la legítima defensa de diferentes pueblos indígenas sobre sus tierras ancestrales, de acuerdo con el convenio 169 de la OIT y normativa internacional. Se ha recurrido a terror y violencia para frenar los procesos de recuperación de tierras. Exigimos el respeto a las comunidades indígenas y sus procesos de recuperación de tierras, así como la intervención ante los actos criminales de parte de grupos armados, que actúan al margen de la ley en favor de los intereses de terratenientes y usurpadores.

¡El estado es cómplice!

¡Prensa vendida y corrupta!

Juventud Vanguardista Costarricense

Autoría y edición

COMPARTE