Créditos: Archivo
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por David Toro

Este lunes el juez Rodolfo Laynez escucharía a los abogados de cinco sindicados y así posteriormente decidir cuáles de las pruebas ofrecidas por el Ministerio Público son aceptadas para la próximo fase de debate.

Las audiencias penales son una especie de juego de ajedrez. Los defensores y quienes acusan analizan su siguiente movimiento para encaminar el proceso a su favor. Así se describiría lo que ocurrió hoy en una nueva audiencia del caso Hogar Seguro.

El caso está dividido en tres grupos de acusados. Este lunes 27 de enero de 2019, a la audiencia en el juzgado Cuarto de primera instancia penal, acudiría el segundo grupo, conformado por los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) Lucinda Marroquín y Armado Pérez Borja, la psicóloga Brenda Chaman, Carlos Flores, quien es procurador de la niñez de la Procuraduria General de la Nación (PGN) y Gloria Porras, defensora de la niñez en la misma institución.

En la cita programada para hoy, los defensores de los cinco acusados se manifestarían sobre los medios de prueba que el Ministerio Público (MP),  por medio del fiscal Edgar Pérez, de la fiscalia de Derechos Humanos, presentaría ante el juez Laynez en el 2019. Pese a ello, Lucinda Marroquín, subinspectora de la PNC, quien era la responsable de la llave donde estaban encerradas las 56 niñas el 8 de marzo, no fue trasladada por el Sistema Penitenciario (SP) porque que el juzgado no trasladó el oficio correspondiente y por lo tanto nunca fueron notificados.

Foto: David Toro

Esta situación desató una lluvia de argumentos entre los integrantes del proceso. La abogada Jaquelin Arreaga, defensora de Marroquin solicitó la suspensión, “la ausencia de mi patrocinada puede vulnerar sus derechos”, manifestó. Por su parte, el abogado Esteban Celada, representante de la organización Mujeres Transformado el Mundo (MTM) y defensor de algunas de las víctimas se opuso, y dijo al juez Laynez, que, cumplir con los plazos es importante para considerar los derechos de las víctimas a una justicia pronta.

La abogada Estela Funes, del Bufete Juridico de Derechos Humanos, también representante de víctimas, decidió no oponerse a esta nueva suspensión, “si seguimos sin Marroquín presente, podríamos correr el riesgo de que presenten un amparo que detenga el proceso”.

Luego de escuchar los argumentos de los abogados, el juez Laynez suspendió la audiencia y la reprogramara para una fecha que aún se desconoce. El desarrollo de esta audiencia es vital para que se conozca si los cinco acusados acompañará a las exautoridades de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) Carlos Rodas y Anahy Keller y el ex director del Hogar Santos Torres, en un eventual juicio.

Para el viernes 31 esta prevista una cita en un una sala de apelaciones de primera instancia para conocer la recusacion que Keller, exsubdirectora de la SBS, presentó contra el juez Julio Solorzano, quien a sido elegido para dirigir el próximo juicio en su contra, si la sala de apelaciones decide dejar sin lugar el recurso en pocos días se conocerá fecha del juicio.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE