Paramilitares irrumpen e intimidan a la población en una asamblea comunitaria en San Juan Sacatepéquez

COMPARTE

Créditos: Autoridades comunitarias

Por Rony Morales

Un grupo de paramilitares irrumpen la asamblea comunitaria de San Juan Sacatepéquez donde se hablaría de las amenazas, agresiones, la violencia contra la mujer y la imposición de alcaldes comunitarios.

El 12 de diciembre de 2019 la municipalidad de San Juan Sacatepéquez había convocado a una asamblea en la comunidad el Pilar 1 a la que el alcalde Lázaro Pirir no asistió por considerar que su integridad estaba amenazada. Quienes si se presentaron fue un grupo de paramilitares con el rostro cubierto de máscaras y pañuelos para intimidar y amenazar a los pobladores que se encontraban a la espera de la reunión.

Foto: autoridades comunitarias

En la actividad se discutirían las amenazas, agresiones, el despojo de terrenos de los que han sido objeto algunos vecinos, las agresiones en contra de mujeres y la imposición  de alcaldes comunitarios.

El alcalde municipal de San Juan Sacatepéquez, habría prometido estar el domingo en una asamblea general con los vecinos de Pilar I, además aseguró la presencia de miembros de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), Personal del Juzgado de Paz y Ministerio Público (MP) y no se presentó a la asamblea.

Aunque el alcalde Pirir no se presentó, unos 500 pobladores realizaron la asamblea. Durante la actividad, los vecinos identificaron al grupo de encapuchados como trabajadores de la empresa Cementos Progreso y denunciaron que algunos de ellos fueron designados como “alcaldes” por la actual municipalidad, dirigida por Lázaro Pirir, además, sin ser electos y nombrados por la asamblea de la comunidad. Estos personajes son, quienes de forma violenta “haciendo uso de pasamontañas y armas que van desde lo contundente hasta de fuego”, han estado atacando a la comunidad y a sus autoridades.

Sobre el tema de la violencia contra la mujer se informó el caso de Marcela Chacach quien relató que el 6 de diciembre un grupo de paramilitares cerraron las entradas de la comunidad el Pilar I, gritaban que ningún poblador saliera de su vivienda ya que si lo hacían serían acribillados y así fue como continuaron con el cierre del camino. Posteriormente, se dirigieron a la casa “agrediéndome, me tocaron en mis partes, me hirieron, en diferentes partes del cuerpo, luego procedieron a cortarme el cabello, como señal de humillación y odio contra la mujer”.

En el tema de usurpación y robo de tierras se informó que Diego Saravia y Michael García, ambos trabajadores Cementos Progreso, se presentaron al terreno de Máximo, Catarino y Aparicio Tezen junto a la Policía Nacional Civil (PNC), no presentaron ningún documento que demostrara que la empresa es la dueña del inmueble, se rehusaron a hablar con la autoridad comunitaria que se encontraba en el lugar y se apropiaron de la tierra de los hermanos Tezen, quienes sí presentaron una escritura que los acreditó como propietarios.

Foto: autoridades comunitarias

Para el alcalde comunitario, Gerónimo Set, el alcalde municipal meses atrás nombró a un grupo de personas como nuevos alcaldes auxiliares, sin contar con la aprobación de la población. Agregó que uno de los objetivos de la asamblea sería elegir a los nuevos alcaldes auxiliares para 2020.

Al finalizar la asamblea comunitaria, la población maya k’akchikel llegó al acuerdo de seguir buscando un diálogo con el alcalde municipal, mantener  permanente la defensa de los recursos y bienes naturales, y buscar una manera pacífica de solución a los problemas de ataques, amenazas, violencia e intimidación que están su friendo las familias.

Autoría y edición

COMPARTE

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.