Créditos: Prensa libre

Por David Toro

Los dos hondureños y el salvadoreño que Estados Unidos envío el 3 de diciembre a Guatemala, en el marco del acuerdo de Tercer País Seguro, no regresarán a su país ya que temen por su seguridad. Mientras su situación es resuelta, organizaciones de la sociedad civil velan por el respeto a sus derechos humanos sin respaldo estatal.

Si algo ha cumplido Enrique Degenhart, ministro de gobernación, sobre el acuerdo de Tercer País Seguro es en que el Estado de Guatemala no se preocuparía por los centroamericanos que Donald Trump expulse de su país para limpiar su frontera sur. Ya que los dos hondureños y el salvadoreño, que fueron enviados desde Arizona, el pasado martes, han recibido atención legal de parte del Refugio de la Niñez y alimentación de parte de la Casa del Migrante.

Según Leonel Dubón, director del Refugio de la Niñez, los tres retornados no optarán por regresar a su país voluntariamente ya que han manifestado que su vida corre riesgo si son retornados a su lugar de origen. Los hondureños ya iniciaron el proceso para obtener refugio en Guatemala, será el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), el que tenga la última palabra, mientras que el salvadoreño pidió tiempo para tomar una decisión sobre su futuro.

De momento los tres centroamericanos están en un refugio en la ciudad de Guatemala, según informó Dubón, además refirió que el Refugio de la Niñez no está respondiendo al Acuerdo Migratorio de Asilo (ACA), sino qué cumplen con un deber humanitario de velar por el respeto a los derechos de las personas migrantes. “No tenemos conocimiento de los anexos y alcances del acuerdo, además el Estado no se ha acercado a nosotros y no ha ofrecido ningún tipo de ayuda humanitaria”, agregó.

El acuerdo firmado por el Gobierno de Jimmy Morales, a través de Degenhart, en julio de este año en la Casa Blanca, nubla el panorama migratorio, pues se han negado a publicar los anexos en el Diario Oficial o inclusive a entregárselos al presidente electo, Alejandro Giammattei.

Son 3 hondureños y un salvadoreño el saldo total de retornados a Guatemala en el marco del ACA, que empezó a funcionar hace 15 días. Aunque Migración no ha entregado un cronograma oficial de cuantos vueltos más vendrán, existe la posibilidad de que durante las últimas semanas del año el número de retornados aumente.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE