La Contraloría busca bloquear a la diputada electa Lucrecia Hernández Mack

COMPARTE

Créditos: Víctor Peña / El Faro

Por Andina Ayala

El 8 de diciembre de 2019, Lucrecia Hernández Mack, diputada electa al Congreso de la República por el partido Movimiento Semilla, informó a través de su cuenta de Facebook que la Contraloría General de Cuentas la incluyó en una denuncia espuria ante el Ministerio Público (MP) con la que se intenta impedir que tome posesión del cargo para el periodo legislativo 2020-2024.

No es la primera vez que la Contraloría General de Cuentas (CGC) investiga a la doctora Lucrecia Hernández Mack, lo hizo cuando fungía como titular del Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS) en el año 2016. En esa oportunidad como exministra logró solventar sin complicaciones dos procesos que la CGC investigó.

El 12 de agosto de 2019 la diputada electa Hernández Mack denunció a través de su cuenta de Twitter los ataques que estaba recibiendo de cuentas conocidas como netcenter. Para Mack, la disputa de una sola curul tienen un mensaje claro, los sectores que se aferran a la impunidad en Guatemala no están dispuestos a ceder un solo espacio.

El lunes 9 de diciembre, la diputada dio a conocer en sus redes sociales que los auditores de la Contraloría “brincándose las trancas”, sin seguir su propio reglamento o darle la oportunidad de presentar pruebas de descargo, la incluyeron en una denuncia “espuria”“ y que esta llegó directamente al MP.

Sobre este tema tuvimos una breve conversación con la diputada para entender las acciones que ella considera espurias:

PC: ¿Cómo se entera de la denuncia de la Contraloría General de Cuentas?

LHM: tuvimos información desde la primera vuelta de las elecciones, en junio de este año, sobre personas interesadasenbloquear la toma de mi curul, y que estaban tratando de presionar al contralor general, Edwin Salazar Jerez, para encontrar algún tipo de hallazgo de denuncia en mi contra. Se nos dijo que esto iba a ocurrir en noviembre y justamente la semana pasada el contralor me incorporó en una denuncia.

PC: ¿De qué trata la denuncia?

LHM: es una denuncia desordenada, hecha a la carrera e incompleta, porque se saltaron los procedimientos, que incluyen a ministros de salud anteriores, debido a la construcción del hospital de Villa Nueva en 2008, y que en la época del Partido Patriota (PP) se hicieron modificaciones en el contrato, en eso me están incluyendo a mí. Ahora que el Congreso integre la comisión calificadora de credenciales van a pedir como requisito el finiquito, el cuál yo había sacado en marzo, agosto y en noviembre de este año, pensando en que podrían solicitármelo. Sin embargo, van a decir que mi finiquito ya no tiene vigencia, precisamente porque la CGC puso esa denuncia en mi contra.

PC: ¿Será necesario el finiquito para finalmente tomar el cargo de diputada?

LHM: el finiquito es un requisito que se presenta para optar a la candidatura, es lo que dice el Tribunal Supremo Electoral (TSE), y también la Ley de Probidad. A pesar de ello, el cargo ya se adjudicó por parte del TSE y por los 211,000 votos que obtuvo mi candidatura. Los diputados electos gozan de todos los derechos, como el de antejuicio. La comisión calificadora del Congreso no debería pedir más que la credencial que ya nos ha entregado el TSE. Pensamos que si la comisión calificadora pide el finiquito será un pretexto para poner en cuestión mi cargo.

PC: ¿Cuándo y quiénes conforman la comisión calificadora de credenciales del Congreso?

LHM: Eso se hace a inicios de enero y debe ser integrada por los miembros de la comisión actual, que pueden ser Álvaro Arzú o Felipe Alejos. También debe tener representación de las bancadas electas. Si el plan zancadilla se consuma, sería tanto por la Contraloría, porque generó el hallazgo de manera irregular, ya que si pensaban que había algún delito, debieron enviarlo a asuntos jurídicos de la CGC, y después llevarlo al MP.  La Contraloría se prestó a la presión de los diputados corruptos para invalidar mi finiquito.

Foto: Víctor Peña / El Faro

PC: ¿Cuál sería la razón por la que algunos diputados se oponen a que usted no ocupe el cargo?

LHM: hay varias cosas, yo no me llevé bien con ellos desde que estaba en el Ministerio de Salud. No nos sometimos a las exigencias, ni nos prestamos a favorecer negocios. Algunos ya tienen animadversión desde esa época. Hay sectores en general, que no me quieren por ser parte de la familia Mack. El trabajo que hizo mi mamá (Myrna Mack), de investigar las violaciones a derechos humanos (durante la guerra) o el que ha hecho mi tía, Helen Mack, por buscar justicia que ha afectado a sectores conservadores. No les ha de gustar que una Mack llegue al Congreso.  Otros, tendrán temor de la fiscalización que podamos hacer desde el Congreso, tal vez en las compras del Ministerio de Salud, o construcción de obras.

PC: Recuperando lo que sucedió también con la candidata Thelma Aldana, podría hablarse de un ataque en contra de las mujeres del partido Semilla.

LHM: es una combinación de cosas. El caso de Thelma se debió porque ella metió a la cárcel a muchos corruptos. En mi caso, puede ser el miedo a la fiscalización que podamos hacer, más la trayectoria familiar. El hecho de haber tenido un puesto en la administración pública abre oportunidades para inventarse cosas. Hay una dimensión simbólica del ataque, por ser mujer, progresista, por ser de un partido como Semilla.  

PC: ¿Los políticos que están detrás de esto tienen suficiente poder para que usted no asuma al cargo?

LHM: tenemos que agotar cuestiones administrativas en la CGC, pero puede tomar mucho tiempo. Ante el MP soy la primera interesada en aclarar y que se sepa que la acusación es espuria. En el caso del Congreso esperamos que la comisión pida los requisitos que están en la Constitución, no así el finiquito.

Un cargo respaldado en 211,000 votos no debe desecharse por un “hallazgo” administrativo, de lo contrario habría que ver cuáles son los recursos legales para aplicar. Por otro lado sabemos de diputados que no han presentado su finiquito porque no lo exige la Constitución de la República. Al parecer Linares Beltranena es uno de ellos.

PC: ¿Cómo afecta esto al ejercicio democrático del país?

LHM: genera un gran cuestionamiento al TSE. Afecta a las personas que nos hemos postulado y afecta a las personas que votaron, porque se cuestiona y se socavan las reglas del juego electoral, político y democrático. Afecta a las personas que queremos jugar limpio.

PC: ¿Afecta esto al partido?

LHM: el partido no pierde la curul, pero se perdería una representación de mujeres en el Congreso.

PC: ¿En lo personal como la hace sentir esta denuncia?

LHM: me afecta, porque tomar la decisión de participar a una candidatura, requirió esfuerzo, tiempo de preparación que quedaría desbaratado. Se perdería una oportunidad, para hacer un trabajo de representación, control político y legislación que se ofreció durante la campaña y por el que la gente votó. Los corruptos no pueden salirse con la suya.

Autoría y edición

Antropóloga y corresponsal de Prensa Comunitaria, forma parte del equipo de investigación del proyecto Green Blood.

COMPARTE