En silencio, Guatemala recibe 3 migrantes centroamericanos en el marco del Tercer País Seguro

COMPARTE

Créditos: AP
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por David Toro

Sin haber informado de la programación de la nueva llegada de migrantes centroamericanos, este martes en la fuerza aérea fueron recibidos  dos hondureños y un salvadoreño provenientes de Arizona, en las próximas horas deben elegir si solicitar refugio en Guatemala o volver a su país de origen.

Este 3 de diciembre, arribaron dos hondureños y un salvadoreño, en un vuelo proveniente de Arizona, Estados Unidos, que además traía a más de 70 guatemaltecos deportados. Usualmente, Estados Unidos envía 6 vuelos semanales. Los centroamericanos que normalmente huyen de sus países por la desigualdad y la pobreza, ahora tendrán que elegir si se quedan en Guatemala, en una especie de limbo migratorio indefinido, para saber si Estados Unidos les otorga o no el estatus de refugiados o si toman la opción de ser devueltos a su país de forma voluntaria.

Si los migrantes optan por quedarse en Guatemala, será el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), el que se encargue de agilizar el trámite de solicitud de protección internacional. Pero si prefieren regresar a su país, será la Organización Internacional de Migraciones (OIM), la que se encargue de devolverlos en las próximas 24 horas.

En los últimos 15 días se suman los primeros cuatro migrantes centroamericanos que Estados Unidos envía a Guatemala, en el marco del acuerdo de Tercer País Seguro, el cual comenzó a funcionar irrespetando lo ordenado por la Corte de Constitucionalidad (CC), que pidió que antes de que este iniciara a funcionar tenía que ser ratificado por el Congreso y publicado en el Diario oficial.

Los anexos del acuerdo son desconocidos, a pesar de que el pasado 21 de noviembre, en la fuerza aérea, a la llegada del primer migrante, el ministro de gobernación Enrique Degenhart, aseguró que estaban en una prueba y que como ya estaba funcionando no tenían problema en dar a conocer los anexos. A pesar de ello, el propio embajador de los Estados Unidos, Luis Arreaga, aseguró que el convenio que habían echado a andar aún estaba en negociaciones.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE