Créditos: K’ech Marcelucía Pablo Pérez

Por Carlos Ernesto Choc

El 4 de octubre del 2019 en el municipio de Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango, a un costado del parque central, en la calle principal se realizó una danza sagrada en honor a la energía del viento (Naul Iq’).

A las actividades organizadas por el señor Fortunato Pablo, Jun Kanek se sumaron otros pobladores y fijaron el 4 de octubre como el día en el que conmemoran la danza sagrada en honor a la energía del viento. En esta misma se celebra el día de San Francisco.

Foto: K’ech Marcelucía Pablo Pérez

Después de 10 años de no realizar esta danza sagrada, despertó la preocupación y la necesidad en algunos pobladores, “debido a la fecha y el tiempo de crecimiento de la milpa, es importante pedirle al Nahual I’q que no sople muy fuerte para no perder el cultivo”, dijo Jun Kanek. Agregó que la causa de que se dejara de practicar la danza se debió a que algunas expresiones católicas y protestantes prohibieron su práctica.  

Según lo dijeron los guías espirituales en los meses de octubre y noviembre en Todos Santos Cuchumatán el viento sopla muy fuerte. Anteriormente, recuerdan, esta danza se realizaba al ritmo de una flauta y tambor, elaborado por los mismos abuelos en la región, y luego se incorporó la marimba. Según relatan los abuelos de la localidad esta danza tiene mas de 200 años y se práctica antes de los meses de octubre y noviembre. También se realiza una ceremonia maya antes de llevarse acabo.

Foto: K’ech Marcelucía Pablo Pérez

Anteriormente la danza se realizaba enfrente de la iglesia católica, pero las autoridades eclesiásticas no permitieron que se realizaran actividades que no estuvieran acorde al catolicismo.

En la danza se utiliza el machete, que representa la herramienta de trabajo y simboliza calmar la fuerza del viento o desviarla. En el mismo baile también se representa cuando el viento golpea muy fuerte, se cruzan dos machetes como forma de pedir que el viento se calme.

Foto: K’ech Marcelucía Pablo Pérez

En la recuperación del baile comenzaron 8 personas y luego se agregaron otras. Fue así como se llevó a cabo esta danza en honor al Nahual Iq’. Los guías espirituales y líderes de la población ven de mucha importancia esta danza ancestral ya que representa un diálogo con el Nahual. Los pobladores de la región junto a los organizadores esperan que cada año se practique esta danza y que se pueda realizar la danza para pedirle al Naual Iq’ que no pueda golpear y destruir la siembras en la región, especialmente la milpa.  

Autoría y edición

Periodista comunitario, Maya Q'eqchi. Criminalizado en 2017 por su labor periodística en El Estor Izabal.

COMPARTE