“Raquel Padilla Ramos no murió, la mataron”: historiadores en Sonora México

COMPARTE

Créditos: desInformemonos.org

Ciudad de México | Desinformeḿonos. La Sociedad Sonorense de Historia (SSH) organizó un homenaje dedicado a la etnohistoriadora y defensora del pueblo yaqui Raquel Padilla Ramos, asesinada por su pareja el pasado 7 de noviembre, en el que participaron familiares y amigos para exigir compartir anécdotas y recuerdos, exigir la Alerta de Violencia de Género en la entidad y llamar a los integrantes hombres de la SSH a reflexionar y hacer una autocrítica sobre su forma de entender y vivir la masculinidad.

“Raquel Padilla Ramos no murió, la mataron. Fue víctima de la violencia machista que niega a las mujeres el derecho a tomar decisiones sobre sus acciones y su vida; a Raquel le robaron la vida, despojándonos de sus luces, privando a sus hijos de la ternura que les prodigaba, y a sus estudiantes de la inspiración que les generaba, lo que nos frustra y nos llena de ira”, dijo Amparo Angélica Reyes Gutiérrez, presidenta Sociedad Sonorense de Historia.

Los asistentes repudiaron el feminicidio de Padilla Ramos, quien formaba parte de la mesa directiva del consejo de la SSH como vocal, así como recordaron que en lo que va del año al menos 98 mujeres han sido asesinadas en Sonora.

Al homenaje, realizado en el auditorio de la SSH en el que Padilla ofreció ponencias y conferencias, asistieron amigos, colegas y activistas para contar anécdotas sobre la vida de Padilla, sus investigaciones, sus luchas y sus estudios.

Autoría y edición

COMPARTE