Créditos: Comunitarios de San Juan Sacatepéquez

Por Rony Morales

Este viernes 22 de noviembre de 2019 desde las primeras horas de la madrugada, las autoridades indígenas junto a la población Maya Kaqchikel de las comunidades el Pilar I y el Pilar II se movilizaron desde las comunidades al parque central de San Juan Sacatepéquez.

La decisión la tomaron en asamblea, así caminaron para exigirle al alcalde municipal, Lázaro Pirir Equité, que deje de usurpar funciones al designar a personas afines a él  y nombrarlos como alcaldes comunitarios, incluso les entregó acreditaciones a pesar de que estas personas no fueron electas en las asambleas, declararon autoridades de la comunidad el Pilar I.

La marcha se ubicó frente al edificio del gobierno municipal, mientras tanto en la comunidad Pilar I esperaron la presencia del juez de paz del municipio y a la auxiliatura de la Procuraduría de los derechos humanos (PDH), para que la jueza realizara una exibición personal, luego que un grupo de encapuchados ocuparon por la fuerza la alcaldía indígena de esa comunidad.

Exigen que el Ministerio Público investigue la ocupación ilegal de los terrenos de varias familias, en los que trabajadores de la empresa cementera se instalan para ocuparlos, también buscan que se investigue las agresiones que se registraron por la ampliación de la carretera comunitaria sin el permiso de las autoridades indígenas en Pilar I Y II.

Foto: comunitarios de San Juan Sacatepéquez

Las demandas al gobierno municipal

El pueblo Kaqchikel de las comunidades el Pilar I y Pilar II exigieron al alcalde municipal, Pirir Equité, que respete a las autoridades indígenas y las decisiones de las comunidades. Además, denunciaron la presencia de grupos paramilitares, las agresiones de trabajadores mineros, la presencia de la cementera y la construcción de la carretera anillo regional por citar algunos.

“El alcalde municipal está usurpando funciones comunitarias al imponerles a las comunidades a personas como representantes sin ser electas, ocupando diferentes espacios a nivel municipal. No nos deja ejercer nuestro trabajo como autoridades indígenas electas en asamblea. Estas personas son trabajadores de la empresa San Gabriel, propiedad de Cementos Progreso. Por ese motivo caminamos y nos manifestamos en plaza central del municipio frete a la municipalidad”, afirmó una de las autoridades indígenas.

Los plantones en defensa del territorio

Son 10 las comunidades que desde el año 2016 realizan una resistencia pacífica, a través de un plantón permanente. Desde este espacio las autoridades de 10 de las 12 comunidades indígenas de San Juan Sacatepéquez reorganizaron el movimiento en rechazo a la empresa cementera y del anillo regional, con este proyecto las comunidades lograron detener su construcción, a varios kilómetros cerca de la Planta San Gabriel.  

Según las autoridades indígenas, a partir de octubre un grupo de trabajadores de la cementera han intentado en las aldeas Pilar I y II, ampliar la carretera comunitaria sin el permiso de la comunidad y de las autoridades indígenas, como resultado de la ampliación tres vecinos de la comunidad resultaron heridos por golpes, de los cuales se hospitalizó a Laura Pirir e Israel Águila, y una tercera persona herida de quien no se conoce el nombre.

Con la maquinaria aparecieron unos supuestos alcaldes comunitarios, autonombrados por la Municipalidad de San Juan Sacatepéquez, de los cuales ambas comunidades desconocieron su nombramiento.

Autoría y edición

COMPARTE