La estocada final: aprueban ley para ablandar penas a criminales confesos

COMPARTE

Créditos: Plaza Pública

Por David Toro

Con un Congreso extrañamente lleno y trabajando hasta altas horas del día, el 12 de noviembre los diputados lograron aprobar la ley de aceptación de cargos, esta ayudará a aquellos delincuentes que acepten su delito y así recibir una reducción de hasta el 50% de la pena original.

En los últimos meses de 2019 el pleno del Congreso había lucido vacío, con sesiones plenarias que no superaban los 90 a 95 diputados presentes, de los 160 que conforman el legislativo. Para sorpresa de muchos el pasado martes 126 legisladores estuvieron presentes, pero no fue casualidad, en la agenda estaba la votación definitiva de la Ley de Aceptación de Cargos que beneficiará a criminales que se declaren culpables.

El próximo 14 de enero de 2020 finaliza la actual legislatura y 110 diputados perderán su inmunidad. Muchos de ellos tienen procesos penales pendientes, otros tienen familiares o amigos prófugos de la justicia por diferentes delitos que van desde tráfico de influencias hasta lavado de dinero.

Esta iniciativa de reforma al código procesal penal fue presentada por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en julio del 2017, con el objetivo de crear un mecanismo que agilizaría los procesos penales, pero cuando la iniciativa llegó al Congreso, se creó una comisión específica para examinarla, presidida por el diputado Manuel Conde del Partido de Avanzada Nacional (PAN), quienes plantearon enmiendas que cambiaron el sentido original de la ley y así beneficiar de manera desproporcionada a los criminales que acepten su culpabilidad. Hace un año, la Comisión Internacional contra la impunidad (Cicig) advirtió sobre la posibilidad que la ley se convertiría en un mecanismo de impunidad.

¿Qué contiene la nueva ley?

La ley aprobada ayer, con 81 votos a favor, sufrió varios cambios a la idea inicial de la CSJ. En un inicio se había planteado que la reducción de la pena fuera del 33% del total, pero los diputados aprobaron una enmienda que beneficiará a quien confiese en cualquier etapa del proceso penal hasta con un 50% de la pena total de ese delito. Además, los diputados aprobaron otra enmienda que permitirá que estos cambios entren en vigor un mes después de su aprobación.

En la idea inicial presentada por la CSJ, aquel que aceptara los cargos debería indemnizar al Estado o a la víctima del crimen cometido, sin embargo, los diputados incluyeron una reforma para que los criminales confesos puedan firmar un convenio de pago donde no se especifica los plazos ni las cuotas mínimas.

Los delitos que no aplican son el genocidio, desaparición forzada, parricidio, asesinato, abusos sexuales, narcotráfico, ejecución extrajudicial y tortura.

UNE y FCN-Nación claves para la aprobación

A pesar de que los diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y del Frente de Convergencia Nacional (FCN), protagonizaron una división sobre el tema de la aprobación del presupuesto al medio día del martes, por la tarde si existió un acuerdo entre estas dos bancadas para aprobar la ley de aceptación de cargos, pues de los 81 votos, 21 integrantes de FCN votaron a favor de la iniciativa, entre ellos Estuardo Galdámez, quien tiene tres procesos de antejuicio pendientes, y de parte de la UNE 18 diputados apoyaron la reforma.

La ley podría entrar en vigor pronto, ahora todo depende del presidente Jimmy Morales, él debe dar su aprobación, luego será publicada en el Diario de Centroamérica y esta nueva ley que hizo trabajar a los diputados hasta tarde el martes, estará funcionando antes de que ellos finalicen su mandado legislativo.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE