Créditos: Rony Morales

Por Rony Morales

En los últimos 20 años el Centro Comunal de Patzún (CECOPA) estuvo en manos de personas que usaron a su antojo el espacio físico y el nombre de la organización para lucrar de manera individual. El cuestionamiento hacia esta práctica, llevó a los patzunecos a escoger una nueva directiva.

Se organizó un movimiento por la recuperación del CECOPA. Producto de este proceso se eligió a una nueva junta directiva en asamblea comunal, son 16 hombres y mujeres que están luchando por la recuperación de un espacio que nació con un carácter comunitario. En este proceso han sido criminalizados y acusados por los delitos de allanamiento con agravaciones específicas, coacción y usurpación agravada en el Juzgado de Primera Instancia Penal del departamento de Chimaltenango.

Sobre este y otros temas entrevistamos aSandra Xinico Batz, lideresa k’akchikel de Patzún, antropóloga y nueva presidenta de CECOPA.

PC: cuéntanos un poco sobre la historia del centro comunal de Patzún

SX: el Centro Comunal de Patzún (CECOPA), surgió a partir del terremoto de 1976. Varias vecinas y vecinos, junto con instituciones locales, iniciaron la construcción de esta iniciativa para que el centro comunal pudiera contribuir a la reconstrucción del pueblo, ya que fue bastante afectado por el terremoto de ese año.

La idea entonces era que el centro comunal pudiera contribuir a la reconstrucción social, económica pero también emocional de nuestro pueblo. Porque cuando se empieza a construir esa institución dentro de sus objetivos indica que CECOPA tendría también que ser parte de la reconstrucción de la memoria histórica. Habla incluso de la creación de un museo comunitario, de contribuir también al fortalecimiento de nuestra identidad K’akchikel, a la práctica de la espiritualidad maya, y por eso esta institución desde su naturaleza surge con naturaleza comunal, ha sido colectivo, así fue como se construyó.

Durante el conflicto armado interno, parte de las personas que estuvieron en su construcción fueron desaparecidas y consideramos que ha sido parte también que el centro comunal iba a cumplir un papel importante en la organización comunitaria, porque Patzún ya no tiene autoridades indígenas desde ya hace varios años. La forma municipal fue la única manera en que el pueblo K’akchikel tuvo participación, así fue asumiendo o fue involucrándose prácticamente en el gobierno municipal.

Según como se forma el centro comunal se indica que no puede vincularse con partidos políticos, pero sí habla de la participación política-organizativa. Y toda esta parte comunitaria de organización ya no se desarrolló en estos últimos veinte años. Se empezó a generar una práctica de dar prestamos a las personas, ellas dejaron empeñadas sus escrituras y por unos cuantos quetzales perdieron su tierra y las personas que estaban dentro de la junta directiva lo único que hacían era rotarse los puestos durante estos años y lo que terminaron haciendo fue apropiarse de las tierras de las personas que por necesidad se acercaban a pedir préstamos.

Entonces, este dinero que se fue generando, que prácticamente es usura, fue lo que hizo que CECOPA fuera un lugar rentable económicamente para las personas y por eso observamos que se aferraron a estos espacios, que no están dispuestos a dejarlos porque ahí han encontrado una forma de agenciarse de dinero. De lo contrario cuando sabemos que damos nuestro servicio comunitario no nos pagan por esto, nosotros incluso damos nuestro propio dinero para nuestras reuniones, para las gestiones que hacemos. Entonces, el servicio comunitario en realidad es un esfuerzo que las personas hacemos para dar lo que sabemos hacer al servicio de nuestra comunidad y por eso vemos que cuando las personas ya empiezan a generar dinero, eso ya se aleja completamente de dar un trabajo comunitario y por eso las personas empiezan a aferrarse a los puestos, ya no quieren democratizarlos, abrirlo, transparentarlos y eso es lo que ha ocurrido en el centro comunal.

Y por eso nosotros ahora vemos que trabajar por una institución comunal, sin esperar nada a cambio, es un compromiso, un esfuerzo, es un sacrificio que damos y que no tiene que ver directamente con ver al centro comunal como un lugar donde vamos a generar dinero, o donde vamos a generar poder si no que al contrario, esto implica un esfuerzo de las personas. El hecho de que otros quieran regresar a la fuerza lo que indica es que este espacio le será rentable, y que por eso ahora no quieren permitir que el pueblo tome las riendas de este lugar.

PC: ¿cuál es el papel de la municipalidad en el caso del CECOPA?

SX: al principio la municipalidad no quiso involucrarse. Nosotras quienes estuvimos dentro de la junta directiva provisional, que fue un órgano que se creo para restablecer todas las representaciones y volver a conformar la asamblea y elegir una nueva junta directiva y un nuevo tribunal de honor, estuvimos insistiendo en varias ocasiones para que la municipalidad interviniera como intermediaria para que esta situación se resolviera localmente. Lastimosamente la municipalidad nos respondió en distintas ocasiones manifestando que no querían involucrarse porque ellos respetaban que CECOPA era un ente con personería jurídica que debía resolver sus problemas y que ellos no iban a intervenir.

A pesar de que insistimos que ellos fueran intermediarios para mantener el diálogo para poder resolver esta situación de forma comunitaria, nos indicaron que no iban a involucrarse y que iban a esperar, a ver como transcurría esta situación, para luego ver como intervenían o no. Pero nuestra sorpresa fue que a principios de este año, en una de las audiencias que tuvieron nuestras compañeras y nuestros compañeros nos dimos cuenta que ellos solicitaron ser querellantes, pero el juez determinó que iban a ser agraviados.

Entonces la municipalidad esta como agraviada. Quieren recuperar el terreno porque es de propiedad comunitaria, y porque esta situación al parecer les afecta.

Cuando se fundó el centro comunal y según los estatutos, siempre tenía que tener relación con la municipalidad, y así lo hizo. Pero ya en estos últimos 20 años la municipalidad no solo no se relacionó sino que también, no reaccionó ante las distintas solicitudes que se le hicieron, para que interviniera, y que a través de ellos se pudiera tener acceso a la información que manejaba la anterior junta directiva para saber sobre sus recursos y administración.

La municipalidad fue la responsable de que ese lugar estuviera abandonado por muchos años. Fue hasta que autoridades de nuestra comunidad y vecinas y vecinos se organizaron para recuperar el espacio y ahora se le ha dado ese espacio al ministerio de educación que necesitaban un lugar donde funcionar. La municipalidad en realidad nunca hizo nada para que este espacio se revitalizara.

Entonces, nos preocupa porque el hecho de que los terrenos comunitarios y los bienes comunales estén en manos de las corporaciones o las municipalidades a nosotros como pueblo no nos beneficia de ninguna manera; al contrario. Estamos perdiendo la potestad de administrarlos y tenerlos bajo nuestro resguardo y por eso la municipalidad lo que esta haciendo ahorita incluso es invertir los recursos de nuestro pueblo para pagar a los abogados, para pagar a sus asesores quienes son los que nos están criminalizando y son quienes les acompañan a todas las audiencias y ese dinero sale de los mismos recursos de nuestro pueblo.

Recuperación del Centro Comunal de Patzún (CECOPA)

#Chimaltenango Sandra Xinico antropóloga, mujer maya K'akchikel y lideresa comunitaria cuenta sobre la recuperación del Centro Comunal en Patzún, sus integrantes fueron electos en asamblea comunal, son hombres y mujeres que están luchando espacio que nació con un carácter comunitario pero que, con el paso de los años fue cooptado y usurpado por individuos que empezaron a lucrar con las instalacionesInformación Rony Morales Edición Estuardo Tunche

Posted by Prensa Comunitaria on Sunday, November 3, 2019

PC: ¿cuáles son los beneficios del centro comunal a la población?

SX: son varios beneficios. En principio los estatutos indican que CECOPA tiene que beneficiar en materia económica, política, cultural, histórica y social. Cuando hablamos de la parte política implica que tiene que ser un espacio que promueva la organización comunitaria, que también sea un lugar donde las personas puedan acercarse, las organizaciones no lucrativas, los consejos, las organizaciones de mujeres, de jóvenes, que siempre hemos tenido la necesidad de tener un lugar donde reunirnos.

Entonces, CECOPA además de tener vínculos con la municipalidad y cuando hablo de que tiene relación con las instituciones locales, pues si, puede contribuir mucho a la solución de nuestros problemas locales y porque no pensarlo también a contribuir que busquemos soluciones a los problemas que tenemos en el país. Que sea un lugar de reflexión, de participación política organizativa para que también ahí haya formación de jóvenes, de mujeres, de las personas de nuestro pueblo.

También indica que tiene que aportar a la formación de las personas de Patzún, para que se formen en otras capacidades que les permita crear sus propios proyectos o a la recuperación de saberes propios, como antes lo hacían cuando se daban capacitaciones sobre medicina maya. Actualmente en CECOPA se ubica un centro ceremonial, por lo tanto, desde ahí  se puede contribuir a la reconstrucción de nuestra memoria histórica, de nuestra identidad, también de algua forma ir quitando esos estigmas que existen todavía sobre la práctica de la espiritualidad maya y generar reflexiones sobre el racismo, la discriminación, sobre el contexto nacional y también habla de la creación de un museo comunitario, porque las ideas para el centro comunal  también son que sea un referente del arte, de la cultura de nuestro pueblo, de las manifestaciones propias como pueblo originario K’akchikel que hemos habitados este territorio por miles de años.

PC: el centro comunal como espacio para conocer la historia

SX: aquí hay mucha historia. Tenemos centros ceremoniales, todavía tenemos restos de las ciudades antiguas de nuestros ancestros, hemos estado aquí por mucho tiempo, pero esa historia no la conocemos.

Por lo tanto, CECOPA podría y debería contribuir a que esa historia se conozca, se documente y  fuera un referente para las personas, para saber de dónde venimos y cómo se construyó, como es que ahora somos un municipio, cual fue la historia de su creación. También durante la colonia como funcionó la casa real y ahí prácticamente cuando se da la colonización y que prácticamente se nos impone la religión católica y la creencia en el Dios cristiano, sabemos que hubo una transformación.

Para nuestros pueblos el hecho de asimilar la religión católica fue una forma de resistencia y a través de las imágenes o de los santos se guardo mucha historia, y que por eso es que CECOPA también fue una casa anteriormente. La casa real, era un lugar donde se resguardaban los santos. Las personas hacían incluso turnos para cuidar la casa, donde funcionaron instancias que la colonia fue lo único que permitió o dejo espacios para los pueblos originarios en el caso del pueblo K’akchikel de Patzún.

Autoría y edición

COMPARTE