Santa María Tzejá denunció un extraño operativo de la fuerza Chortí en su comunidad

COMPARTE

Créditos: santa maría
Foto: Santiago Boton

Por Nelton Rivera

21 de octubre 2019

El 19 de octubre las fuerzas combinadas –policía y militares- de la fuerza Chortí llegaron a la comunidad de Santa María Tzejá, ingresaron a bordo de varios vehículos Jeep J8. A los vecinos de la comunidad les tomó por sorpresa que llegaran tantos vehículos militares, fue en ese momento que los vecinos decidieron hacerles el alto y preguntarles sobre el motivo de la incursión pero las respuestas del oficial a cargo dejaron más dudas que certezas. Estos polémicos carros blindados fueron entregados por los Estados Unidos para el combate del narcotráfico.

La fuerza combinada supuestamente buscaba una pista clandestina, usada por el narcotráfico en el área, pero al mostrar los mapas de la ubicación de la pista no coincidían con el área de la comunidad de Santa María Tzejá, frente a este cuestionamiento, el oficial al mando del operativo afirmó que ellos solo reciben órdenes y que estas acciones forman parte del estado de sitio. Lo irónico de la respuesta es que Ixcán no forma parte de los 22 municipios bajo esta medida. Para el asombro de los vecinos, militares y policías solo llegaron al lugar y tomaron fotografías de una de las cascadas del río que recorre la comunidad. El periodista Santiago Botón estuvo presenten durante el operativo de la fuerza Chorti y documentó la presencia de los vehículos militares.

A continuación reproducimos el pronunciamiento realizado por la comunidad de Santa María Tzejá:

Posicionamiento de la comunidad

La mayoría de los habitantes de la comunidad, no tenemos temor de que nos sorprendan con ilícitos y tampoco nos oponemos al trabajo de las instituciones del Estado, pero si molesta cuando no se llevan o encuentren ilícitos concretos mientras violan la autonomía comunitaria injustificadamente y se ignoran a las autoridades comunitarias, quienes son los principales responsables de informarse a primera mano sobre lo que podría existir o lo que ocurre en la comunidad.

Sobre todo, molestan las insinuaciones en una comunidad que ha brotado sobre las cenizas del genocidio de los años 80, cuando la condena reciente del hermano del presidente de Honduras, declarado culpable en Estados Unidos por narcotráfico, deja al descubierto dónde están y quiénes son los delincuentes y narcotraficantes de la región. En el caso de Santa María Tzejá, fue un operativo que genera muchas suspicacias, porque en primer lugar, no se encuentra en los 22 municipios en estado de sitio; las versiones de los agentes difieren una tras otra; algunos, decían que buscaban una pista clandestina, otros, que les informaron sobre un sembradío de mariguana, que las coordenadas de la pista clandestina no estaban claras en el mapa, por eso los superiores ordenaron realizar un rastreo en el área y que el municipio podría ser una guarida para quienes huyeron de los departamentos donde está vigente el estado de sitio.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE