Rony Méndez Caal, alcalde de El Estor Izabal: ¿El rostro de un municipio o el de una empresa?

COMPARTE

Créditos: photo_2019-10-03_11-51-59
Fotografía David Toro

Por Andina Ayala

Para Solway y para los gerentes de la Compañía Guatemalteca de Níquel CGN en El Estor no existe presencia del Estado ni del gobierno municipal, porque ellos como minera son el estado.[1] Rony Méndez Caal es el “alcalde” de este municipio y sus actuaciones confirman la dicho por la minera. Este municipio forma parte de los 22 que se encuentran bajo estado de sitio desde el 4 de septiembre, con restricciones de las garantías constitucionales de la población q’eqchi, la CGN tiene una suspensión de operaciones por orden de la Corte de Constitucionalidad, pero esta sigue operando en completo de desacato.  

El alcalde estoreño Méndez Caal, llegó al puesto edil a los 38 años de edad, es conocido como profesor de educación primaria, originario de El Estor Izabal. Se dio a conocer con la gente entre otras cosas, porque su hermano Rigoberto Méndez Caal, estuvo involucrado en la recuperación de territorios. El alcalde asegura haber trabajado en ONGs. Según vecinos antes de ser alcalde no tenía nada, inclusive debía dinero a otros vecinos: “ni como alcalde les ha pagado. Ahora tiene tres carros nuevitos, del año y un carro blindado“. Comentó un vecino quién pidió no revelar su identidad.  

A inicios de mayo de 2017, el alcalde fue acusado de amenazar a los agentes de la sub-estación de la policía -en especial al oficial-, de agredir “a puntapiés a los agentes y los amenazó con llamar a un grupo de pobladores para incendiar la sede policial”.

En la tarde del 27 de mayo de 2017 un grupo de desconocidos incendiaron la sub-estación policial, también su casa fue presuntamente quemada por el mismo grupo. Todo después de que el Gobierno rompiera el dialogo con la Gremial de Pescadores Artesanales, a medio día la manifestación de pescadores fue reprimida por los antimotines y asesinado Carlos Maaz de la gremial.

Este año ubicamos que tiene otra casa al lado de la primera –que aun registra las marcas del fuego-. Ambas residencias circuladas para impedir su visibilidad, especialmente la casa nueva, con muros de concreto muy elevados y fuertes portones de metal. “Antes no se le conocía que tuviera ni un terreno y ahora incluso se le ha visto portando arma de fuego.” Agregó nuestra fuente. 

Rony Méndez, habría intentado ser alcalde municipal por ocho años. La primera vez, en 2008, participó como candidato a la alcaldía con el partido Unión del Cambio Nacional (UCN). En 2011 con el partido Libertad Democrática Renovada (LIDER) y en el año 2015 se hizo acompañar del partido político Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), para quienes ganó la silla municipal (2016-2020). En opinión del periodista Carlos Choc, el partido UNE tiene mucha popularidad en el municipio, por el apoyo a Sandra Torres “quien lanza su candidatura con ellos, es casi seguro que gana”.

En las elecciones de este año, el funcionario intentó reelegirse volviendo a los brazos del partido UCN sin conseguirlo. Algunos pobladores manifestaron su descontento porque no cumplió con el pago de votos, según ellos era de 200 y 500 quetzales. El alcalde aposto por el partido del narcotraficante Mario Estrada, detenido en plena campaña presidencial 2019 por la DEA en los Estados Unidos, según la DEA Estrada entregaría dinero del cartel de Sinaloa  a todas sus estructuras departamentales para la campaña, Rony Méndez forma parte de ese partido.

En la etapa de segunda vuelta, hizo proselitismo para el partido de Alejandro Giammattei,  en un vídeo publicado en sus redes mencionó que esperaba obtener, una secretaría, un ministerio, o cualquier puesto que le quisieran dar.

Una gestión lúgubre

Los incidentes alrededor del alcalde de El Estor, pueden cuantificarse desde el principio de su gestión en 2016. Un vecino recuerda que el alcalde tuvo varios problemas serios con los comunitarios . También retuvo los salarios de los empleados municipales, una vez por tres meses como coerción “para hacerlos firmar contratos temporales”.

En 2017, año en que la relación entre comunitarios y la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN-Pronico) llegó a su quiebre debido a la contaminación y al coloramiento rojo del lago de Izabal. El alcalde en sus discursos se posicionó abierto hacia los pescadores y sus exigencias. Esto quedó documentado en un acta municipal de abril de ese año. Acordaron constituir una comisión que daría seguimiento a la contaminación del lago. Asimismo, se plantearon verificar el daño de las carreteras que provocaba el peso de las góndolas que transportan tierra, mena y minerales de las empresas Mayaníquel y la transnacional Solway, operada por CGN y Pronico.

En esas reuniones representantes de las microrregiones del municipio, tenían voz y se discutía el papel de la empresa ruso-suiza. En el acta se hizo saber que: “CGN-Pronico, ofreció reunirse cada mes (…) en una mesa en junio del año dos mil dieciséis y a la fecha no ha habido acercamiento y en cuanto al listado de proyectos no se ha hecho ninguno, eso indica que no hay proyección social a traves de la empresa”.

El Consejo Municipal de Desarrollo (COMUDE) iría a la cabeza en la investigación. Además en dicha acta, se reconoció que a todos les preocupaba el fenómeno, incluido al mismo alcalde municipal, quien dijo: “la empresa CGN/Pronico debe dejar de ingresar para hacer la inspeción, de lo contrario se hará por la vía judicial, a través de un juzgado de narcoactividad y delitos contra el ambiente”, esto a partir de la insistencia del médico y director del CAIMI de El Estor.

Uno de los integrantes del COMUDE en una entrevista realizada en noviembre de 2018, expresó que el actual alcalde se dedicó a obstruir en las reuniones del consejo cualquier tema que tuviera relación con la compañía de níquel.

Debut y despedida

Entre abril y mayo de 2017, se desarrollaron dialogos para atender las demandas de los pescadores. Hay que recordar que en esas demandas subyacía el nombre de CGN-Pronico. La mesa que convocaba al gobierno central, local y la gremial de pescadores fue escueta y parecía querer romperse sin siquiera haber escuchado a la gremial.

La organización pesquera fue frenada después del 27 de mayo de 2017 cuando en lugar de la mesa de diálogo de alto nivel, se desencadenó una manifestación que terminó siendo reprimida por una desproporcionada cantidad de antimotines, radio patrullas y policías.

El papel del alcalde no ha dejado de ser determinante después del 27 de mayo. Él personalmente asume el rol de denunciante en contra de los directivos de la gremial y dos periodistas de Prensa Comunitaria que reportaron el asesinato de un pescador en dicha manifestación, luego la compañía de níquel y el Ministerio Público de Morales se encargaron de llevarlos ante los tribunales.

La criminalización de los periodistas, supuso para el alcalde un año 2018, sin sobresaltos y con menores críticas, a excepción de las comunidades. Lo mismo sucedió con las manifestaciones en el casco urbano porque los directivos de los pescadores se encontraban en procesos judiciales o detenidos en la penitenciaria de Puerto Barrios.

Conferencia de prensa junto a la Compañía Guatemalteca de Níquel CGN.
Fotografía Prensa Libre.

El alcalde de la mina

El romanticismo del alcalde hacia la minera se mantuvo durante todo el año 2019, pero afloró el 18 de julio, cuando la Corte de Constitucionalidad (CC) dictó a favor de la gremial de pescadores un amparo de suspensión provisional para la licencia Fénix de CGN-Pronico.  

El 19 de julio se levanta un acta en la municipalidad de El Estor, en la que el alcalde solicita al Concejo Municpal su respaldo hacia la minera, argumentado que hay 900 trabajadores del municipio y que la suspensión afecta la economía. Desmintiendo a la compañía de níquel, que a través de varios campos pagados ha dicho que dan trabajo a 3 mil personas –trabajadores y colaboradores- en El Estor.

El 25 de julio se levanta un acta en la que el alcalde desmiente de nuevo a la CGN y lamenta: “que sin medir las consecuencias, le prenden fuego a doce unidades del transporte pesado, que se dedican a trasladar el material de la empresa CGN-Pronico hacia el puerto Santo Tomas de Castilla”. Hay que comprender que la causa de ese incidente, fue que una de las góndolas atropellará a un señor y enviará gravemente herido a su hijo. Todo ello, en el contexto de la suspensión temporal de labores de CGN-Pronico, ese mismo día la compañía de níquel negó que fueran sus góndolas.

Este último suceso, ha inspirado al alcalde Rony Méndez a publicar una serie de opiniones en contra de manifestantes y liderazgos locales.  En la misma acta se dijo que tenían más 3 mil firmas de vecinos, que pedían que se interviniera el municipio “para que ya no se permitan los bloqueos (…) se frene ese el flagelo.”

En septiembre cuando se impuso del estado de sitio en el departamento de Izabal, el jefe edil, declaró en sus redes sociales lo complacido que se sentía y aprovechó para señalar a organizaciones de derechos humanos de incitar a la violencia y de manipular a “supuestos líderes.” Su postura hasta la fecha es apologética hacia el estado de excepción y hacia la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN-Pronico) de capital ruso-suizo.

Los problemas locales en El Estor continúas, faltan drenajes, alumbrado eléctrico, mejor equipamiento en el CAIMI para la atención médica, hay escasez de agua en varias comunidades y barrios, incluso la continuidad de la extracción de níquel que realiza la compañía sobre la montaña de Barrio Nuevo pone en riesgo el nacimiento de agua que abastece a cuatro comunidades, el alcalde simplemente se desentiende de estos problemas.


Acta Municipal en rechazo a la suspensión de la licencia Fénix y de apoyo a la Compañía Guatemalteca de Níquel

[1] Declaraciones de Maynor Álvarez, gerente de asuntos comunitarios de la Compañía Guatemalteca de Níquel CGN. Julio de 2019.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE