Presidenta de Centro Comunal de Patzún criminalizada por recuperar la institución y desafiar a su vieja directiva

COMPARTE

Créditos: cecopa
Foto: CPO

Por Rony Morales

9 de octubre 2019

Desde el 4 de noviembre del 2018, la lideresa Sandra Xinico junto a la población organizada del municipio de Patzún, Chimaltenango, se encuentra luchando por la recuperación del Centro Comunal de Patzún (CECOPA). Por esta razón está siendo acusada junto a 15 personas por los delitos de allanamiento con agravaciones específicas, coacción y usurpación agravada en el juzgado de primera instancia penal del departamento Chimaltenango.

Las 16 personas que forman la actual junta directa de CECOPA iniciaron su lucha por la recuperación del espacio comunitario porque desde hace mucho tiempo ha estado e manos de las mismas personas y miembros de la diferentes administraciones municipales. En el centro estos sectores buscan asegurar silenciar las voces y las luchas comunitarias que buscan el beneficio de  la población.

Para las actuales autoridades elespacio comunitario ha estado cooptado y usurpado por individuos que empezaron a lucrar con las instalaciones. Durante el tiempo que estuvieron no trajuderon su gestión en beneficios para la población. En los últimos 20 años el centro comunal estuvo en manos de personas que usaron a su antojo el espacio físico y el nombre de la organización. En la actualidad la anterior junta directiva no permite que los nuevos representantes electas en asamblea tomen posesión.

En la búsqueda por mantener el control de la organización la ex junta directiva del Centro Comunal integrada por Narciso Ranqueq y Mariano Xinico no ha permitido el acceso a las instalaciones con la intención de seguir utilizandolas para beneficio propio. Tal es la voluntad de mantener el control y evitar la organización comunitaria que fueron más lejos, demandaron ante el Ministerio Público (MP) a las autoridades electas.

Foto: CUC

 “Debido a esto denunciaron a 15 de nuestras compañeras y compañeros, de los cuales 13 fueron ligados a proceso penal en abril de este año, los otros dos tendrán audiencia de primera declaración la próxima semana junto a mi, ya que hoy confirmamos que el Ministerio Público (MP) amplió la denuncia y me han incluido en el grupo que fue denunciado por usurpación, allanamiento, coacción y otros delitos”, comentó Xinico.

La criminalización de la cual es objeto Sandra Xinico es un proceso de desgaste que se traduce en pérdida de recursos y tiempo, debido a que los procesos son sumamente lentos, evidenciando errores en el sistema penal. Además, porque el sistema de justicia no comprende las dinámicas de organización comunitaria.

En enero de este año, Sandra Xinico fue electa como presidenta de la junta directiva, ella junto a 15 personas más conforman la junta directiva que buscan  recuperar el CECOPA. Ellas y ellos se han planteado reorganizar, reconstruir  y recomponer el camino de la Casa Comunal, para recuperar el trabajo comunitario que fue una práctica del pueblo kaqchikel.

Para el lunes 23 de septiembre estaba prevista la audiencia pero se suspendió debido a un error en la agenda del juzgado y se reprogramó para el 23 de octubre del presente año.

“No puedo imaginar todo lo que nuestras hermanas y hermanos tienen que vivir, toda esta criminalización desde la cárcel en donde el sistema racista quiere refundirnos para quitarnos del camino y seguir despojándonos”, concluyó Xinico.

CECOPA es propiedad de la población patzuneca, desde su recuperación desde noviembre de 2018, se han realizado auditorías y diferentes acciones para dar vida al espacio que desde tiempo de Justo Rufino Barrios fue cooptado por alcaldes a favor de las familias ladinas poderosas del país, con el objetivo de debilitar la autonomía del pueblo Kakchikel.

Autoría y edición

COMPARTE