Créditos: latinoamérica
Foto: prensa-latina.cu

Por Fabián Campos Hernández*

5 de octubre 2019

Hablar de América Latina como región siempre es un reto. Las diferencias de territorio, clima, grupos humanos, culturas, las propias formas en que cada uno de los países que la conforman se ha ido construyendo a lo largo del tiempo, así como los nacionalismos y chauvinismos dificultan su representación en una unidad homogénea.

América Latina contiene al mismo tiempo una serie de rasgos que enlazan las historias de los distintos países y las distintas culturas que habitan este territorio hasta constituir una unidad que hacen de cada uno de los latinoamericanos seres distintos y distintivos con respecto a otras identidades en que se divide el mundo pasado, presente y futuro.

Sin embargo, América Latina no es algo terminado. Esta región no está definida de una vez y para siempre a partir de su historia. El acontecimiento contingente puede estar determinado por el pasado, pero contiene al mismo tiempo la lucha para cambiar aquello que nos problematiza como latinoamericanos. Y, al mismo tiempo, expresa la resistencia y rebeldía para mantener y profundizar aquello que nos permite vislumbrar la quimera del sueño de Bolívar y Martí.

La presentación y representación de esta dualidad compleja es el objetivo de esta columna. Nos proponemos encontrar cada semana ese espejo enterrado en las playas del tiempo, reconocernos únicos en la imagen que nos regala el diario acontecer y proyectarnos semejantes en las luchas y debates para construir el futuro de la Matria Grande. Para cumplir este cometido, cada semana se propondrán ocho sucesos de manifiesta importancia. No se tratará de dar a conocer simplemente noticias sino de proponer líneas y preguntas a partir de ellas, apostándole a que el lector puede acceder a información adicional y pensar sus propias argumentaciones y reflexiones sobre los temas propuestos.

Como las perspectivas y los objetivos son distintos, el lector encontrará cada semana un espacio dividido en tres partes. A continuación procedemos a describirlas brevemente.

El espejo enterrado

Este apartado presentará acontecimientos relevantes de la historia regional. El conocimiento y rememoración de hechos de estos dos siglos de vida fragmentada en Estados nacionales, pero también de aquellos sucesos del periodo indígena, busca recorrer nuestras raíces. No se trata simplemente de una conmemoración o de la acumulación de datos y fechas sino de reflexionar sobre aquello que nos determina y configura como latinoamericanos.

Lograr establecer los puentes entre el pasado y el presente será un ejercicio constante entre el autor y sus lectores pues no se trata de formular de manera unilateral las explicaciones ni de dejar asentado de manera definitiva una forma única de entender los acontecimientos. Antes bien lo que se busca es crear una comunidad imaginaria donde se discuta y la palabra muerta de la historia se vuelva antorcha que ilumine el actuar en la cotidianeidad.

La viviente suma total del pasado

Esta sección está nombrada con la definición que del presente que hizo el historiador inglés Thomas Carlyle. En ella se tratarán las notas relevantes de la semana que marquen el rumbo de las principales coyunturas regionales. Política interna, debates políticos, sociedad, economía, relaciones interlatinoamericanas, relaciones globales serán, entre otros, los ejes de este apartado.

Cada una de las viñetas propuestas para su discusión estará aderezada con comentarios puntuales del autor, los que, además de señalar el punto de vista de quien esto escribe, son los pretextos para iniciar la discusión entre el autor y usted amable lector.

Surcos al futuro

Esta última parte presentará noticias de luchadores sociales, pueblos en resistencia e innovadores latinoamericanos que con su trabajo constante abren nuevos caminos hacia la construcción de un mundo diferente. Su misión en poner ante el lector esas nuevas rutas que interpelen nuestra acción cotidiana y lograr la socialización del conocimiento que se pueda utilizar en nuestro día a día para cambiar nuestro entorno.

Como su nombre lo indica, cada colaboración tendrá ocho viñetas distribuidas entre las tres secciones. Pretenciosamente le hemos puesto las ocho de ocho en referencia al término de la labor periodística que califica a las noticias más importantes como de “ocho columnas”, es decir de primera plana. Esperamos que la selección arbitraria que iremos proponiendo semana a semana se pueda ir depurando con los comentarios y reflexiones de los lectores.

Para lograr lo anterior hemos abierto un correo electrónico de esta columna para que se convierta en un espacio de intercambio entre autor y lectores. El correo es el siguiente [email protected].

Dicho esto no me queda más que agradecer el espacio abierto en este medio y a aquellos que me acompañen en el ejercicio de construir semana a semana la Matria latinoamericana.

*Fabián Campos realizó sus estudios de licenciatura, maestría y doctorado sobre Historia de América Latina en la UNAM y es profesor de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Fuente: http://www.lajornadadeoriente.com.mx/tlaxcala/las-ocho-de-ocho-latinoamericanas/#.XZcf5jgM3BY.whatsapp

Autoría y edición

COMPARTE