Créditos: ecuador protestas2
Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Por Fabián Campos Hernández

18 de octubre 2019

Semana del 10 al 17 de octubre de 2019.

El espejo enterrado.

1. “Mi misión: ser ¿cola de león?” El 12 de octubre de 1492 llegaron a tierras americanas los europeos iniciándose la creación de una identidad contradictoria y explosiva, la del latinoamericano. Las clases políticas, sociales, culturales y económicas occidentalizadas ven en este suceso el encuentro de dos mundos, de dos culturas que produjo las distintas nacionalidades de la región. No puede ser de otra manera, puesto que esa es la única forma en que ellos pueden explicarse. Por otro lado, se encuentra la de aquellos que sostienen que fue un suceso que abrió paso al asesinato masivo de los indígenas, la proscripción de sus culturas y la explotación de sus recursos naturales. El rechazo a la cultura occidental y la denuncia de sus consecuencias sangrientas los enfrenta a los latinoamericanos de “pies morenos y cabeza blanca”. No puede ser de otra manera. Para los primeros sostener la occidentalidad de estas tierras implica la justificación de sus privilegios y la continuidad de un modo de producción que les garantiza ser cola de león de un mundo que en todo momento les recuerda que son occidentales de segunda. Para los segundos, cuestionarla representa la oportunidad de terminar con más de cinco siglos de explotación. Ambas son incompatibles, pero forman parte de la construcción histórica de esta región y es el reflejo que día a día nos presenta el espejo enterrado.

Imagen: verne.elpais.com

2. El frente internacional de la crisis ecuatoriana. El poder de las protestas pusieron al filo de la renuncia a Lenin Moreno y eso hubiera significado que Estados Unidos perdiera a uno de sus aliados en su enfrentamiento con Venezuela. Por lo que a las declaraciones de Jair Bolsonaro y Mauricio Macri acusando a Nicolás Maduro de promover un golpe de Estado en Ecuador se les unió el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien afirmó el 11 de octubre de 2019 que:

Bolivarianos y cubanos han salido a desestabilizar el hemisferio en este momento

Foto: Alejandro Ramírez Anderson

La jugada era perfecta. La derecha latinoamericana arropándose en la defensa de las instituciones occidentales acusaron a Cuba y Venezuela de ser el principal peligro para la democracia. Por lo que todo aquel latinoamericano que se defina como demócrata debía de condenar a esos gobiernos y apoyar a Lenin Moreno y sus medidas implementadas por exigencia del FMI. Pero no contaban Bolsonaro, Macri, Almagro y otros más, con que Moreno tendría que echarse para atrás y derogar el decreto 883.

3. Otro frente de la confrontación fue en los medios de comunicación. Los periodistas comunitarios fueron en buena parte responsables de romper el cerco informativo transmitiendo en vivo las distintas protestas y la represión de las fuerzas armadas contra el movimiento popular. Logrando con ello el repudio de la opinión mundial contra las medidas represivas adoptadas por Lenin Moreno. La ministra de Gobernación, Ana Paula Romo, ha estado emitiendo declaraciones contra los medios independientes por su cobertura acusándolos de estar transmitiendo información falsa, tergiversada y sin fundamento. Los medios han reaccionado declarando que:

1) El gobierno nacional pretende de manera sistemática deslegitimar el trabajo de nuestras plataformas. 2) La información que hemos transmitido desde nuestras plataformas comunicacionales fue frontal, verificada, verificable y desde el lugar de los hechos.

El enfrentamiento está ahí. Un gobierno que pretende negar su carácter represivo pero que ha sido desnudado por las imágenes que le han dado la vuelta al mundo en el momento mismo que se estaban produciendo. A Lenin Moreno le quedan pocas opciones al respecto, debe de pedirle la renuncia inmediata a su ministra. La cabeza de Ana Paula Romo será uno de los costes para lograr un acuerdo con la oposición.

Foto: Alejandro Ramírez Anderson

4. Después de 11 días de protestas populares, el aún presidente de Ecuador, Lenín Moreno tuvo que reconocer su derrota táctica y derogar el 15 de octubre de 2019 el decreto 883 que eliminaba subsidios a los combustibles, reducía el gasto social y previsiblemente aumentaría la pobreza en ese país por los efectos inflacionarios de los precios de la canasta básica. Las calles pobladas de indígenas y movimientos sociales estuvieron a punto de lograr la renuncia del presidente y esta medida es un intento por mantenerse en el poder.

5. La derogación del decreto 883 no implica que Lenin Moreno haya renunciado a su política económica. En estos momentos se encuentra negociando con los líderes de la oposición, encabezados por la CONAI, un nuevo decreto en el que el gobierno buscará sacar los recursos de otro lado. Por ello, la victoria del pueblo ecuatoriano es táctica. Moreno debe de cumplir por otros medios las exigencias del FMI que condicionan la aprobación de un préstamo de emergencia para poder hacer frente al déficit presupuestal, pero ahora lo intenta hacer con la avenencia del movimiento popular. Triste papel histórico le tocaría jugar a la dirigencia indígena si con su voto se implementan nuevas medidas neoliberales en Ecuador.

Por todo lo anterior, la crisis ecuatoriana ha sido un excelente ejercicio para ver la imagen del espejo enterrado que la historia tiene para nosotros esta semana. Los ecuatorianos occidentalizados lanzando al ejército contra los pueblos y convocando a sus pares de pies morenos y cabezas blancas para que, unidos bajo la bandera de la democracia, defendieran sus privilegios y la continuidad de la expoliación que hacen de estas tierras y sus habitantes. Y aquellos que se rebelan contra la imposición occidentalizante neoliberal tomando las calles y haciéndolos recular. Pero sin vencerlos por lo que aún no se puede decir que en Ecuador se esté avanzando firmemente para resolver la imagen bifurcada de los latinoamericanos.

Foto: TeleSur

6. Pero el avance de las luchas populares en Ecuador no significan que los latinoamericanos de pies morenos y cabeza blanca no estén todavía a la ofensiva. Esta misma semana, el secretario de la OEA, Luis Almagro llamó a los gobiernos de la región a no dejarle todo el trabajo a los Estados Unidos en la búsqueda de terminar con el gobierno de Nicolás Maduro. El 14 de octubre en una reunión con empresarios llevada a cabo en Costa Rica Almagro dijo:

Aplicar sanciones más fuertes contra la dictadura venezolana es absolutamente imprescindible, y tarde o temprano este asunto deberá entrar en el Consejo de Seguridad de las Naciones que es el que puede aplicar medidas más fuertes.

Los latinoamericanos de pies morenos y cabezas blancas buscarán unirse para mantener los privilegios de sus pares venezolanos, aceptando que su sobrevivencia está atada a la hegemonía estadunidense, lo que al final será su suicidio colectivo porque ni la intervención de la ONU podrá hacer retroceder a Rusia en la defensa de sus intereses estratégicos mundiales y su concreción en Venezuela y América Latina.

Imagen: Prensa Comunitaria

7. Con un suceso de tragicomedia involuntaria cerramos la sección de la suma viviente del pasado. El médico vuelto político y ahora presidente electo de Guatemala, Alejandro Giamattei intentó entrar con su pasaporte italiano a territorio venezolano para reunirse con Juan Guaidó. Detectado por el sistema de migración fue expulsado junto con dos de sus principales colaboradores. El acusado por la masacre en la cárcel Pavón cuando era responsable del sistema penitenciario guatemalteco resultó ser más cómico que el actual despresidente Jimmy Morales. Descubierto en sus despropósitos no le quedó otra que entrevistarse con Guaidó vía electrónica el 15 de octubre en una pomposamente llamada “Cumbre binacional digital” y declarar:

Tenga la seguridad que vamos a trabajar de la mano por restaurar la democracia en Venezuela

Latinoamericano de pies morenos y cabeza blanca, orgulloso de su occidentalidad y presuroso para obtener la nacionalidad italiana que le da un lugar en el banquete, no previó que su acción lo desnudaría en todas sus dimensiones de colonizado. Su mandato no tendrá sorpresas. Buscará garantizar la reproducción del sistema de finca que es Guatemala, ser cola de león en las relaciones interlatinoamericanas, todo bajo la bandera de la defensa de las instituciones occidentales. Pero enfrente tendrá a un movimiento indígena y comunitario que seguirá resistiendo.

Surcos de futuro

Foto: museo.com.sv

8. Carlos Henríquez Consalvi, un guerrillero del FMLN de El Salvador que después de firmados los acuerdos de paz de 1992 fundó el Museo de la Imagen y la Palabra (MUPI), fue galardonado el 15 de octubre con el Premio Innovación Intercultural. Este reconocimiento a más de dos décadas recupera la memoria histórica del movimiento popular en ese país y desarrollando iniciativas para que los jóvenes puedan acceder al conocimiento del pasado reciente servirá para fortalecer y continuar una tarea imprescindible de los latinoamericanos: conocer nuestra historia para afrontar los retos del futuro. Enhorabuena para Consalvi y todos los que colaboran ese importante proyecto. Cierre así la semana marcada por la llegada de los europeos a esta tierra y sus repercusiones cotidianas en América Latina.

Comentarios y sugerencias se las agradeceremos en nuestro correo: [email protected].

Fuente: https://www.lajornadadeoriente.com.mx/tlaxcala/las-ocho-de-ocho-latinoamericanas-3/#.XanUG3sM7Ic.whatsapp

Autoría y edición

COMPARTE