Caso Hogar Seguro: intentan acusar a las sobrevivientes de perpetrar su propio crimen

COMPARTE

Créditos: incendio hogar seguro PC
Tiempo de lectura: 2 minutos
Foto: archivo Prensa Comunitaria

Por  Nos Duelen 56

25 de octubre 2019

En declaraciones al medio escrito La Hora, Paula Barrios, directora de la organización Mujeres Transformando el Mundo (MTM), declaró que Ludwin Jacob Sandoval Jerez presentó una demanda a través de su abogado, Byron Francisco Alvarado, ante el Ministerio Público en contra de las sobrevivientes del caso de la tragedia del hogar seguro Virgen de la Asunción.

El Ministerio Público (MP) confirmó que la denuncia fue recibida por la Fiscalía de Adolescentes en Conflicto con la ley Penal. A pesar de ello, no se puede tener acceso el expediente porque está relacionado a menores de edad. Según la ley de Protección de Niñez y Adolescencia (Ley Pina), este no puede ser público, ni revelarse datos contenidos en esta denuncia.

El 7 de marzo del 2017, cuando las adolescentes quisieron denunciar los vejámenes a los que eran sometidas, las autoridades responsables no las escucharon, lejos de eso, iniciaron una serie de agresiones que desembocó en un incendio en el que murieron 41 niñas y 15 más resultaron con heridas graves.

La situación de las sobrevivientes es crítica, muchas de ellas tienen el cuerpo con más del 70% de quemaduras, otras sufrieron amputaciones de extremidades e incluso faciales.

Aún no han sido escuchadas

Ocho de las niñas sobrevivientes de la tragedia, no han tenido la oportunidad de declarar en anticipo de prueba, otras declararon pocos meses después de la tragedia. Algunas de ellas han declarado, que mientras ocurría el incendio, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) se burlaban y les gritaban: “Si fueron buenas para fugarse, sean fibrudas para aguantar el fuego”. Ni los gritos de horror, ni las súplicas, ni el llanto fueron suficientes para que alguna de las autoridades abriera la puerta, sino hasta 9 minutos más tarde, cuando ya todo se había reducido a cenizas y no había más gritos.

Autoría y edición

COMPARTE