Aparece con vida sacerdote de Chajul en el fondo de un barranco

COMPARTE

Créditos: reg-sacersote-chajul
Tiempo de lectura: 3 minutos
Fotografía extraída del perfil de facebook

Por Rony Morales

Juan Vázquez Leal es sacerdote y vicario de la parroquia de Chajul Quiché se encuentra desaparecido desde el día domingo 29 de septiembre, salió rumbo a la población de Chaxa para ir a dar una misa, esta comunidad es parte de las Comunidades de Población en Resistencia (CPR), el cura iba a celebrar la palabra a las cuatro de la tarde de ese día, también el lunes tenía otra misa en la aldea de Santa Rosa, sin embargo no se presentó a ninguna de estas comunidades.

El padre se fue en un carro con sus compañeros, se quedó en el cruce de la comunidad de Ixla porque él quería caminar para hacer un poco de ejercicio, a eso de las 10:30 de la mañana, llamaron desde la comunidad a la parroquia para preguntar que si el padre ya salió porque la gente lo estaba esperando.

Dos días después de su desaparición Juan Velásquez Leal fue encontrado herido en el fondo de un barranco ubicado a orilla del camino que conduce a la comunidad Chaxa con la cabecera municipal, fue hallado por la población a las 3:49 de la tarde del 1 de octubre y fue trasladado al hospital nacional de Chajul.

El domingo no llegó a dar misa

Los pobladores dieron a conocer que posiblemente  cayó al fondo del barranco, de manera accidental por causas de las fuertes lluvias y el lodo. Durante estos días estuvo ahí hasta ser encontrado, en este momento es trasladado al Hospital de #Nebaj.

El padre Vásquez es reconocido por su labor con las comunidades, además de ser una persona  amable ya que siempre habla en la misa de cuidar y defender los recursos naturales, su desaparición tiene a la gente consternada y preocupada.

Se desconoce su paradero, miembros de las comunidades y de la iglesia temen que se encuentre desaparecido, la iglesia ya se hizo la denuncia correspondiente a las autoridades estatales.
También varios miembros de las diferentes comunidades de Chajul salieron a buscarlo desde la madrugada, el Padre Juan Vázquez trabajó con familias retornadas por la guerra en Guatemala, por su labor comunitaria en los lugares de poco acceso y de mucha pobreza: “sin embargo seguimos lamentando porque hasta este momento no hemos tenido ningún rastro de él”, afirmó un vecino de Chajul.

Varias personas de Ixcán Quiché comentaron que lo conocieron a inicios del año 1983, cuando comenzó a apoyar a las familias indígenas que eran víctimas de la contrainsurgencia y la represión del ejército. Cuentan además que por medio de las iglesias del departamento durante el año 2009 al 2015 estuvo prestando sus servicios en la parroquia Cristo Redentor durante seis años.

Fue participe de los  proceso de diálogo con las comunidades afectadas por la expansión del mono cultivo de la palma de aceite, provocado por la empresa Palmas del Ixcán, participó en el Consejo Municipal de Desarrollo Urbano y Rural (COMUDE), además de tener participación activa en las organizaciones sociales para darle seguimiento a la Consulta Comunitaria de Buena Fe del municipio de Ixcán, un proceso organizativo para proteger los bienes naturales contra el proyecto hidroeléctrico Xalbal, de la empresa que tienen el mismo nombre. Un proyecto ubicado en Ixcán y que no fueron aceptadas por la población.

Siempre buscó alternativas de desarrollo integral basadas en el respeto de los derechos de los pueblos indígenas, la tierra y el territorio (Convenio 169) y las recomendaciones de la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH), en relación a las reparaciones del impacto del conflicto armado 

Autoría y edición

COMPARTE