Paulo Alvarado integrante de Alux Nahual es acusado de abusos, violencia física y maltratos

COMPARTE

Créditos: paulo
Foto tomada de la página de Facebook del artista

Por Quimy De León y Stef Arreaga

17 de septiembre 2019

Los movimientos feministas en los últimos años han puesto ante la opinión pública, lo que estaba completamente oculto tras las paredes del mundo íntimo y privado: los abusos y violencia sexual. Desde Hollywood hasta Guatemala los casos que han generado más polémica, son los vinculados a los hombres con poder desde funcionarios, políticos, artistas, periodistas, productores o escritores, ya que debido a su posición y trayectoria gozan de mucho apoyo, respaldo y protección. Es a partir de este momento histórico para el movimiento feminista, que la impunidad y el silencio se rompe desde las calles y las redes sociales bajo las consignas “ni una menos“, “me too“, “hermana no estás sola” y “yo si te creo“, que colocan en el centro de la atención a las sobrevivientes de violencia sexual y que buscan apoyo hacia ellas.

En Guatemala se han denunciado en el ultimo año varios casos en el mundo del arte, en abril en la revista Casi Literal se publicó el texto #MeTooLiteraturaCA (capítulo Guatemala) escrito por Noe Vásquez Reyna, que sacó del anonimato los testimonios de cinco mujeres, que aseguran fueron víctimas de abusos sexuales cometidos por parte de Rafael Gutiérrez, editor de la Revista de la Universidad San Carlos de Guatemala (USAC).

En junio salieron a la luz los abusos cometidos por parte de Bruno Campo exdirector de la Escuela Municipal de Música y de la Orquesta Juvenil de la Municipalidad de la Ciudad de Guatemala, Nómada realizó una investigación que colocó en el centro el testimonio de cuatro mujeres, que sufrieron violación sexual y abusos por parte de Campo. Se supo que la alcaldía decidió darle una beca a Italia, después de haber recibido varias denuncias.

Otro escándalo en el mundo del arte, acusan a Paulo Alvarado

En Facebook la compositora y música guatemalteca Pamela Flores denunció este 12 de septiembre, que el conocido integrante de la banda Alux Nahual Paulo Alvarado, abusó de ella cuando era estudiante de la escuela municipal de música y él un profesor. Ella tenía 16 años y el 32 años más que ella. Diez años después decide hacerlo público “sé que la Justicia en GT no funciona. Pero yo quiero seguir adelante. Merezco continuar y optar por mi sanidad plena. Así que he decidido, con años de dudar, tras años de hundirme en el llanto tras recordar. He decidido trascender a este momento.” Dos años después de este hecho tuvieron una relación, según asegura Alvarado. Ella en su testimonio escrito narra que ya en convivencia con él, también hubo violencia física y amenazas, hasta que huyó.

Pamela también pone en evidencia al exdirector de la Orquesta Municipal Bruno Campos, y que él la sacó de la escuela de música “haciéndome sentir culpable a mí del abuso que el Sr. P.A. había cometido contra mí.” También denunció haber sufrido acoso sexual de Campos por “haberse restregado los testículos contra mí en el bus, camino a un concierto en los barrios. Por hacerme cosquillas para que aceptara y me riera de lo que estaba haciendo.” No es la primera que este personaje es señalado de abusos sexuales e impunidad, la investigación en Nómada da cuenta de ello:

Muni: Cuatro mujeres narran la historia de abusos sexuales del director protegido

La denuncia de Pamela

Pamela Flores es originaria de Panajachel, Sololá, sus estudios musicales los inició a los 8 años de edad con varios maestros, también estudió en la Escuela Superior de Arte de la Universidad de San Carlos. Es compositora desde los 16 años, ha sido parte de la Orquesta Nueva Filarmonía como violonchelista principal, e integrante fundadora del Cuarteto Universitario desde el año 2012.[1] Tiene un repertorio propio para distintas agrupaciones de cámara y se ha presentado en varios lugares del mundo. Ha grabado dos albumes “Espectro” y “Misoginia”, éste último experimental con diversas influencias musicales, ha dado recitales en varias ciudades del mundo, incluso creó un instrumento musical.

El 12 de septiembre la artista decidió romper el silencio, y lo hizo a través de su cuenta de Facebook en la que aparece como Pamela Symphony, en ella narra que la agresión ocurrió siendo a penas una menor de edad cuando era alumna de la escuela municipal de música en el año 2009, tenía 16 años. Denunció que Paulo Alvarado 32 años mayor, abusó de ella “la noche de Junio del 2009 en Correos, en el cuarto de ensayo del Cuarteto Contemporáneo de Guatemala” y que esa misma noche le pidió su silencio rotundo.

Denuncia en facebook:

Manipulaciones y miedo

La artista describe la situación que vivió, de manipulación control y miedo a partir de este hecho, y las secuelas inmediatas como haber sido forzada a “aceptar que era algo que yo debía amar aunque no me gustara.”

“Yo fui cayendo en una tremenda depresión, me bañaba 3 veces al día con tal de no sentir esta suciedad, con tal de lavar mi memoria y olvidar. Lloraba en silencio. Ya no quería mi vida y no sabía qué hacer con ella, me daba asco todo, no comía. Me quebré un pie, simulando saltar desde la terraza de donde vivía, porque no podía más con ese recuerdo. Me miraba demacrada, recuerdo que solo no quería nada, dormía todo el tiempo, incluso en clases. Mi rendimiento en el instituto comenzó a bajar y también en la Orquesta. Y yo no quería decir nada por miedo a ser regañada o que me sacaran de la escuela.”Pamela posterior a la agresión que denunció, relata otras agresiones ya teniendo una relación de convivencia con Paulo Alvarado, en su publicación en más de veinte puntos, narra haber vivido continuos episodios de violencia en su contra y adjunta una serie de fotografías con fragmentos de correos electrónicos enviados por él. Entre las denuncias están manipulaciones, chantajes, amenazas, apropiarse de su dinero, plago de sus ideas musicales y severos golpes que le provocaron en una ocasión fractura en un brazo, por lo que asegura haber denunciado ante el Ministerio Público.

Ella explica que incluso Alvarado le hizo firmar un acta en donde ella aceptaba “silenciar los actos violentos” en su contra, a cambio él le entragaría sus documentos de identificación, de trabajo y partituras que ella dejó, cuando salió huyendo de la casa de él en febrero de 2014.

Intentamos comunicarnos con Pamela a través de las redes sociales, para obtener algunos otros datos que consideramos importantes, pero no lo logramos antes de la redacción de este texto.

Reacciones de apoyo para Pamela

La respuesta de cientos de personas especialmente mujeres, condenando la violencia sexual, fue inmediata.

Luego de hacerse viral la denuncia por parte de Pamela, otras personas rompieron el silencio, incluso algunas desde el anonimato denunciaban abusos de poder y acoso sexual por parte de Alvarado:

Inmediatamente al conocerse la denuncia contra Paulo Alvarado, la relación de este personaje con el grupo Alux Nahual no se hizo esperar, la presión formó parte de la dinámica de indignación en las redes sociales, fue tanta que decidieron retirar a Paulo Alvarado de sus actividades hasta que se investigue la denuncia, dijeron.

Se sabe que el grupo Alux Nahual tendrá presentaciones esta semana por las fiestas del 15 de septiembre, incluyendo la ciudad de Quetzaltenango, lugar desde donde Paulo Alvarado publicó su postura pública en una red social el 14 de septiembre.

La primera postura del grupo en su cuenta de twitter molestó a varias personas, y aunque dijeron que condenaban cualquier tipo de agresión, minimizaron lo que ocurría diciendo que: “es un tema personal, que debe ser abordado entre las partes involucradas”. Esta postura reproduce la idea que la violencia sexual no es un asunto de interés público, sino un asunto privado y personal. Lo cual implica según la opinión de varias personas, falta de empatía hacia un asunto de suma gravedad, del que intentaron tomar distancia.

Un día después el grupo publicó que decidieron retirarlo de las actividades de la banda “hasta que la situación se esclarezca“ y que las autoridades realicen una investigación a fondo y que salga a luz la verdad.

Paulo Alvarado respondió con una publicación haciendo uso de su cuenta de Facebook el 14 de septiembre, su postura y sobre este punto –la banda Alux Nahual- dijo que eximía de toda responsabilidad a la banda, otros grupos, personas y patrocinadores con las que actualmente trabaja, para descartar que puedan estar encubriendo “supuestos actos perversos o promoviendo la presentación artística de imaginados abusadores, violadores o individuos de conducta indecorosa.” Al mismo tiempo dijo: “exhorto a quienes hayan publicado semejantes señalamientos para que los retiren y se abstengan de ofender a personas e instituciones que no tienen nada que ver con las declaraciones de la señorita Pamela Carolina Flores De León.”

El mánager de la agrupación Juan Pablo Mijangos impidió a la prensa entrevistar a sus miembros diciendo: “no vamos a hacer declaraciones. Paulo ya ha dado una extensa explicación que ha publicado”, según escribió en su cuenta de twitter el periodista Asier Vera y Stereo 100.[2]

Paulo Alvarado incursionó en la política, en el año 2019 en las elecciones generales fue candidato a Concejal 4 para la Municipalidad capitalina, por el partido Movimiento Político Semilla. Varias personas en aquel entonces lo habían señalado como abusador y cuestionaron a ese partido en redes sociales, en aquel entonces nadie respondió.

La Agencia Ocote habló con un integrante de Semilla quien afirmó que en su partido, cuando supieron de las acusaciones hablaron con Paulo Alvarado y el les confirmó las denuncias, aseguró que haría una conferencia de prensa, pero que en Semilla “prefirieron esperar y monitorear la situación en redes.“

El Tribunal Supremo Electoral TSE finalmente no lo inscribió por ser contratista del Estado.

¿Quién es Paulo Alvarado?

Es músico de 59 años, conocido por ser miembro y fundador de la agrupación de rock guatemalteco Alux Nahual así como compositor, productor e investigador musical. A partir de los señalamientos que se hicieron virales en su contra escribió en su facebook “declaro con firmeza que en todo momento durante esta relación, y posteriormente, soy inocente de los actos que se me imputan.”

En una entrevista que hicimos vía telefónica a Alvarado aseguró que tuvo una relación con la joven del tipo “formal, sentimental, un noviazgo desde el 2011 al 2014“. Sin embargo esto es posterior a los hechos que se denuncian, es decir dos años después del abuso sexual que denuncia Pamela Flores. Alvarado no dice nada acerca de la acusación de abuso sexual del 2009 y se centra en hablar de su relación posterior con ella y que a su criterio “todas las relaciones tiene sus altos y sus bajos“.

“Yo lo que atesoro de esta relación es la gran felicidad que teníamos y que los demás se daban cuenta. Por eso es tan incongruente que ella diga que yo la abusaba y después se pasó a vivir conmigo. Ella llegó a la casa, yo no la secuestré, no tengo la potestad, ni mucho menos el deseo de hacerle daño a alguien, obligar a una persona a algo semejante.“

— ¿Hubo golpes de por medio?

— Hubo bastante problema, la parte mala de esta relación es justamente eso, que ella sufría condiciones de conflicto. Y eso se debe a cargas culturales, educativas y familiares que todos traemos desde pequeños y luego relacionándose con los demás sacan una serie de traumas y complejos.

Una de las cosas difíciles con ella es que ella perdía el control. Hay una testigo ocular de lo que vivíamos por que trabajaba en la casa, y cuando bajaba a la tienda le preguntaban los de la vecindad si estaba bien porque oían a una patoja gritar y ella lo que decía era que yo ni siquiera estaba en casa. Ella agarraba un berrinche porque no siempre la podía complacer. Si se le antojaba algo y no se podía por alguna razón se ponía histérica. Y en esos momentos de conflicto ella me agredía a mí. Esto las feministas nunca lo quieren creer, asumen que la mujer por fuerza tiene que ser la víctima, la convierten en un ser a quien le quitan su capacidad cuando hombres y mujeres tenemos las mismas capacidades.

Además de señalarla de tener problemas “yo me atribuí la capacidad de ayudarla y resultó que con el tiempo me fui dando cuenta que yo no era solo su pareja sino que también tenía que hacer las de papá, tenía que ser su proveedor, su mentor, guía y hasta su terapeuta.“

— ¿Las imágenes de fragmentos de correos electrónicos las reconoce?

— Si, los reconozco. Lo que pasa es que el contexto no aparece ahí. Un ejemplo es la biblia, agarras un pedazo de texto y le das la interpretación que querrás y lo mismo pasó aquí. Yo asumo que ella quería que se resaltaran ciertas partes de los textos sin poner todo, yo reconozco que algunas de las cosas que están ahí las escribí yo, pero hay que entender todo el texto: en qué momento pasó eso, y sobre todo que debió haber puesto lo que ella escribió. Ella está contando solamente una parte de la verdad y no toda la verdad.

Capturas de pantalla compartidas por Pamela Flores en su cuenta de facebook

— ¿Ella puso denuncias en el Ministerio Público en contra suya?

— Si, varias veces.

— ¿Estas denuncias están aún abiertas o qué pasó con ellas?

— Pasaron dos cosas: en varias de las denuncias hubo desestimación y a otras más no les dio seguimiento porque cuando la persona pone una denuncia la otra parte tiene un periodo bastante corto en presentar una oposición, entonces yo presentaba una oposición y la pelota ya estaba nuevamente en su campo, pero las engavetaban porque no les daba seguimiento. Eso pareciera más bien un patrón de acoso de ella hacia mí.

— Ella menciona en su publicación que usted la llevó personalmente a quitar una denuncia que ella había puesto en contra suya, ¿es eso cierto?

— Yo la llevé y la transporté en mi carro al Ministerio Público de Gerona, porque después que ella había puesto la denuncia lo que ocurrió fue que ella no se sentía bien con eso, que no era justo, se arrepintió. Yo le pregunté si quería quitar la denuncia y ella me dijo que sí. Entonces si es así, yo mismo te llevo, entonces en efecto yo llegué y salió con un documento en donde ella dice que desiste del asunto, ese documento existe pero ella evidentemente no lo va a presentar porque contradice su argumento.

El 14 de septiembre Alvarado escribe en su Facebook que “el presente asunto atañe a la competencia de las autoridades judiciales correspondientes, quienes determinarán la veracidad o falsedad de los hechos imputados a mi persona, por lo que las redes sociales no son la vía para juzgarlos ni para deducir responsabilidades.”

Lamentablemente tras esa publicación muchas personas vertieron comentarios de rechazo a a Pamela Flores llamándola mentirosa y culpándola. Además de mostrar su apoyo a Alvarado, bajo el argumento de ser amigos, conocidos de él y conocer su trayectoria. Esta es una de las razones por las que cobra sentido las consignas del activismo feminista #YoSiTeCreo que coloca la atención y el apoyo en las víctimas de abusos sexuales que se atreven a denunciar. Esto no significa ni hacer juicios ni linchar a alguien, sino apoyar a quien históricamente hemos sido señaladas como culpables de los vejámenes que nos ocurren, las mujeres.

[1] Recital de Pamela Flores. Embajada de México, https://embamex.sre.gob.mx/guatemala/index.php/component/content/article?id=560:recital-pamela-flores.

[2] https://twitter.com/ASIERVERA/status/1173005882302640129

Autoría y edición

COMPARTE