El estado de sitio que no afecta a la minería en El Estor

COMPARTE

Créditos: estado
Tiempo de lectura: 3 minutos
Foto: Baudilio Choc

Por Baudilio Choc y Aj Ral Ch’och’

14 de septiembre 2019

En El Estor se viven dos realidad paralelas, en una se decreta un estado de sitio, se ocupan militarmente las calles del centro de El Estor, se militarizan las carreteras, montañas, lago y la comunidad q’eqchi de Semuy II, que ahora está ocupada por 400 soldados del ejército.

En la otra realidad, la Corte de Constitucionalidad (CC) desde el 18 de julio, ordenó la suspensión provisional de todas las operaciones del proyecto minero Fénix propiedad de la empresa ruso suiza Solway, operado por la Compañía Guatemalteca de Níquel CGN que abarca el municipio de El Estor en Izabal, Cahabón, Senahú y Panzós de Alta Verapaz, también ocupados por el estado de sitio.

El gobierno restringió las garantías constitucionales de las personas en 22 municipios del país desde el 4 de septiembre durante 30 días, en El Estor esas garantías también fueron restringidas, a pesar del estado de sitio y de la resolución de la CC, la CGN opera sin ningún inconveniente.

Foto: Baudilio Choc

Lo de todos los días

Los camiones de volteo están moviéndose desde la zona de las canteras del proyecto minero en la Sierra Santa Cruz en El Estor, ahí la maquinaria trabaja sin parar, cargan los camiones y estos descienden desde lo alto de la montaña e ingresan a la planta procesadora de níquel. Descargan y regresan montaña adentro por más material repitiendo el ciclo  todo el día.

Sobre la carretera nacional de El Estor hacia Panzos, se ve el movimiento de trabajadores de la compañía de níquel, van y vienen en moto, los buses escolares que los trasladan de ida y de vuelta, también los picops agrícolas de la seguridad privada, las góndolas cargadas que llegan desde Los Amates, otras góndolas salen cargadas con mena níquel desde la planta de CGN rumbo a Puerto San Tomás de Castilla.

Foto: Baudilio Choc

Rusos y ucranianos circulan en vehículos que van rumbo a la planta procesadora, regresan a la colonia minera o van en dirección al pueblo. Con el estado de sitio se ven los vehículos tipo picop de los militares con soldados en la palangana que van y vienen. A pesar de los puestos de control y registro de personas, la dinámica del proyecto minero no se ve alterada.

En el área sur de El Estor hay tensión y preocupación por el estado de sitio, los comerciantes tienen que cerrar antes de tiempo los negocios, los pescadores y lancheros trabajan de manera irregular y el turismo dejó de viajar al municipio, pero a partir de la garita municipal al final de la calzada de concreto, en donde empieza la carretera nacional –de terracería- ruta a Panzós, la compañía de níquel opera sin ninguna novedad, el estado de sitio para la minería no existe.

Foto: Baudilio Choc

Autoría y edición

COMPARTE