Desalojan, hieren y detienen a autoridades Xincas para quitarles su sede

COMPARTE

Créditos: corredor2
Foto: Suceso Jutiapa

Por Rony Morales

18 de septiembre 2019

Durante una manifestación pacífica en el municipio de Jutiapa miembros del pueblo  Xinka denunciaron que fueron reprimidos por la Policía Nacional Civil (PNC) cuando se encontraban exigiendo la devolución de la sede de la alcaldía indígena y que no se realizara el proyecto del corredor interoceánico.

El martes 17 de septiembre miembros de la sociedad civil del municipio de Jutiapa tomaron la sede de la alcaldía indígena.  Al enterarse las autoridades indígenas se dirigieron al lugar para dialogar con las personas que ingresaron por la fuerza y se quedaron en ella.

Foto: Sucesos Jutiapa

 Los autoridades, electas en asamblea comunitaria, buscaron el apoyo del gobernador, de la Policía Nacional Civil (PNC) y del juez para recuperar la sede, pero los representantes respondieron que ese tema no era de su competencia. Como respuesta, los comunitarios decidieron manifestar de manera pacífica frente a la casa comunal ubicada en el centro de la cabecera departamental.

Eliazar Arana, miembro del parlamento Xinka, comentó que durante la manifestación pacífica exigieron la devolución de la alcaldía indígena. Además agregó que algunas de las personas, quienes no fueron electos, están a favor de los megaproyectos. Durante la manifestación agente de la PNC reprimieron a los manifestantes dejando herida a Elvira Pérez por un disparo de bala en el estómago, y atendida en el hospital nacional de Jutiapa,  también Manuel de Jesús Coronado fue herido con una piedra en la cabeza.

Al final de la manifestación 16 personas fueron capturadas, algunos son ancianos, y fueron llevadas a la cárcel del departamento; mientras que las personas jóvenes fueron trasladadas al centro de detención preventiva para hombres El Boquerón, en Cuilapa, Santa Rosa.“En estos momentos estamos buscando la forma de ayudarlos y recopilando información, otros están siendo perseguidos”, comentó Arana

El pueblo Xinka mantiene una lucha contra la construcción del corredor interoceánico. Las autoridades indígenas dieron a conocer que no aceptaran este proyecto, tampoco el proyecto minero “El Escobal”.

Las autoridades comunitarias están en la disposición de colaborar en cualquier investigación  y encontrar a los verdaderos responsables de las agresiones y los sucesos contra de los miembros del pueblo xinca en resistencia, piden que no se siga con el proyecto del Corredor Interoceánico que despojaría a las comunidades de sus tierras y rompería el tejido de la población.

Según la  Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) el corredor interoceánico es el primer proyecto de interconexión oceánica terrestre en la región centroamericana y se calcula que tendrá una capacidad de movilización de 7,6 millones de TEUS medida utilizada para la carga del transporte marítimo en contenedores que equivale a 21 mil 600 kilogramos. El costo de la obra superará los US$9 mil millones y cruzará 45 municipios en los departamentos de Izabal, Zacapa, Jutiapa y Chiquimula y los puntos de carga y descarga estarán situados en Puerto Barrios, Izabal, y en Moyuta, Jutiapa

Las comunidades no aceptan la imposición para la instalación de dicha empresa, pues consideran que no se les ha consultado y no aportará en nada para mejorar sus condiciones de vida.

Foto: Rony Morales

El 3 de septiembre los pobladores xinkas durante una caminata pacifica, que recorrió las calles de la ciudad de Guatemala, expresaron su desacuerdo con la represión de las comunidades. En esa ocación exigieron que se realizara la consulta comunitaria en su territorio, requisito que el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) no ha realizado. Sobre ese tema la Corte de Constitucionalidad (CC) emitió una sentencia en la que obliga al MARN ha realizar la consulta previa e informada  “El Escobal”, pero que sus peticiones no han sido resueltas.

Foto: Rony Morales

Autoría y edición

COMPARTE