CPR-Sierra rechaza la utilización de sus siglas históricas

COMPARTE

Créditos: logo CPR-Sierra
Tiempo de lectura: 2 minutos

COMUNICADO DE PRENSA

A LA OPINIÖN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL

ANTE LOS ACONTECIMIENTOS OCURRIDOS RECIENTEMENTE EN EL ESTOR IZABAL.

MANIFESTAMOS

  1. Rechazamos rotundamente, las versiones publicadas en las páginas de “Libertad, héroes militares guatemaltecos” y “complot para aniquilar una nación” las cuales circulan en las redes sociales,utilizando las siglas de CPR (Comunidades de Población en Resistencia) quienes afirman ser comandados por Cesar Montes.
  2. Queremos dejar claro que las Comunidades de Población en Resistencia CPR de la Sierra, reconocidas a nivel nacional e internacional por los gobiernos del mundo como población civil, Constituidas a consecuencia del Conflicto Armado Interno, que en la actualidad estamos reconstruyendo y construyendo nuestras vidas después de 20 años de persecución militar perpetrado por el mismo Estado; hoy nos encontramos ubicadas en los municipios de Champerico, Patulul, Pochuta, Nebaj, Uspantán y Chajul de los departamentos de Retalhuleu, Suchitepéquez, Chimaltenango y el Quiche; ante los acontecimientos ocurridos en las comunidades keqchíes El Estor Izabal; no tiene relación con la utilización perversa y malintencionado de los militares a la nominación CPR, ni tampoco relación con el señor Cesar Montes.
  3. Rechazamos las acusaciones y la utilización de las siglas históricas de CPR por los militares; pedimos a las autoridades competentes, realizar las investigaciones con la imparcialidad necesaria respecto a los hechos violentos ocurridas en las comunidades keqchíes del Estor Izabal. Implantar un Estado de Sitio motivado de este acontecimiento reciente, solo justifica la represión abierta y descarada del gobierno y las fuerzas de seguridad en contra de la población civil.
  4. El despojos de tierras, el saqueo de los bienes naturales por parte de las empresas nacionales y transnacionales con el beneplácito del gobierno y sus instituciones, ha generado una inseguridad a las comunidades indígenas. Por tanto responsabilizamos al gobierno de estos hechos violentos porque con ésta demuestra la incapacidad de garantizar la seguridad y la paz de la población.
  5. Pedimos a la sociedad en general y a la comunidad internacional, la observancia plena de los derechos humanos en Guatemala. La persecución, la criminalización y los asesinatos de líderes de las organizaciones y comunidades nos demuestra la puesta en práctica de planes de contrainsurgencia que alejan la posibilidad de la construcción de la paz y la concordia nacional.
  6. Llamamos a todas las organizaciones populares, campesinas, indígenas, de derechos humanos, mujeres, jóvenes, estudiantes, sindicalistas, iglesias a la construcción de la unidad nacional para defender la paz y la justicia.

RESISTIR PARA VIVIR.  RESISTIR PARA AVANZAR.

Guatemala 04 de septiembre de 2,019

Autoría y edición

COMPARTE