Construcción de carretera en Ixcán continúa abandonada

COMPARTE

Créditos: abandono1
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Joel Pérez

4 de septiembre 2019

Desde diciembre del año pasado la empresa constructora L&C inició la construcción de un tramo carretero de 2 kilómetros y medio que conectaría la aldea de San Marcos Rocnima con la aldea Mesopotamia en la microrregión 6 de este municipio, pero hasta la fecha esta no ha sido finalizada.

Foto: Joel Pérez

Humberto Yat Macz, coordinador del Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) indicó que la construcción del proyecto tiene un valor de Q1 millón 176 mil y debió ser finalizado en el mes de marzo de 2019. Por el contrario, fue abandonada por la empresa constructora desde el mes de mayo y hasta la fecha no se tiene certeza de su continuidad.

Foto: Joel Pérez

Yat Macz expresó su inconformidad con la empresa y las autoridades municipales ya que según el contrato en la obra figura el nombre de la empresa L&C el cual está firmada por la señora Bety Erelia Requena Najero. Sin embargo, tras una investigación realizada por ellos se confirmó que la señora es esposa del propietario de la empresa IDICH que ha tenido bajo su responsabilidad varios proyectos mal ejecutados en el municipio.

Según Yat Macz, ante la falta de continuidad del proyecto en la aldea Mesopotamia se buscó información de la empresa y constataron que el señor Rafael Véliz Hernández, propietario de la empresa IDICH, también es representante de la empresa L&C, quien semanas atras indicó que se hará responsable de la construcción de dicho proyecto. Hernández agregó que estas empresas son de cartón y que no cuentan con maquinaria necesaria para ejecutar los proyectos.

Por su parte el ingeniero municipal Edy Rafael Barreno indicó que ya tienen conocimiento del caso y qué realizan los trámites correspondientes sobre el mismo.

Cabe mencionar que en la micro región 6 es el segundo proyecto que ha quedado abandonado temporalmente, ya que en el año 2016 la construcción de una carretera en la aldea Renacimiento también quedó abandonada por la empresa IDICH. Aunque al final terminó de ser construida el año pasado, según lo dio a conocer Humberto Yat Macz, coordinador de COCODE de segundo nivel de dicha microrregión.

Foto: Joel Pérez

Autoría y edición

Periodista comunitario y camarógrafo

COMPARTE