A través del arte denuncian el crimen cometido en el Hogar Seguro #NosDuelen56

COMPARTE

Créditos: duelen

El Hogar Seguro es una institución del Estado encargada de velar por la protección de la Niñez en Guatemala. Es bajo la administración del Presidente Álvaro Colom, cuando se inaugura en San José Pinula el Centro Virgen de la Esperanza, que luego cambia al nombre a Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Dicho lugar tuvo como tragedia la muerte de 41 niñas y 15 sobrevivientes el día 8 de marzo de 2017 tras un incendio, ocurrido justo el 8 de marzo Día Internacional de La Mujer. Este lugar tenía años con denuncias sobre abuso y maltrato a menores de edad, quienes eran resguardadas para su protección por haber estado en riesgo, o sometidas a abuso Sexual, violencia intrafamiliar y resguardo ante pandillas y violencia en general. 

Las niñas-adolescentes, con un promedio de edad entre los 12 y 17, se encontraban, algunas en procesos de gestación de acuerdo las investigaciones. Días posteriores a la tragedia se manifestó el abandono del caso por instituciones estatales y el Estado de Guatemala, por lo que hasta el día de hoy la justicia ha sido nula para las niñas y sus familias. Luego de 9 meses de resistencia, el MP junto a otros colectivos de mujeres han acompañado en el proceso de denuncia a las familias para dar con el paradero de los verdaderos responsables de la tragedia. La sociedad y algunos medios de comunicación se han encargado de criminalizar a las niñas, sin llegar al fondo de lo sucedido o comprender y explicar el motivo por el que se habían denunciado abusos, prostitución e incluso trata de menores, para esto no hubo respuesta de parte de la justicia de Guatemala.

Es por ello que aras de denunciar la injusticia desde el arte transmitimos un audio por medio de altoparlantes en cuatro puntos de tránsito en la Ciudad de Guatemala y en tres puntos fijos en El Centro Histórico.

El audio es una recopilación de mensajes de distintos artistas, mujeres, feministas, activistas y familiares de las niñas fallecidas y sobrevivientes.

Autoría y edición

COMPARTE