Sancarlistas deberán defender los 18 acuerdos para que no queden en papel.

COMPARTE

Créditos: usac abre1

Por David Toro

30 de agosto 2019

El 29 de agosto el Colectivo Estudiantil Universitario (CEU) entregó las instalaciones del campus central de la Universidad de San Carlos (Usac) al Consejo Superior Universitario (CSU). Los estudiantes celebraron los 18 acuerdos alcanzados, pero aún no termina, ahora deberán seguir las comisiones de diálogo para que las exigencias se hagan realidad y no se queden en un papel.

El jueves pasado los estudiantes que integran el CEU, entregaron el campus central de la Usac, en la zona 12 de la capital, al ingeniero Carlos Valladares, secretario general de la Universidad. Los estudiantes esperaban que estuviera presente el rector Murphy Paiz, sin embargo, de forma paralela a este acto, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) presentaba una denuncia de corrupción que lo involucra en la aprobación de 68 proyectos anómalos durante su gestión como decano de ingeniería.

Lea más aquí:

https://prensacomunitaria.org/cicig-senala-a-rector-murphy-paiz-por-contrataciones-anomalas/

La toma del campus central, que duró un mes, no fue un acto deliberado. Esta acción fue tomada luego de varios intentos fallidos de diálogo, ignorados por las autoridades universitarias. La toma se convirtió en el momento idóneo para obligar al CSU a dar marcha atrás con políticas y convenios que ha criterio de los estudiantes atentan contra el carácter público de la Universidad. Las exigencias estudiantiles tocaron las fibras sensibles del poder político al pedir la reforma del gobierno universitario

Aunque hay 18 convenios ratificados, quedó claro que los estudiantes deberán defenderlos en las comisiones que están por organizarse, pues el rector Paiz no escatimó en presentar un amparo en los tribunales laborales contra los estudiantes, violentando el primer acuerdo que habían alcanzado, que se refería a no tomar represalias contra el estudiantado.

El CEU permaneció en la toma hasta el jueves. La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) respaldados por los sindicatos de trabajadores que respaldaron la toma decidieron entregar el Museo de la Universidad de San Carlos (Musac), el pasado martes 27 de agosto, cuando los 18 puntos iniciales ya habían sido agotados en la mesa de diálogo. El CEU intentó continuar para que se discutieran las demandas de los centros regionales, pero esto no fue incluido en las exigencias iniciales, sino que cuando la mesa de diálogo ya estaba avanzada, por eso no tuvo frutos.

Foto: David Toro

La toma y las cuotas de poder en el gobierno universitario

La última semana de la toma fue la más álgida. Se tocaron temas referentes a la reforma universitaria, según los representantes estudiantiles que participaron en la mesa de diálogo con el CSU, fue en estos puntos donde existió mayor resistencia para llegar a consensos.

La Usac cuenta con 23 centros e institutos regionales alrededor del país, ellos también se levantaron durante el mes de la toma, respaldando las demandas y poniendo sobre la mesa las suyas, la mayoría de estos centros surgieron durante la década de 1990. La Universidad actualmente opera bajo una reforma aprobada en 1947, ninguno de estos centros y tampoco las 9 escuelas no facultativas, tienen participación en el Consejo Superior Universitario (CSU) donde se toman las decisiones más importantes respecto a la Universidad, aquí solo las 10 facultades tienen cabida en la actualidad.

Ahora con la Universidad ya abierta, solo hace falta definir fecha para integrar las comisiones donde se dará continuidad a estos puntos. El CSU se ha comprometido a colaborar para que se trabaje en la integración de los centros regionales al gobierno universitario el próximo año.

Mientras tanto este viernes el campus central de la Usac está abierto, pero no todas las unidades académicas han retomado sus actividades con normalidad, pues algunas como la facultad de ingeniería decidieron regresar a clases hasta el lunes para poder ordenar el tema administrativo.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE