Créditos: photo5051294192420104251

Fotografías: Cortesía

Por Rony Morales

2 de agosto 2019

Rigoberto Caal Quib es maya q’eqchi’, campesino y guía de turismo comunitario en las Cuevas de Candelaria en el municipio de Raxruha. Desde inicios de este año se vino a trabajar a la capital como albañil huyendo de la criminalización, ya que un empresario francés Daniel André Dreux acusó sin pruebas a 52 comunitarios de siete delitos, el se asume dueño de estas cuevas.

Lea más https://medium.com/@PrensaComunitar/en-alta-verapaz-cierran-centro-tur%C3%ADstico-por-amenazas-de-la-pnc-fd9bc37c1a5

Rigoberto Caal fue detenido el 13 de julio en el Trébol mientras buscaba alimento para cenar. Desde entonces estuvo en el preventivo de la zona 18 y no se había celebrado su primera declaración, hasta este día. La jueza de primera instancia penal de Cobán Úrsula Magnolia Teyul Yat lo ligó a proceso.

En la audiencia a solicitud de la defensa, la jueza le dio una medida sustitutiva y una multa de 10 mil quetzales. El francés Dreux y su testaferro Sergio Sierra, acusaron al campesino de los delitos de allanamiento con agravación específica, detención ilegal con circunstancias agravantes, hurto y robo de tesoros nacionales, obstaculización a la acción penal, agresión sexual, violación sexual, robo agravado y maltrato infantil, según sus abogados no hay ninguna prueba sobre estas acusaciones.



Para pagar la multa se organizaron colectas por parte de las autoridades ancestrales, los Consejos de Desarrollo Comunitario (Cocodes), guarda recursos y las comunidades.

El comunitario Victor Cú en entrevista afirmó “para nosotros Rigoberto Caal es defensor de derechos humanos y del territorio de la comunidad indígena de Mucbilhá. Nos entristece que hasta hoy haya sido trasladado y presentado en Cobán ante la jueza. El compañero Caal se encontraba trabajando de albañil, alejado de la comunidad por necesidad de llevar comida a su casa”.

Las cuevas de Candelaria se encuentran en la comunidad de Mucbilhá en el municipio de Raxruhá en Alta Verapaz. Además son consideradas como un lugar sagrado donde se ofrecen ofrendas. También son conocidas en la cosmovisión maya como Xibalbá, además son de las dos cuevas más grandes de América Latina y una de las seis más grandes del mundo.

Autoría y edición

COMPARTE