Estudiantes exigen a la UVG justicia por los tres estudiantes muertos en las instalaciones de CGN en 2012

COMPARTE

Créditos: uvg34

Fotografía y texto: David Toro

26 de agosto 2019

Más de 100 estudiantes egresados de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG) firmaron una serie de exigencias que fueron entregadas a la rectoría, entre ellas que se elimine cualquier convenio suscrito con la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), en cuyas instalaciones en el 2012, fallecieron los estudiantes de biología Ángel De León, Nahomy Lara y Juan Carlos Velásquez durante una práctica universitaria.

La mañana del 26 de agosto un grupo de egresados de la UVG entregaron una carta a la vicerrectora Mónica Stein, esta carta contiene una serie de exigencias dirigidas a la universidad.

El descontento y las exigencias  surgen debido a que según este grupo de estudiantes organizado de forma independiente, la  UVG trató de forma pasiva el caso de la muerte de tres estudiantes de biología, Ángel, Nahomy y Juan Carlos el 31 de marzo del 2012 en el canal acuático de la CGN en El Estor, Izabal cuando realizaban un monitoreo de cocodrilos bajo la supervisión del biólogo Lemuel Valle, quien en ese entonces trabajaba para la minera y fue condenado por homicidio culposo en junio de este año.  

En la carta que las estudiantes leyeron, hicieron ver a las autoridades de la Universidad que consideran irresponsable e insuficiente que la UVG para prevenir que sucedieran situaciones similares, se hayan limitado a elaborar un contrato de liberación de toda responsabilidad que todo nuevo estudiante debe firmar al inscribirse.

Las estudiantes dijeron a la vicerrectora Mónica Stein, que consideran mediocre que la Universidad se haya quedado al margen de los procesos que las familias de los tres estudiantes han tenido que llevar para obtener verdad y justicia.

Las exigencias de los estudiantes

Las estudiantes exigen que la UVG tome una postura clara en pro de la búsqueda de la verdad en el caso de Ángel, Nahomy y Juan Carlos, además piden que existan procesos de socialización y que se abran espacios de diálogo en la Universidad para hablar sobre el tema, porque durante los 7 años posteriores a la tragedia dentro de las aulas se ha guardado silencio.

Otra de las peticiones es que se eliminen los convenios que existan con empresas privadas que abiertamente han sido señaladas de violar derechos humanos, como es el caso de la CGN, la cual tiene su licencia minera suspendida, debido a que comunitarios de El Estor obtuvieron un amparo provisional de la Corte de Constitucionalidad (CC), pues la mina no realizó la consulta comunitaria previa bajo los estándares establecidos por el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Las estudiantes acordaron seguir reuniéndose con la vicerrectora, para darle seguimiento a sus demandas.

Estudiantes UVG

#JusticiaEstudiantesUVG:Estudiantes de la Universidad del Valle (UVG) que no están conformes con la postura que la universidad tomó ante muerte de los estudiantes Ángel De León, Juan Carlos Velásquez y Nahomy Lara en el 2012 en la Compañia Guatemalteca de Niquel (CGN), presentaron una carta de peticiones a la vicerectora Mónica Stein. Video. David Toro

Posted by Prensa Comunitaria on Monday, August 26, 2019

La vicerrectora Mónica Stein, dijo a las estudiantes que presentaron la carta, que la muerte de los estudiantes fue la tragedia más grande que ha tenido la UVG. “Para nosotros es muy importante lo que nuestros egresados y las familias sienten (…) me comprometo con ustedes a que vamos a tomar esto en consideración” aseguró Stein.

 Las familias siguen en busca de justicia después del juicio

“Es una sentencia que consideramos pusilánime y distante de la grave dimensión de los sucesos” dice la carta de los estudiantes al referirse al fallo que dictó el Tribunal de Sentencia de Puerto Barrios el pasado mes de junio, donde la UVG quedó absuelta de toda responsabilidad porque el juez Felícito Mazariegos consideró que no existía un vínculo jurídico entre Lemuel Valle y la Universidad.

Sin embargo, los estudiantes exigen a esta casa de estudios velar por que este hecho no sea olvidado y brindar formar de reparación a las familias.

Actualmente las familias de Nahomy, Ángel y Juan Carlos se encuentran a la espera de que la sala de apelaciones de Puerto Barrios les de una fecha para una audiencia donde se discutirán todas las apelaciones y puntos de vista de las partes del proceso que no están de acuerdo con la sentencia. “Creemos que la Universidad tiene responsabilidad directa en la actividad donde murieron los estudiantes, porque era una actividad oficial, reconocida por su rector Roberto Moreno y por consecuencia tienen responsabilidad, sobre eso está dirigida nuestra apelación”, declaró Luis González, abogado defensor de las familias.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE