¿Es esta una lucha sólo de estudiantes? ¡NO!

COMPARTE

Créditos: educacion publica
Tiempo de lectura: 2 minutos

Imagen y Texto: Sororidad Guatemala

5 de agosto 2019

Tampoco es una lucha sólo de egresadxs y familiares de estudiantes. La defensa de la educación pública debe concernir a toda la población interesada en el desarrollo del país.

¿Por qué luchan?

Contra las reformas, planes y medidas llevadas a cabo por el rector Murphy Olimpo Paiz que atentan en contra del carácter público de la USAC. Entre ellas:

El convenio con la Cámara de Industria de Guatemala que cede el Ejercicio Profesional Supervisado (EPS) al sector privado cuyo espíritu ha sido durante muchos años retribuirle a la sociedad guatemalteca los aportes que desde la academia reciben lxs estudiantes de la USAC. ¿Sabías que por cada Q1 que la USAC recibe del Estado, devuelve Q3.75 en servicios a las zonas más vulnerables del país?

El alza del Examen Vocacional de Q.50.00 a Q.100.00 que afecta al sector más empobrecido de la sociedad que de por sí no cuenta con los Q50.

El alza al Programa Académico Preparatorio (PAP) de Q1000.00 por cada curso lo que haría un total por 5 cursos de Q.5000.00 privando a la mayoría de los sectores populares para recibir su programa académico.

El arrendamiento ilegal del Club Deportivo “Los Arcos” a la empresa FUTECA.

La implementación del mal llamado Plan de Seguridad que con la instalación de cámaras de reconocimiento facial viola el derecho a la privacidad y organización de lxs estudiantes y no ataca los verdaderos problemas de seguridad como el acoso a las estudiantes y el financiamiento de grupos de crimen organizados enquistados y solapados por las autoridades dentro de la USAC.

Así mismo exigen el 5% que constitucionalmente le corresponde a la USAC y denuncian el préstamo de 120 millones de dólares que el congreso solicitó al BCIE adjudicando a la deuda pública del país.

¿Por qué tomaron las instalaciones?

Porque sus demandas realizadas mediante otros medios llevan meses, algunas años sin ser escuchadas o tomadas en cuenta. Resignarse no es opción y por ello agradecemos a los y las estudiantes por haber tenido el valor de tomar acciones más contundentes.

Es importante ver las medidas llevadas a cabo por Murphy Paiz no como hechos aislados sino como medidas que en su conjunto atentan contra la educación pública. Instamos a la población a informarse, acuerpar la lucha y no dejarse engañar por los medios de desinformación que desvirtúan las acciones de lxs estudiantes y buscan enfrentarnos entre población porque no nos quieren organizadxs, nos quieren en la ignorancia y no quieren que defendamos nuestros derechos.

¡Qué vivan lxs estudiantes!

Autoría y edición

COMPARTE