Denuncian despojo de tierras en San Juan Sacatepéquez

COMPARTE

Créditos: san juan12
Tiempo de lectura: 2 minutos

Foto: cortesía comunitaria

Por Rony Morales

13 de agosto 2019

Pobladores y vecinos de la comunidad el “Pilar Dos”, en San Juan Sacatepéquez denunciaron que este 13 de agosto por la mañana, miembros de la empresa Cementos cercaron con alambre de púa los terrenos de las familia de Ignacio Turuy  y de Socorro Turuy Puluc. Los familias se dedican a la siembras de rosas, flores, frijol y maíz. Esta es la segunda ocasión que la empresa realiza estas acciones en menos de 40 días.

Ignacio Turuy declaró que han recibido amenazas de los trabajadores de la empresa y les impidieron el acceso a su propiedad. “Cuando llegamos al lugar nos dijeron que no podíamos ingresar porque la empresa contaba con documentos legales, los revisamos y eran falsos”, agregó Turuy.

Foto: cortesía comunitaria

Según Gerónimo Set, autoridad comunitaria “los documentos que nos presentaron los trabajadores de la empresa eran falsos. Ellos mencionan a una señora llamada Francisca Guamuch quien supuestamente les vendió el terreno. Pero a ella nadie la conoce en la comunidad del Pilar. Los vecinos y amigos se siguen  reuniendo en el lugar para dar apoyo a las familias que son legítimas propietarias del terreno”.

Los comunitarios han presentado las denuncias correspondientes al Ministerio Publico (MP) y al juzgado de Paz de la localidad, han entregado memoriales, pero en niguno de los casos ha prosperado la denuncia. Lo que se sigue repitiendo es la criminalización de las autoridades de San Juan Sacatepéquez.

Este conflicto de apropiación de tierras, en el que Cementos Progreso está al centro, busca adueñarse de  los terrenos de las familias. El fin último es la construcción de implementar la carretera de se dirigirá a la planta San Miguel de Cementos Progresos que se está  construyendo en los municipios de Santo Domingo Xenacoj y San Juan Sacatepéquez.

Las autoridades indígenas de San Juan Sacatepéquez exigen el cese de estos procesos de criminalización y de despojo de la tierra por parte de los intereses económicos de la empresa cementera.

Autoría y edición

Periodista de Alta Verapaz

COMPARTE