Degenhart firma otro convenio mientras Panamá se resiste a ser Tercer País Seguro

COMPARTE

Créditos: otro acuerdo

Foto: Twitter Kevin McAleenan

Por David Toro

23 de agosto 2019

El ministro de gobernación Enrique Degenhart firmó un segundo convenio con el gobierno de Estados Unidos en una cumbre en Panamá. Mientras el presidente de ese país, Laurentino Cortizo, se resiste a firmar un Convenio de Tercer País Seguro como el que Degenhart que firmó un mes atrás en la Casa Blanca.

El 22 de agosto el secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Kevin McAleenan, sostuvo reuniones con ministros de gobernación de Centroamérica y Colombia, para discutir sobre la cooperación regional para detener la migración irregular. Según el medio “The Washington Post” este viaje fue un esfuerzo del gobierno de Donald Trump para firmar con otros países convenios de Tercer País Seguro, como el acordado con Jimmy Morales de Guatemala. Pese a ello, McAleenan rechazó la publicación del medio norteamericano y en una conferencia de prensa en Panamá declaró que el viaje era por una agenda mucho más amplia que un acuerdo específico.

Durante la cumbre realizada en Panamá, Enrique Degenhart, ministro de gobernación de Jimmy Morales, firmó un nuevo convenio con el secretario McAleenan, el cual se denomina “Cooperación para prevenir y combatir la delincuencia y otras amenazas a la seguridad pública”. Del cual aún no se tienen detalles del mecanismo ni del impacto de dicho acuerdo.

La figura de Tercer País Seguro es el mecanismo que Donald Trump pretende aplicar en países de la región para que se encarguen de atender a los migrantes de diferentes orígenes, lejos de la frontera sur de Estados Unidos de la cual ha perdido el control, debido a los más de 600 mil migrantes que han sido detenidos al intentar cruzar según los datos de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.

Mientras el gobierno de Jimmy Morales asume responsabilidades con firmas de convenios que impactaran en el país aún después de la finalización de su mandato el próximo 14 de enero del 2020, el presidente panameño Laurentino Cortizo, que llegó al poder este año con el partido Revolucionario Democrático de corriente socialdemócrata, rechazó públicamente la posibilidad de convertirse en el lugar de acogida de migrantes africanos y asiáticos. Según Cortizo su país no tiene recursos para albergar migrantes y que cualquier propuesta de esta naturaleza no es viable.

“El tema de la migración no es un problema de nosotros, con lo que tenemos ya es suficiente”, enfatizó Cortizo según declaraciones ofrecidas a la cadena CNN en español.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE