Comunidad La Sonora rechaza actividad de empresa Palmas de Ixcán

COMPARTE

Créditos: sonora
Tiempo de lectura: 2 minutos

Fotografías y texto: Herberth Sandoval

29 de agosto 2019

“Nuestra milpa se ha secado, no tenemos para comer” “el río está completamente sucio y da picazón si nos metemos al agua, nos salen ronchas en la piel”, estas son algunas de las voces de los comunitarios de la aldea Sonora, en el Municipio de Ixcán.

La comunidad Sonora se resiste a la siembra de palma en su territorio. Los pobladores ya está sufriendo los efectos. Hace varios años llegó una persona que venía del departamento de Huehuetenango y compró algunas parcelas, supuestamente para sembrar maíz, pero después de eso se las cedió a la empresa Palmas de Ixcán, sin consultar a la comunidad.

La empresa Palmas de Ixcán empezó a deforestar el bosque de nueve fincas, realizaron quineles (zanjas) que arrastraron lodo y suciedad al río Chixoy. “Hemos encontrado cáscaras de fruta de palma y gusanos en el agua, ahora nos toca ir a lavar al río, pero pagamos Q50 de viaje para ir, esta empresa nos está matando”, así lo declararon varias mujeres afectadas.  Sobre esta problemática, las autoridades comunitarias indicaron que han estado luchando junto a la comunidad para evitar que los daños sean mayores. Se han presentado denuncias y no han tenido resultado positivo. Por el contrario, varias personas han sido denunciadas por la empresa.

Foto: Herberth Sandoval

Los pobladores de La Sonora, en una asamblea realizada en junio de 2019, decidieron rechazar la propuesta de desarrollo de la empresa y se desvincularon de cualquier cosa que los relacione con ella. Subrayaron que todo lo que han construido en la comunidad ha sido con sus propios recursos y producto de su trabajo. Al final, en el acta comunal 017-2019, quedó constancia de las decisiones colectivas y se acordó solicitar el retiro de la empresa Palmas de Ixcán.

Autoría y edición

COMPARTE