Castigo a los policías violadores: México desde el hartazgo de las mujeres

COMPARTE

Créditos: violadores

“Violadores les vamos a cortar el pito“.

Foto: @abismada_

Por Tik Las

16 de agosto 2019

El 3 de agosto una joven de 17 años fue violada cobardemente por cuatro policías en la madrugada del sábado, cuando ella volvía de una fiesta, estaba a cuadra y media de su casa, donde un amigo la había dejado en un taxi. Ellos le ofrecieron llevarla para “protegerla“ y pese a que ella dijo que no, la obligaron. A pesar de lo ocurrido ella y su madre valientemente pusieron la denuncia, a partir de este hecho grupos feministas, organizaciones y miles de mujeres hartas de las violaciones, y del manifiesto odio contra las mujeres se aglomeraron el día 12 frente al edificio de la Procuraduría General de Justicia en la ciudad de México en la manifestación #NoMeCuidanMeViolan en la que al final tiraron brillantina rosada contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la ciudad de México Jesús Orta Martínez.

Días antes también la policía había violado a una niña de 16 años en un museo, por lo que ese día un fuerte grupo de mujeres llegaron a protestar para exigir justicia y a pedir explicaciones de porqué no han encarcelado a los policias violadores ya que están plenamente identificados y las pruebas forenses son contudentes, pero ellos han perdido algunas pruebas.

Sin embargo al llegar, les cerraron las puertas y no quisieron dialogar con ellas. Entonces irrumpieron la puerta y entraron al recinto con toda la rabia provocada por el hartazgo.

Algunas hicieron pintas como una manera de protestar, las reacciones por parte del gobierno no se hicieron esperar y ya las están criminalizando, ya que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum dijo que es una provocación.

El secretario de Seguridad Ciudadana de la ciudad de México Jesús Orta Martínez salió a dar declaraciones y hablar con las mujeres, pero ya era demasiado tarde y en medio de grito de justicia, una mujer le echó brillantina rosada. Funcionarios y medios corporativos “se indignaron por eso” y no por las violaciones, dicen que ellas no tenían que actuar así, que las cosas no se hacen de esa forma. Ellas intentaron dialogar pacíficamente, y no les escucharon, decía Gandhi “son violentos porque están desesperados” y bastante razón tenía. Es necesario entender el hartazgo provocado por los de siempre, los de arriba. “Esto no puede seguir así, esto tiene que parar, y si fuimos violentas es porque nos provocaron, y seguiremos protestando del modo que ellos nos obliguen hacerlo. Vivas nos queremos, manifestó una de las participantes en la protesta”.

Foto @Otroderecho

Somos malas, podemos ser peores

Mañana se realizarán marchas y manifestaciones en contra de la violencia sexual policíaca y en general por la violencia sexual que se vive en este país. Varias de estas marchas están siendo convocadas como separatistas “solo mujeres” en varias ciudades del país. También las autoconvocatorias incluyen llevar brillantina rosada.

 

Autoría y edición

COMPARTE