Créditos: trabajadorescgn1
Tiempo de lectura: 3 minutos

Foto: David Toro

Por Rony Morales

24 de julio 2019

En los últimos días trabajadores de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) iniciaron una serie de manifestaciones, como forma de presión, para que la Corte de Constitucionalidad (CC) y Corte Suprema de Justicia (CSJ) reanuden la licencia de explotación del proyecto minero Fenix que opera en los municipios del Panzós, Senahú, Cahabón de Alta Verapaz y el Estor, Izabal.

El motivo de estas protestas se debe a la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC), que resolvió suspender las operaciones del proyecto Fénix, misma que no fue atendida por la Corte Suprema  de Justicia (CSJ), en el amparo que otorgó el 17 de septiembre del 2018, y que solamente exigió al Ministerio de Energía y Minas (MEM) que realizara la consulta previa libre e informada.

Foto: David Toro

Los trabajadores de la empresa fueron convocaron a manifestarse para rechazar esta resolución, pero lo curioso resulta que en la aldea el Boquerón, del Estor, desde el 15 de julio se mantiene una protesta que paraliza la movilización de camiones que se dirijan a las instalaciones de la compañía de níquel CGN Pronico. Perjudicando la circulación de carros livianos y motocicletas. Lo contradictorio es que son trabajadores de la empresa los que llevan a cabo la protesta. Una fotografía lo muestra. En ella se puede observar a un trabajador de la compañía manifestando a favor y tiempo después en contra del proyecto minero.

Foto: DAvid Toro

Ayer mismo, en las afueras del edificio del Congreso, se llevó cabo una manifestación por parte de los trabajadores de la empresa exigiendo la reactivazación de la licencia Fénix a favor del grupo minero y se suspenda el  amparo provisional que otorgó la CC  a la Gremial de Pescadores Artesanales (GPA) que revoca la resolución emitida por la CSJ y que se mantendrá vigente hasta que el próximo 25 de julio para que, en una vista pública, las partes interesadas expongan sus argumentos.

La falta de empleo en el municipio de El Estor, Izabal, fue una de las razones principales que obligó a los comunitarios de la aldea El Boquerón 2 a manifestar y con ello caer en el juego de la empresa. Según las declaraciones de un miembro de las comunidades q’eqchi’s, con esta manifestación exigen a la compañía de níquel CGN Pronico de Solway Investment Group les de las oportunidades de trabajo que había ofrecido.

Ilustración: Rony Morales

La empresa tiene denuncias por la contaminación del lago de Izabal, la muerte de tres estudiantes universitarios, la muerte de Carlos Maaz, pescador artesanal; censura a la libertad de expresión a  periodistas, criminalización a nueve pescadores y la negación a consulta a comunidades  q´eqchi’s.

CGN está involucrada en la muerte de Carlos Maaz, un pescador asesinado por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), durante la represión contra la población en El Estor mientras manifestaban por la contaminación del lago de Izabal.

Además, la empresa minera de capital suiza está involucrada en la muerte de Nahomy Lara, Juan Carlos Velásquez y Ángel De León, estudiantes de biología de la Universidad del Valle (UVG) en las instalaciones de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), en el 2012.

Los líderes q’eqchi’ junto a la Gremial de Pescadores Artesanales exigen desde el 2017 al gobierno y al Estado de Guatemala el respeto de sus derechos, según está establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de ser consultados por la extracción del níquel y de otros minerales.

La compañía de níquel CGN Pronico de Solway Investment Gruop, que opera en el territorio desde el mes de mayo 2014, ha violado los derechos de las comunidades al no ser consultadas sobre la actividad que realizan, sin importar el daño ambiental que sufren las comunidades.[1]


[1] https://prensacomunitaria.org/comunidades-qeqchi-piden-cese-de-operaciones-de-minera-solway-y-la-cc-suspende-vista-publica-de-apelacion/

Autoría y edición

Periodista de Alta Verapaz

COMPARTE