Créditos: paco

Fotografía y texto: David Toro

15 de julio del 2019

Paco Ignacio Taibo II se presentó en la Feria Internacional del Libro en Guatemala (Filgua) el viernes 12 de julio, a continuación compartimos lo que dejó su exposición sobre el trabajo que está realizando al frente del Fondo de Cultura Económica (FCE), en México, y su postura sobre la migración.

Paco Taibo II es un escritor de izquierda, como el mismo se define. Además es historiador, fue sindicalista, y es parte de las mentes políticas que acompañaron el proceso del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) junto al presidente Manuel Andrés López Obrador. Desde hace tres meses y medio, Taibo, dirige formalmente el importante grupo editorial del Fondo de Cultura Económica.

Paco Taibo nació en Gijón, España, en 1949. debido a la guerra civil, su familia decidió migrar a México cuando él tenía 10 años y con el tiempo se convierte en un “mexicano por transferencia”.

Es un tipo con un bigote entre canado y amarillo, usa lentes, camina lento, tiene buen sentido del humor. Habla sobre el Che Guevara y Pancho Villa como si hubiese vivido con ellos y siempre tiene algo que contar como buen historiador y buen lector. Por cuestiones burocráticas tuvo que dejar a un lado el cigarro que siempre lo acompañó mientras realizó su exposición en Filgua.

“Cuando estoy en Guatemala me siento en casa”, aseguró Taibo, al saludar a unos 20 o 25 oyentes, en uno de los salones en donde está la feria, en la zona 11 de capitalina. Antes de abordar de lleno la labor de su gestión en el FCE, la que ha sido aplaudida por los lectores jóvenes que quieren acceder a libros a precios accesibles y criticada por algunas editoriales, soltó una interrogante al aire sobre la división que existe en Latinoamérica a nivel literario y político:¿En que momento perdimos la posibilidad de construir un país enorme, a que jodidas horas perdimos la identidad latinoamericana?”.

El artículo de la discordia

Taibo tuvo una llegada polémica y mediática a la dirección del FCE, pues el artículo 21 de la ley federal de entidades paraestatales, exigía que el director de esa editorial tenía que ser mexicano de nacimiento y como Taibo nació en España, la bancada de Morena preparó una reforma para modificar esa línea de la ley y permitir que ciudadanos mexicanos pudieran ser nombrados por el presidente para dirigir esta importante editorial mexicana.  

A pesar de todo el movimiento legal, que López Obrador hizo para que Taibo estuviese al mando de tan importante entidad cultural, él aseguró en Guatemala que no quería el cargo, “yo no quería, yo quiero ser escritor de izquierda independiente, ya tengo edad”, dice en confianza con la audiencia.

Durante su visita en Guatemala Taibo explicó que la bandera de su administración es hacer que los libros sean más accesibles para todos y esto no se trata únicamente de bajar precios, pero es uno de los puntos  claves y el que genera mayor dificultad cuando se trata de llegar a acuerdos con los hombres de negocios de las editoriales que trabajan con el Fondo de Cultura Económica. “Yo no quiero que los jóvenes se estén rasgando los bolsillos para poder adquirir un libro”, dijo Taibo”, que aseguró que han logrado sacar más de mil libros de las bodegas para venderlos a precios, que en quetzales van de los Q10.00 a Q15.00, y los ofrecen en ferias ambulantes en zonas marcadas por la violencia, como el popular barrio de Iztapalapa, en ciudad de México. 

El director del FCE explicó que los han tachado hasta de herejes, por la manera de administrar la información editorial en las publicaciones de medios en redes sociales, pues algunos indican que atenta contra los derechos de los autores. Pero el siente respaldo a su gestión en la satisfacción de que los nuevos lectores tienen mayor accesibilidad a muchos números que antes no podían adquirir.

“Vamos a hacer del Fondo una editorial latinoamericana de izquierda”, subrayó Taibo al finalizar la charla que duro 40 minutos.

“Yo tiemblo cuando un policía detiene un migrante”

Al finalizar su exposición, Taibo se dirigió afuera de las intalaciones de la Filgua para disfrutar un cigarro al aire libre en la lluviosa tarde de viernes. Lo seguimos junto a un grupo de lectores que lo admiran y sin inconvenientes y relajado respondió algunas cuantas preguntas como si se tratara de una plática entre amigos, nada similar a la postura habitual de un funcionario público.

Sobre la decisión del presidente López Obrador de enviar a elementos de la guardia nacional para detener el flujo migratorio en la frontera sur de México, explicó que fue lo que le quedó al gobierno ante la amenaza de Donald Trump de imponer altos aranceles a los productos mexicanos que se comercializan en Estados Unidos.

“Los medios solo están mostrando una de las tres acciones porque a parte del obligado envío de militares a la frontera, estamos dando visas humanitarias y dando empleo a los migrantes que se quieran quedar en México”, respondió Taibo al ser consultado.

Taibo dijo al final que criticar la migración para él sería como escupir al cielo, pues su familia es migrante y el cree que esta es una acción natural del ser humano que debe ser respetada.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE