Estados Unidos evade responsabilidad de atender solicitantes de asilo y pretende enviarlos a Guatemala

COMPARTE

Créditos: 1*gw4_Uqwa4r2X7NowlFrNqA

Fotografía y texto: David Toro

27 de julio 2019

El abogado Ramón Cadena experto en materia de Derechos Humanos explica que Donald Trump busca evadir la responsabilidad de entrevistar a solicitantes de asilo enviándoselos a Guatemala para que los atienda, además de que el convenio firmado mezcla dos términos totalmente diferentes: migrantes y refugiados.

El ministro de gobernación Enrique Degenhart firmó el convenio de Tercer País Seguro en la Casa Blanca al medio día del 26 de julio a pesar de que no tiene facultad de firmar un acuerdo de esa naturaleza según el artículo 194 de la constitución, como lo afirmó el Procurador de los Derechos Humanos (PDH) Jordán Rodas en su comunicado de esta noche.

El gobierno de Guatemala publicó en sus redes sociales los ocho artículos del acuerdo firmado, basado en la Convención de Ginebra de 1951, por medio del cual Guatemala se encargará de atender a los solicitantes de asilo enviados por Estados Unidos de origen hondureño y salvadoreño. Este acuerdo tendrá una duración de dos años, pero antes de entrar en vigor deberá pasar por el marco jurídico interno de ambos países, es decir que será enviado al Congreso para que los diputados decidan si lo ratifican o no.

Estados Unidos deja carga la de solicitantes de asilo en los hombros de Guatemala

El abogado Ramón Cadena presidente de la Comisión Internacional de Juristas (CIJ) en un análisis realizado al convenio suscrito detectó que en los primeros tres artículos, Estados Unidos está aprovechando los acuerdos alcanzados en la convención de Ginebra para liberar sus fronteras y desentenderse de los miles de solicitantes de asilo que llegan su frontera sur, enviándolos a Guatemala para que realicen aquí ese procedimiento.

Cadena: “Esta es una responsabilidad muy grande, han embarcado a Guatemala en una situación que puede traer responsabilidades muy graves, mientras que Estados Unidos se está desentendiendo de sus responsabilidades de atención a solicitantes de asilo como lo enmarca los acuerdos de Ginebra de 1951”.

Estados Unidos mezcla el concepto de migrantes y solicitantes de refugio

En el convenio firmado entre Estados Unidos y Guatemala, señalan que las personas que serán enviadas al país para ser atendidas son solicitantes de asilo, pero Ramón Cadena detecta que algunos de los artículos mezclan o confunden el término refugiado con migrantes, pues ambos son muy diferentes.

Cadena: “Hay que tener cuidado con eso, porque los migrantes no son por naturaleza solicitantes de asilo, una persona puede migrar sin necesidad de solicitar asilo por causas de violencia o persecución política, como lo enmarca la Convención de Ginebra, si Estados Unidos manipula los términos estarían enviando deportados a todos los hondureños y salvadoreños detenidos sin importar que ellos no deseen solicitar el estatus de refugiados”.

¿Es Guatemala un país seguro?

El convenio firmado entre Guatemala y Estados Unidos no habla sobre la forma en la que será financiado, únicamente señala en su artículo 7 que el gobierno de Trump proporcionará capacitación institucional a Guatemala.

El acuerdo también señala que Guatemala debe proporcionar vivienda, alimentación, trabajo y educación a los solicitantes de asilo mientras permanezcan en Guatemala y Estados Unidos toma una decisión.

Ramón Cadena destaca que es preocupante que ya con el convenio firmado no se sepa si Guatemala tiene la capacidad real para atender a todos los migrantes, “no sabemos si existe la infraestructura necesaria para realizar las entrevistas individuales que corresponde a cada solicitante”.

Además, otro punto que pone a Guatemala en una situación de riesgo es que indudablemente no se cuenta con la capacidad de atender los derechos de los solicitantes mientras estén en el país.

Cadena: “El gobierno de Guatemala tendrá serios problemas si suceden violaciones a los derechos de los solicitantes de asilo en su estadía en el país, ¿que pasaría si uno de ellos muere aquí? sería un conflicto internacional muy grave”.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE