Comunitarios Ch´orti´ denuncian ataques por oponerse a la empresa “Cantera los Manantiales”

COMPARTE

Créditos: agresiones olopa5

Foto: Norma Sancir

Por Stef Arreaga

04 de julio del 2019

Desde hace cuatro meses, varias comunidades Ch’orti’ en Olopa, Chiquimula, permanecen en asamblea solicitando el cierre de la empresa “Cantera los Manantiales”, que extrae antimonio, sin cumplir con los requisitos indispensables para operar.  A partir de esta resistencia pacífica se incrementaron las persecuciones, campañas de desprestigio y amenazas contra ellos, a tal punto que esta semana, Odilio Guzmán supuesto dueño de la empresa, junto con su personal de seguridad irrumpieron violentamente en lugar de resistencia, causando daños materiales, violentando e intimidando con disparos a las y los pobladores que ahí se encontraban.  

A pesar que el Ministerio Público (MP) y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) han recogido las denuncias de este y otros actos en contra de la resistencia y de la Central de Organizaciones indígenas Campesinas Ch’orti’ Nuevo Día, aún no se deducen responsabilidades a quienes han perpetrado violaciones a los derechos humanos y una serie de delitos que van desde el asesinato hasta el allanamiento ilegal de oficinas. 

Foto: Norma Sancir

El último ataque

Hace más de cuatro meses, las comunidades Ch’orti’ en Olopa, Chiquimula se constituyeron en asamblea permanente para exigir el cierre técnico, legal y operativo de la empresa minera “Cantera los Manantiales”, pero el 1 de julio en horas de la tarde, Odilio Guzmán, supuesto dueño de la empresa irrumpió de forma violenta con su vehículo, a la resistencia pacífica, provocando daños a una motocicleta, propiedad de uno de los comunitarios. Además, la seguridad de la empresa disparó en dirección a un grupo de personas que se oponen a este proyecto ilegal, así mismo agredieron físicamente a la lideresa Irma Méndez, esposa de Elizandro Pérez.

Al lugar se presentaron agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y personal de la PDH quienes levantaron un acta en donde hacen constar estos hechos. Sin embargo en conferencia de prensa los comunitarios informaron que ninguna de las denuncias interpuestas en contra de la empresa, del propietario Odilio Guzmán, su hijo y personal de seguridad ha avanzado, por lo que tienen temor por las amenazas a su integridad por defender recursos naturales y el futuro de sus hijos.

El 6 de diciembre del 2018 la comunidad Las Carboneras llevó a cabo una asamblea comunitaria en donde se hizo presente Odilio Guzmán, quien en presencia de periodistas y representantes de la PDH dijo “Si tengo que salir con mis trabajadores, lo voy a hacer”.

Por todo esto las autoridades indígenas Ch’orti’, integrado por las comunidades de Olopa, Camotán, San Juan Ermita, sostienen que seguirán en constante observación y solidaridad con la asamblea permanente de Olopa Chiquimula.

Foto: Norma Sancir

La Empresa

Incamin, S.A., es una empresa creada en el 2013, que explota sulfato de bario en Rabinal, departamento de Baja Verapaz; piedra caliza en Palencia y antimonio en Olopa y Esquipulas, en el departamento de Chiquimula. La minera ostenta un terreno privado de aproximadamente de 2 kilómetros cuadrados, denominado  “Cantera los Manantiales”, en donde se encuentran reservas de antimonio de hasta 300 mil TM (toneladas métricas).  Esta empresa se presenta como “un proyecto multidisciplinario, con expertos en exploración y explotación minera, comprometidos a la preservación del medio ambiente”.  Sin embargo, hay datos de poblaciones enteras con problemas de salud a consecuencia de este proyecto minero, dada la contaminación de ríos y bosques.

Las actividades de esta empresa afectan específicamente a las y los pobladores de estas comunidades aseguran que no cumple con los requisitos estipulados por la legislación guatemalteca y los convenios internacionales, desarrollando así una sistemática violación a los derechos de los pueblos originarios.

Foto: Norma Sancir

El recuento de los daños

El Antimonio es un elemento semimetálico que actualmente se utiliza como retardante de llamas; aumenta la dureza del plomo, se usa en la fabricación de microchips para tecnología digital y dispositivos electrónicos. La extracción del mismo puede ser tan contaminante como la extracción de oro y plata.

El problema es que la contaminación que ejerce esta empresa no solamente es en su espacio, sino que ha contaminado el río que abastece a las comunidades ya mencionadas, causando graves daños a la salud, y por si esto fuera poco, se ha comprobado que el antimonio al ser extraído de la tierra sus partículas se mezclan en el ambiente y el viento las esparce, por lo que su inhalación también se hace inevitable.

Los problemas se evidencian principalmente en la piel de los niños y niñas, quienes presentan un prurito en todo el cuerpo que causa escozor y ardor. Muchos adultos también presentan problemas de piel debido a la contaminación del agua. Una de las enfermedades más delicadas es la púrpura trombocitopénica, neumonías y disentería.  Prensa Comunitaria tuvo la oportunidad de documentar algunos casos de enfermedades relacionadas con el antimonio, así como el daño al ambiente y a los animales de corral que mueren a causa de este mismo problema.

https://prensacomunitaria.org/antimonio-el-veneno-de-la-comunidad-chorti/

Por si fuera poco, la contaminación de los ríos y aire no es lo único que preocupa a los habitantes de estas comunidades empobrecidas y olvidadas por las autoridades locales y estatales, uno de los problemas más grandes es la criminalización, persecución, allanamientos ilegales, amenazas y asesinatos hacia comunitarios y la organización Nuevo Día, quien ha dado apoyo y respaldo a las comunidades.

Elizandro Pérez, de 36 años, miembro de Nuevo Día que vivía a pocos metros de la empresa fue víctima de amenazas de muerte y otro tipo de intimidaciones desde el año 2016. Las amenazas fueron más constantes, además existieron varios intentos de detenerlo de forma ilegal hasta que en el mes de noviembre fue encontrado sin vida y hasta el día de hoy el Ministerio Público no ha resuelto el caso de esa muerte que para muchos es misteriosa pero para otros tiene nombre y apellido.

https://prensacomunitaria.org/la-no-tan-misteriosa-muerte-de-elizandro-perez-autoridad-del-pueblo-chorti/

A finales del mes de junio, en menos de una semana, intentaron irrumpir en las oficinas de la Central de Organizaciones Campesinas Ch’orti’ Nuevo Día, arrancando las cámaras de seguridad, violentaron cerraduras y balcones.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE