Tribunal de conciencia: la violencia sexual en el pasado y el presente es un crimen

COMPARTE

Créditos: tribunal conciencia4
Tiempo de lectura: 3 minutos

Foto: David Toro

Por Stef Arreaga

26 de junio del 2019

El día de ayer inició en el Centro Cultural Universitario (CCU) el Tribunal de Conciencia: La Violencia Sexual en el Pasado y el Presente es un Crimen, un juicio simbólico para el Estado de Guatemala, con el objetivo de denunciar los miles de casos de violencia sexual que quedaron en la impunidad.

Foto: David Toro

Cientos de mujeres de diferentes etnias en Guatemala se reunieron el día de ayer en el CCU para la primera jornada de este juicio simbólico, que por segunda ocasión, se lleva a cabo en el país.  El primero se realizó el 2010 en donde se trató el tema de las mujeres sobrevivientes de la guerra y que fueron víctimas de violencia sexual.

Foto: David Toro

La jornada de ayer fue muy intensa para las y los asistentes, quienes escucharon la comparecencia de varias víctimas de violencia sexual. Entre ellas se escuchó el testimonio de una joven que narró su experiencia como víctima de violación por parte de un profesor de una escuela pública de San Juan Sacatepéquez, cuando tenía tan solo 12 años. A pesar de existir suficientes pruebas en su contra un juez lo dejó en libertad. 

También se escucharon los testimonios de una mujer transgénero que fue víctima de violencia sexual y que se atrevió a denunciar, así como de mujeres indígenas que durante la guerra en el país no solo presenciaron masacres en contra de sus familiares y su comunidad sino que también fueron víctimas de violencia sexual de forma continua.

Foto: David Toro

Cerca de 500 personas escucharon detenidamente este y otros testimonios desgarradores de víctimas de violencia sexual que decidieron romper el silencio. Se pudo observar como dentro del público algunas mujeres visiblemente afectadas por estos testimonios salían a buscar el espacio de sanación y autocuidado que fue instalado para dar soporte a quienes lo necesitaran.

Foto: David Toro

El Tribunal de Conciencia está conformado por dos fiscales, que en este caso son las abogadas, Rubí Hernández de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (Unamg) y Silvia Tecún del Movimiento de Mujeres Indígenas Tz’ununija’;  un panel de magistradas de conciencia formado por Rosalina Tuyuc, Emma Molina Theissen, Lenina García, Damasia Yat, Luz Méndez y Lola Vásquez. Las magistradas darán los alegatos finales y luego de deliberar darán a conocer la sentencia.

Este Tribunal está nutrido no solo con los testimonios de las víctimas sino con pruebas documentales y peritajes relacionados a la violencia sexual. La abogada Olga Alicia Paz Bailey ofreció un peritaje psicosocial que se hizo con base a los testimonios de las víctimas que rindieron declaración. También se presentó el peritaje sobre la situación actual de la violencia sexual en Guatemala, presentado por Ada Iveth Valenzuela, directora de Unamg.

Para hoy en el Tribunal de Conciencia se espera la presentación del peritaje socioeconómico y el peritaje antropológico-cultural, así como la participación de Victoria Sanford comentará su más reciente libro: Del Genocidio al Feminicidio, en donde habla cómo las prácticas violentas sobre las poblaciones indígenas se ha manifestado a través de la violencia sobre el cuerpo de las mujeres.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE