Créditos: basta corrupción
Tiempo de lectura: 4 minutos
Foto: Prensa Comunitaria

Por Carlos Fernández del Cid*

12 de junio del 2019

Guatemala enfrenta uno de los procesos electorales más opacos desde el inicio de su era democrática.  El Tribunal Supremo Electoral -TSE-, entidad que hasta hace algunos años gozaba de credibilidad y de buena reputación, hoy ambas están por los suelos, en tanto los magistrados de dicho organismo aún con una nueva Ley Electoral y de Partidos Políticos -LEPP-, producto de las manifestaciones de 2015 se han plegado a los intereses de las organizaciones políticas tradicionales para evitar la depuración del sistema electoral y de partidos políticos, porque incluso con los pocos recursos que la LEPP les otorgaba, permitieron la inscripción de candidatos a diputaciones señalados de transfuguismo y/o actos de corrupción.  Así mismo, permitió la inscripción de candidaturas a la presidencia de la República de candidatos/as con varias denuncias legales. El escudo de los magistrados para permitir la participación de personas que carecen de idoneidad para ostentar cargos públicos, ha sido el trámite de recursos de nulidad espurios planteados por los afectados.  Sin importar la forma en que votaron los magistrados, todos son cómplices de impunidad y responsables directos de permitir la instauración de mafias corporativas disfrazadas de partidos políticos.

En el mismo contexto, el Ministerio Público -MP en manos de Consuelo Porras actual Fiscal General, ha sido útil a los intereses de las mafias incrustadas en el sistema de partidos políticos del país. Consuelo Porras ha engavetado expedientes permitiendo la inscripción de candidaturas como la de Sandra Julieta Torres Casanova, matriarca del partido Unión Nacional de la Esperanza -UNE-, so pretextando que el expediente del caso por Financiamiento Electoral Ilícito preparado por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad -FECI- a cargo del Fiscal Juan Francisco Sandoval, carecía de más elementos para darle curso legal y durmiera el sueño de los justos en su lujoso despacho.  La señora Porras, es la responsable de la inscripción de Sandra Torres y de la inmunidad que le asiste como candidata a la presidencia. Los rumores de retiro de apoyo a la FECI por parte de Consuelo Porras, terminan de concretarse con la noticia que ha sacudido la opinión pública esta semana, por las sorpresivas “vacaciones” de Oscar Shaad jefe de la Fiscalía de Delitos Electorales por tres meses, esto en pleno proceso electoral que es el espacio de tiempo primordial para que dicha fiscalía realice su cometido.  Las razones de la salida sorpresiva de Shaad son aún poco claras, pero se entiende que obedece a amenazas y falta de garantías para el ejercicio de su cargo, nuevamente bajo la mirada “vigilante” de la nefasta señora Porras. 

La guinda en el pastel, la colocaron los magistrados (así con minúsculas) de la Corte de Constitucionalidad -CC-, quienes, para ponerlo en palabras sencillas, resolvieron dejar engavetado de manera indefinida el expediente de Sandra Torres.  Ni hablar de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia -CSJ-, quienes de manera continuada han demostrado su predilección por los funcionarios señalados de actos de corrupción y los han protegido de manera sistemática.  El denominado #PactoDeCorruptos nunca tuvo mejor definidos a sus cuadros defensivos.

El trabajo vehemente realizado por el TSE, MP, CC y CSJ para defender el sistema de corrupción no es gratuito.  Este año de elecciones generales casualmente se definen magistrados a cortes y quienes los escogen son los Diputados al Congreso de la República y más adelante, serán esos mismos mal llamados padres/madres de la patria, quienes votarán para confirmar o remover al resto de la gavilla de funcionarios que ahora les han garantizado participar en las elecciones para garantizarse no solamente impunidad, sino continuar en el ejercicio del poder y la mas importante: reelegirlos para sus cargos de magistrados, fiscal, etc.   Son como amebas, que se insaculan con la presencia del medicamento que las pretende eliminar. Por eso el tratamiento hay que repetirlo unas cuantas veces para asegurarse de su efectividad.

Mientras los amores y los odios en las redes sociales se enfocan en las candidaturas a la presidencia y vicepresidencia, es nuevamente el momento de poner especial atención en las planillas de diputados/as al congreso.  Está claro que los partidos políticos siguientes:  FCN, Podemos, UCN, BIEN, CREO, Encuentro por Guatemala, Prosperidad Ciudadana, UNE, Winaq, UNIDOS y (en resumen) TODOS, llevan tránsfugas y personas decantadas por el #PactoDeCorruptos. Si vota por estos partidos, después no se queje, porque son el vehículo para gente funesta que ha apoyado descaradamente cualquier proceso en contra de los intereses de las mayorías. Estos partidos, son parte integral de la gavilla de los que eligen a los magistrados, sin importar si en el proceso interviene o no una Comisión de Postulación.

Existen otros partidos, que no están en la anterior lista corta que postulan gente que puede refrescar el Congreso. Los tiene de cualquier tipo de ideología, escoja al que mas le guste. Votar es la única opción para sacar a los mismos del Congreso y quien quita, llevar algo diferente a la presidencia.  Según las encuestas, la gran mayoría esta INDECISA, es decir ese grupo puede hacer la diferencia, pero no lo van a conseguir quedándose en su casa como simples observadores.  Es comprensible que algunos quieran abstenerse y otros votar nulo.  Ambas posturas tienen sus razones, pero en términos concretos no tendrán impacto real en el actual proceso electoral. El voto nulo es marginal según los estudios de opinión y aunque en un hipotético caso fueran el 51% del voto válido computado, la LEPP no contempla el cambio de candidatos en un posible escenario de repetición de comicios.

Este domingo 16 de junio se puede marcar una diferencia y esa sólo se logrará asistiendo a su respectivo centro de votación. No deje que las maquinarias acarreen a sus votantes y que sean los que definan el destino del país. Hay un ejemplo esperanzador y ha ocurrido en El Salvador, donde la ciudadanía ha elegido a un presidente fuera de las mafias tradicionales y que ha votado por legisladores que puedan acompañar el proceso de transformación. Las manifestaciones en las calles no son suficientes si éstas no se concretan en elecciones generales que sitúen gente nueva en cargos públicos. No haga caso de campañas para inmovilizar el voto, tal es el caso del hashtag #paQueVotar, utilizado en Twitter y Facebook activado por un netcenter que utiliza cuentas y perfiles creados en mayo de este año y una que otro perfil de “influencers” vinculados a grupos espurios.  Tu voto, tiene poder de transformar. 

* Twitter: @carlosfercid

Autoría y edición

COMPARTE