Marcha de la Dignidad por la Vida y la Justicia concluyó recorrido

COMPARTE

Créditos: marcha torito
Tiempo de lectura: 3 minutos
Foto: David Toro

Por Norma Sancir

08 de mayo del 2019

Autoridades indígenas encabezaron la caminata que salió el pasado martes del kilómetro 40, ubicado en Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez, en dirección hacia el municipio de Mixco.

A su paso fueron recibidos por autoridades indígenas y comunitarias; colectivos organizados y artísticos, así como medios de comunicación local.

Foto: Norma Sancir

Con micrófono en mano las denuncias de cada paso fueron: las demandas históricas de los pueblos indígenas, la falta de tierra, el modelo de desarrollo que daña la madre tierra, la contaminación de ríos, la explotación laboral del campo por empresarios y la falta de acceso de servicios básicos. Además, la violación de derechos humanos, demanda que no se ve reflejada con soluciones en las propuestas de los partidos políticos para las próximas elecciones.

Para Pedro Camaja de la Asamblea Social y Popular y Convergencia Waquib Kej, “la marcha es para denunciar las violaciones de derechos humanos, la alianza criminal en las elecciones, que solo demuestra el pacto de corruptos, que ve un negocio en el proceso electoral”.

Damazo Aldana del Consejo Indígena Maya Ch’orti’ caminó 7 días para alzar la voz de los pueblos indígenas que por años han sido excluidos por la corrupción que existe en el país. “El pueblo esta cansado de como los corruptos negocian con empresarios de minería, hidroeléctricas y monocultivos, cada 4 años ofrecen mentiras, por eso queremos unirnos los pueblos para hacer un cambio en el país” compartió mientras marchaba junto a las autoridades del Consejo Indígena Maya, Xinka y Garífuna.

Foto: Norma Sancir

Las mujeres que caminaron hicieron un llamado a la conciencia social, ” somos mujeres violentadas, manipuladas por políticos, enfrentamos la militarización en nuestras comunidades, llamamos a las hermanas de la ciudad para que juntas denunciemos la violencia que sufrimos” expresó Amalia López de la Fundación para el Desarrollo y Fortalecimiento de Organizaciones de Base (Fundebase).

“Nos están robando el agua y la vida” como mujeres vivimos inseguras, el Estado tiene militarizado nuestro territorio en San Juan Sacatepéquez. Por eso estamos caminando para denunciar como nos han criminalizado y encarcelado por denunciar a Cementos Progreso que está construyendo un anillo regional, no respetaron la consulta de los pueblos al no querer que exploten nuestro territorio” indicó la representante de Asociación Grupo Integral de Mujeres Sanjuaneras (AGIMS).

Así concluyó la Marcha de la Dignidad por la Vida y la Justicia con pancartas en mano, canciones, consignas, sueros, descansos y denuncias que escucharon quienes los observaron en los casi 200 kilómetros recorridos.

Fotos: Norma Sancir

Autoría y edición

Periodista

COMPARTE