¿Seguridad universitaria o propuestas superficiales?

COMPARTE

Créditos: usac redes
Tiempo de lectura: 2 minutos
Foto: redes

Por David Toro

4 de abril del 2019

El Consejo Superior Universitario (CSU) ha propuesto colocar garitas de seguridad en las entradas del campus central de la Universidad de San Carlos (Usac). La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) ha rechazado esta medida, por considerar que no responde directamente a la problemática de violencia y crimen que amenaza a la población universitaria.

Dentro de la Usac se han registrado varios casos de violencia durante el 2019. El abogado José Fernando Álvarez Granados, exasesor jurídico de la Comisión Transitoria de la AEU fue asesinado dentro del campus y el principal sospechoso es un guardia de seguridad de la universidad. En otra arista, los ataques en contra de estudiantes mujeres no han sido tomados en cuenta en los planes de seguridad del rector Murphy Paiz, a pesar de que han existido denuncias graves sobre violencia sexual.

Lea aquí uno de los casos de violencia sexual más recientes acaecidos en la Usac:

https://prensacomunitaria.org/joven-es-victima-de-violencia-sexual-dentro-de-la-usac/

La propuesta de las autoridades

El Consejo Superior Universitario, dirigido por Murphy Paiz, anunció que colocarán un sistema de molinetes y talanqueras en las entradas. Los estudiantes deberán identificarse con su carné y los que lleven vehículo deberán adquirir un código para ingresar a los parqueos, los visitantes ajenos a la Usac deberán presentar su DPI y se prohibirá el ingreso de armas.

Este proyecto sería implementado en el campus Central y en el Cum zona 11.

AEU: “Este plan de seguridad es superficial”

La secretaría general de la AEU, Lenina García, pidió que se detuviera el plan estratégico de seguridad que fue aprobado por el consejo superior universitario, pues este se realizó sin consensos entre los diferentes sectores universitarios. Además considera que no resuelve los problemas torales.

García asegura que el plan de talanqueras y molinetes tendrá un costo de Q27 millones. Resalta que restringir el ingreso a la ciudadanía no es la solución, e hizo un llamado al CSU para que se planteen soluciones que ataquen la violencia de fondo y no superficialmente. Desde la perspectiva de la AEU este es un proyecto del actual rector que atenta contra la educación universitaria pública y lo cataloga como un intento por privatizarla.

Durante varias ocasiones la AEU ha denunciado medidas de la administración Paiz que han sido aprobadas de forma unilateral y que no benefician a toda la población universitaria.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE