Polígrafo: las diputaciones como negocio

COMPARTE

Créditos: guatemala visible
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Polígrafo

3 de abril del 2019

Varias agrupaciones, entre estas “Guatemala Visible”, “Jóvenes por Guatemala” y “Primero Guatemala”, presentaron al Registro de Ciudadanos un documento con nombres de 22 aspirantes a cargos públicos que tendrían impedimento legal para participar en las próximas elecciones por ser contratistas del Estado.

Según las agrupaciones, la Contraloría General de Cuentas les manifestó que la definición de contratista “es la persona individual o jurídica que presta un servicio”, y según la Constitución en su artículo 164, literal b), establece que “no pueden ser diputados los contratistas de obras o empresas públicas que se costeen con fondos del Estado”.

Dentro de los mencionados está el hijo del magistrado Nery Medina, quien compite por una diputación con el partido Todos, de Felipe Alejos. El candidato Medina Ricco tiene varios contratos con el Estado, entre ellos con el Ministerio de Gobernación, el Registro de Información Catastral y la Secretaria Nacional de Bienes en Extinción de Dominio, con contratos por más de Q500 mil.

Los partidos con candidatos con contratos con el Estado son: Viva, con 11 candidatos; Todos, 10; UNE, 3; FCN-Nación, 2; Partido Unionista, 1; Partido Valor, 1; y Partido Fuerza, 1.

En las anteriores elecciones se han dado casos en los que los diputados contaban con empresas a nombre de testaferros con el fin de burlar este impedimento.

¿Qué piensas de este impedimento establecido en la Constitución para los candidatos a diputados?

¿Las personas que tienen negocios con el Estado deberían de abstenerse de participar?

¿Piensas que el Registro de Ciudadanos debería de negar la inscripción a estos contratistas?

Autoría y edición

COMPARTE