Julian Assange: el preso político más famoso de la historia reciente

COMPARTE

Créditos: daily
Julian Assange. Foto: The daily beast

Por Stef Arreaga

11 de abril del 2019

Julian Assange, fundador de WikiLeaks, fue arrestado en la embajada de Ecuador en Londres, anunció la policía británica este jueves.  La Policía Metropolitana dijo que sus agentes entraron a la embajada, donde Assange ha vivido los últimos siete años, para detenerlo por “no entregarse ante el tribunal” por una orden emitida en 2012.

¿Quién es Assange?

Julian Assange nació el 3 de julio de 1971, en Townsville, en el estado australiano de Queensland.  Estudió matemáticas, física e informática en la universidad, sin llegar a licenciarse.  La piratería informática llamó su atención poderosamente y pronto estaría en las webs de la Nasa y el Pentágono de Estados Unidos, usando el seudónimo “Mendax”.

Infografía: Pictoline

El inicio de WikiLeaks

En el 2006, Julian Assange hizo el lanzamiento de una organización mediática internacional, un sitio de internet, que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible.  Según el sitio, está conformada por disidentes chinos, periodistas, matemáticos, científicos y tecnólogos de empresas de los Estados Unidos, Taiwán, Europa, Australia y Sudáfrica.

Wikileaks ofreció recibir filtraciones que develaran comportamientos no éticos de los gobiernos, con énfasis especial en los países que tienen regímenes totalitarios, aunque luego comenzó a involucrar religiones y grandes empresas a nivel mundial.  Así es como el mundo comenzó a saber la actividad y relación entre los Estados Unidos con Irak y Afganistán.

El 5 de abril del 2010, WikiLeaks publicó un video del 2007 en donde se ve cómo soldados estadounidenses disparan al reportero de Reuters, Namir Noor-Eldeen, a su ayudante y a nueve personas más. Una clara forma de poner en jaque al aparato militar de los Estados Unidos. 
Ese mismo año se publicaron unos documentos de sucesos no revelados entre los años 2004 y 2009 en la guerra de Afganistán: víctimas civiles provocadas por soldados de EEUU y por soldados de los países aliados, conexiones de inteligencia pakistaní y los talibanes insurgentes.

En octubre de ese mismo año, se publicaron documentos que revelaban la tortura sistemática de militares estadounidenses hacia iraquíes, asimismo, revelaron la cifra de 109032 muertos en Irak, de los cuales 66081 fueron civiles.

WikiLeaks publicó cerca de 700 mil documentos secretos del departamento de justicia de los Estados Unidos, una de las mayores filtraciones de información clasificada en la historia de ese país.

A finales del 2010, un tribunal sueco emitió una orden de arresto internacional en contra de Assange y no era precisamente por la filtración de documentos secretos, sino por violación, acoso sexual y coacción ilícita.  La fiscal Mafía Haljebo, retiró la acusación a las pocas horas declarando que no había motivos para sospechar de la implicación de Assange en una violación, pero curiosamente, un mes después, dijo que sí había razón suficiente para creer que podría ser culpable, por lo que ordenó reabrir la investigación.  Desde entonces cuenta con dos órdenes de arresto en Suecia, una por violación y otra por acoso sexual.

El 24 de febrero de 2011, el juez británico Howard Riddle autorizó la extradición de Assange a Suecia, considerando que ese país ofrece todas las garantías judiciales. Rechazó los argumentos de su defensa, que afirman que en ese país no tendría un juicio justo debido a que los medios y la opinión pública están en su contra, influenciados por el propio Primer Ministro sueco, Frederik Reinfeldt, que le consideró culpable públicamente. Assange, sus defensores y sus seguidores, temen que desde Suecia se facilite su extradición a los Estados Unidos donde las fuerzas políticas han pedido que se le juzgue por espionaje y traición, lo que podría condenarle a la pena de muerte.

El 16 de agosto de 2012 el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, anunció la decisión de la República del Ecuador de conceder asilo político a Julian Assange, indicando los siguientes motivos:

  1. Que Julian Assange es un profesional de la comunicación galardonado internacionalmente por su lucha a favor de la libertad de expresión, de la libertad de prensa y de los derechos humanos en general;
  • Que el señor Assange compartió con el público global información documental privilegiada que fue generada por diversas fuentes, y que afectó a funcionarios, países y organizaciones internacionales;
  • Que existen serios indicios de retaliación por parte del país o los países que produjeron la información divulgada por el señor Assange, represalia que puede poner en riesgo su seguridad, integridad, e incluso su vida;
  • Que, a pesar de las gestiones diplomáticas realizadas por el Estado ecuatoriano, los países de los cuales se han requerido garantías suficientes para proteger la seguridad y la vida del señor Assange, se han negado a facilitarlas;
  • Que existe la certeza de las autoridades ecuatorianas de que es factible la extradición del señor Assange a un tercer país fuera de la Unión Europea, sin las debidas garantías para su seguridad e integridad personal;
  • Que la evidencia jurídica muestra claramente que, de darse una extradición a los Estados Unidos de América, el señor Assange no tendría un juicio justo, podría ser juzgado por tribunales especiales o militares, y no es inverosímil que se le aplique un trato cruel y degradante, y se le condene a cadena perpetua o a la pena capital, con lo cual no serían respetados sus derechos humanos;
  • Que, si bien el señor Assange debe responder por la investigación abierta en Suecia, el Ecuador es consciente de que la fiscalía sueca ha tenido una actitud contradictoria que impidió al señor Assange el total ejercicio del legítimo derecho a la defensa;
  • Que el Ecuador está convencido de que se han menoscabado los derechos procesales del señor Assange durante dicha investigación;
  • Que el Ecuador ha constatado que el señor Assange se encuentra sin la debida protección y auxilio que debía recibir de parte del Estado del cual es ciudadano;
  1. Que, al tenor de varias declaraciones públicas y comunicaciones diplomáticas realizadas por funcionarios de Gran Bretaña, Suecia y Estados Unidos de América, se infiere que dichos gobiernos no respetarían las convenciones y tratados internacionales, y darían prioridad a leyes internas de jerarquía secundaria, contraviniendo normas expresas de aplicación universal; y,
  1. Que, si el señor Assange es reducido a prisión preventiva en Suecia (tal y como es costumbre en este país), se iniciaría una cadena de sucesos que impediría que se tomen medidas de protección ulterior para evitar la posible extradición a un tercer país.

En agosto de 2016, después de un fallido intento de asalto a la sede diplomática de Ecuador en Londres, donde se encuentra resguardado Julian Assange, Ecuador reiteró su compromiso de proteger su vida.

En mayo de 2017, Suecia decide cerrar la causa por supuesta violación contra Julian Assange. La fiscalía sueca informó: “el archivo no se debe a que se haya aclarado la inocencia de Assange, sino a las dificultades que ha supuesto para el procedimiento el que el fundador de WikiLeaks permanezca refugiado en la citada embajada”.

El día de hoy el fundador de WikiLeaks fue detenido en la embajada de Ecuador en Londres, por parte de la policía británica. El presidente de Ecuador, Lenín Moreno retiró el asilo que le había otorgado el expresidente Rafael Correa, supuestamente “por no ponerse a disposición de la corte”.  Y pronto se sabría que también había sido por solicitud de las autoridades de los Estados Unidos, por “delitos informáticos”.

Moreno afirmó que su país decidió soberanamente retirar el asilo diplomático a Julian Assange. El mandatario se pronunció tras concretarse de detención del fundador de WikiLeaks, quien estuvo casi siete años refugiado en la embajada del país sudamericano en Londres:

“Hoy anuncio que la conducta irrespetuosa y agresiva del señor Julian Assange, las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización aliada en contra del Ecuador y, sobre todo, la transgresión de los convenios internacionales, han llevado la situación a un punto en el que el asilo de Assange es insostenible e inviable”, comenzó su discurso Moreno.

https://mobile.twitter.com/jgalemparte/status/1116343252075143168?s=19

Horas más tarde el tribunal declaró culpable al australiano, por haber violado los términos de la fianza que le había sido concedida mientras combatía una posible extradición a Suecia, lo que lo expone a una pena máxima de hasta 12 meses en prisión.   

En una carta dirigida al canciller ecuatoriano, José Valencia, la Cidh (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), con sede en Washington, informó que “el expediente correspondiente a la presente solicitud de medidas cautelares fue oportunamente cerrado”.

También recordó a Quito que es su deber “no deportar, devolver, expulsar, extraditar o remover de otro modo a una persona que esté sujeta su jurisdicción a otro Estado, o a un tercer Estado que no sea seguro, cuando exista presunción fundada para creer que estaría en peligro de ser sometida a tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes.

“Es una de las traiciones más grandes en la historia latinoamericana”

Por otro lado, en las múltiples reacciones tras su captura, hubo una muy interesante que podría revelar actos ilícitos por parte del gobierno de Lenín Moreno, y es el pronunciamiento del expresidente de Ecuador, Rafael Correa, quien en una entrevista concedida a la BBC en Bruselas, Bélgica, afirmó que la detención de Assange no le sorprende, aunque sí le resulta increíble “la brutalidad con la que se llevó a cabo”.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE