Inició el debate oral y público en contra del preso político Abelino Chub Caal

COMPARTE

Créditos: stefg
Tiempo de lectura: 4 minutos
Abelino Chub Caal. Foto: Stef Arreaga

Por Stef Arreaga

22 de abril del 2019

Después de un proceso penal de más de dos años, finalmente inició el juicio en contra del profesor Abelino Chub Caal, maya q’eqchi’, defensor de la tierra, de los derechos de los pueblos indígenas y traductor de una comunidad monolingüe. Detenido el sábado 4 de febrero, en San Pedro Carchá, Alta Verapaz, por orden de juez, acusado de haber cometido cinco delitos. Cargos carentes de prueba, construidos por finqueros de la zona, que han intentado impedir que se dé acompañamiento y denuncien prácticas que atentan contra los derechos de las comunidades.

Este 22 de febrero, el Tribunal de Mayor Riesgo A, integrado por su presidenta, la jueza Jazmín Barrios, la jueza Patricia Bustamante y el Juez Gerber Sical,  quienes abrieron este día  el debate oral y público en contra de Chub Caal, sindicado de los delitos de asociación ilícita, incendio y usurpación agravada, por los hechos ocurridos el 7 de agosto del año 2016, cuando supuestamente, pobladores de la Finca Plan Grande, quemaron varias parcelas de palma africana e intimidaron a trabajadores de la finca aledaña “El Murciélago”. 

Lea mas sobre el proceso penal aquí:

https://prensacomunitaria.org/el-largo-proceso-penal-contra-el-preso-politico-abelino-chub/

La audiencia dio inicio a las 8:30 de la mañana. La sala se encontraba llena de personas particulares, de la comunidad, organizaciones sociales, campesinas y de derechos humanos, así como miembros de Brigadas de Paz y Oacnudh, prensa nacional e internacional.   Chub Caal se mostraba tranquilo y sonriente con sus amigos que se presentaron para apoyarle durante este proceso.  Para el medio día una decena de testigos propuestos por el Ministerio Público habían rendido declaración frente a este tribunal de sentencia, todos empleados de la finca El Murciélago, ubicada en el Estor, Izabal. La mitad de estos testigos aseguró no conocer a Abelino Chub y no constarles los hechos por los que es acusado.

Algunos de los testigos se mostraron nerviosos en sus declaraciones, contradiciéndose uno con el otro en cuestiones básicas. Por ejemplo, el testigo Agustín Pou, indicó que Chub tenía en una mano una piedra y en la otra un machete, mientras que el testigo Daniel Valdemar Coy, indicaba que el acusado tenía solamente un machete en la mano.   Algunos indicaron haber visto fuego en las siembras, mientras otros aseguran que no hubo fuego durante el tiempo que permanecieron en la finca.

Un dato controversial es que el testigo Héctor Colindres, técnico I de escena en investigaciones criminalísticas del  MP de Izabal, realizó un álbum fotográfico de un desalojo a la comunidad en esa finca, en otro momento, es decir, no durante el tiempo en que se está conociendo el caso en cuestión. Aseguró no haber visto nunca a  Abelino Chub, y que las casas que habían en el lugar fueron quemadas por la Policía Nacional Civil.  La sala se llenó de murmullos y los abogados de la barra acusadora se mostraron perplejos al escuchar la declaración, que confirma la violencia utilizada en contra de las comunidades desalojadas.

El Ministerio Público propuso a 24 testigos, de los cuales faltan 14 por declarar. Los abogados acusadores propusieron a 3 testigos, y los abogados defensores a otros 3. Esto según datos que proporcionó la jueza Jazmín Barrios previo a concluir la audiencia del día de hoy.

Lo acusan el Ministerio Público (MP) y figuran como querellantes adhesivos las empresas Inversiones Cobra, Sociedad Anónima y CXI, Sociedad Anónima, esta última representada por el abogado Carlos Manuel Ovalle Leranoz, egresado de la Universidad Francisco Marroquín.

Al finalizar la audiencia, Chub se pronunció al respecto: 

“Es notable como la misma Empresa ha orquestado y montado todo esto en mi contra, pero prevalecerá la verdad.  Demostraré mi inocencia en el momento que brinde mi declaración, si es posible mañana mismo lo haré. Este es el final de más de dos años de proceso.”

Al preguntarle qué piensa sobre las y los defensores que están siendo criminalizados por defender la tierra, dijo:

“Totalmente evidentes las tácticas y prácticas de este modelo de imposición del robo de recursos naturales, en este caso la minería, las hidroeléctricas, el acaparamiento de tierra para cultivar palma.  Es evidente que el poder económico pretende acabar con la vida de las comunidades, y someterlas bajo esclavitud. Hoy por ejemplo se ven hermanos que se prestan a la criminalización.  Pero otros no hemos sido instrumento de esos poderosos, por eso es que hoy en día estoy en la cárcel.”

Los testigos que declararon este día fueron:

  1. David Eduardo Imeri Aguilar

2.    Julio Jaaj Chú

3.   Haroldo Xi Pachá

4.   Ventura Chú

5.   Agustin Pou

6.   Santiago Elisandro

7.  Héctor Josué Colindres Gonzáles

8.  Daniel Valdemar Coy Maquín

9. Wilfred Geovany López Castañeda

10. Cristian Orlando Sagüil Sagastume

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE