El 1 de mayo en Guatemala no será de lucha y de protesta

COMPARTE

Créditos: 1_sWGfGcOQlSZO8GM7G5nycA
Tiempo de lectura: 5 minutos
Fotografía: Rony Morales

Por Stef Arreaga

Por Stef Arreaga

Este año, el 1ro de Mayo, la clase trabajadora se ve forzada a trabajar y la mayoría de sindicatos se ausentarían de la conmemoración y la protesta acostumbrada. El Congreso a través de 83 diputados  aprobó el decreto 19-2018 que establece que los asuetos se unan al fin de semana para promover el “turismo interno”, así que si esta fecha histórica cae entre semana, forzosamente tendrá que hacerse un día lunes. Tampoco se trata de cualquier asueto, sino coincidentemente los relacionados con manifestaciones populares, como el 30 de Junio y el 20 de Octubre. La Comisión Internacional de Juristas planea impugnar esta ley que limita a las y los trabajadores a no poder hacer la manifestación por el Día del Trabajo, como se ha venido haciendo desde el 1ro de Mayo de 1921.

Después de la Revolución de 1944, los sectores sindicales de trabajadores, gremios, estudiantes y trabajadores en general, pudieron celebrar el día del Trabajo cada 1 de mayo, luego de 12 años sin conmemorar esta fecha —durante la dictadura de Jorge Ubico—. Años después quedó plasmado en el código de Trabajo, como un feriado oficial.

Un poco de historia

El 1ro de Mayo de 1921, Guatemala celebró la primera marcha por el Día del Trabajo, por la influencia de las revoluciones en Europa, en donde la participación obrera era decisiva gracias a los grandes partidos socialistas de casi todo el continente. La revolución en México (1910-1920), también impactó políticamente a los obreros guatemaltecos. 

La federación Obrera de Guatemala para la Protección Legal del Trabajo, conocida como FOG, fue fundada en los tiempos del dictador Manuel Estrada Cabrera. Estaba organizada por trabajadores de la Sociedad “El Porvenir de los Obreros”, el Gremio de Albañiles, la Sociedad Fraternal de Barberos y muchas otras organizaciones similares. Posteriormente albergó al naciente sindicalismo cuyo referente internacional era la Confederación Obrera Panamericana (COPA), auspiciada por el sindicalismo estadounidense.  A ellos se les unió posteriormente la Unificación Obrera Socialista (USO)  integrada por sastres, carpinteros, panaderos, estudiantes pobres y, en general, personas provenientes del partido liberal que había roto el liberalismo de Estrada Cabrera y con el unionismo que había sido aliado en la lucha contra la dictadura.

Entre las ocho y las nueve de la mañana del domingo 1ro de Mayo, los contingentes obreros comenzaron a concentrarse en la plazuela de la Iglesia San Sebastián, ubicada en la 6ª Avenida y 3ª calle de la zona 1. De ahí partieron hacia el monumento a Cristóbal Colón, que  en ese entonces se ubicaba en el Parque Central, luego se fueron por la 8ª calle hacia el oriente y llegaron a la esquina del Teatro Colón (hoy conocido como Parque Colón) en donde hubo otros actos y pronunciamientos, luego se fueron para el Parque Concordia (ahora llamado Enrique Gómez Carrillo) y por la tarde estarían todos concentrados nuevamente en el Hipódromo del Norte, donde hubo marimba y banda marcial.  Por la noche, el estudiante Izaguirre dictó una conferencia titulada “El proletariado de Guatemala inicia un nuevo movimiento socialista”.

EEse 1ro de Mayo de 1921 cayó en domingo, lo cual facilitó las cosas para que las y los trabajadores pudieran asistir a las celebraciones del Día del Trabajo, pero los años siguientes no tendrían la misma suerte, porque la fecha no era un feriado oficial y los obreros se vieron en la necesidad de celebrar el Día del Trabajo el primer domingo de mayo de cada año, ya que no contaban con los permisos, ni del gobierno ni de los patrones, para ausentarse ese día.En 1932, el nuevo dictador, Jorge Ubico encarceló a toda la dirigencia comunista, fusiló a uno de sus dirigentes —el hondureño Juan Pablo Wainrigth—, y prohibió y retiró la personería jurídica a colaboracionistas y revolucionarios por igual.  En ese periodo ya no hubo sindicatos, ni sociedades obreras, tampoco desfiles del 1ro de Mayo.  Hubo que esperar 12 años para que los obreros guatemaltecos volvieran a organizar sus gremios y sindicatos y se reactivaran las huelgas.  Todo comenzó a florecer nuevamente con la Revolución de 1944. Desde esa fecha la marcha del Día del Trabajo comenzó a celebrarse cada 1ro de Mayo, indistintamente del día de la semana que cayera. Luego esto quedó regulado en la ley, en el artículo 127 del Código de Trabajo, donde se establece que TODO TRABAJADOR SIN EXCEPCIÓN, tiene derecho a vacaciones y asuetos con goce de salario para las fechas:  1 de enero; Jueves, Viernes y Sábado Santos; 1ro de Mayo; 30 de junio; 15 de Septiembre; 20 de Octubre; 1 de noviembre; 24 de diciembre a partir de las 12 horas; 25 de diciembre; 31 de diciembre a partir de mediodía; y el día de la fiesta patronal de cada localidad.

En 1932 el nuevo dictador, Jorge Ubico encarceló a toda la dirigencia comunista, fusiló a uno de sus dirigentes —el hondureño Juan Pablo Wainrigth—, prohibió y retiró la personería jurídica a colaboracionistas y revolucionarios por igual.  En ese periodo ya no hubo sindicatos, ni sociedades obreras, tampoco desfiles del 1 de mayo.  Hubo que esperar 12 años para que los obreros guatemaltecos volvieran a organizar sus gremios y sindicatos y se reactivaran las huelgas.  Todo comenzó a florecer nuevamente con la Gloriosa Revolución de 1944, desde esa fecha la marcha del día del Trabajo comenzó a celebrarse cada 1 de mayo, indistintamente el día de la semana que cayera, luego esto quedó regulado en la ley, en el artículo 127 del Código de Trabajo en donde se establece que TODO TRABAJADOR SIN EXCEPCIÓN, tiene derecho a vacaciones y asuetos con goce de salario para las fechas:  1 de enero; jueves, viernes y sábado Santos; 1 de mayo; 30 de junio; 15 de septiembre; 20 de octubre; 1 de noviembre; 24 de diciembre a partir de las 12 horas; 25 de diciembre; 31 de diciembre a partir de mediodía; y el día de la fiesta patronal de cada localidad. 

Fotografía: Rony Morales

Vamos de reversa:

Todo iba muy bien con los feriados, hasta que 83 diputados del Congreso de la República de Guatemala en septiembre del 2018, votaron a favor de la modificación de la ley bajo el Decreto 19-2018 que “promueve el turismo interno” para que varios asuetos sean movidos para el día lunes, sin importar si el día festivo es fin de semana, pero no para todas las fechas de asueto, sino solamente para tres fechas:

El día del Trabajo  (1 de mayo)

Día de Ejército (30 de junio)

Día de la Revolución (20 de octubre)

Tres días en donde desde hace décadas se hacen manifestaciones masivas por parte de los sectores laborales, sindicatos, organizaciones sociales, campesinas, indígenas, estudiantes y de derechos humanos.

Este año, el 1 de mayo del 2019, cae día miércoles, es la primera vez que un lunes antes a esta fecha las calles se encuentran vacías, muchos de los comercios se encuentran cerrados y hay un desconcierto total en cuanto al feriado del Día del Trabajo, no toda la gente conoce sobre esta modificación de ley.

El abogado Ramón Cadena Rámila, director de la Comisión Internacional de Juristas para Centro América (CIJ), nos comentó que tienen planeado impugnar esta ley.

Hasta el momento algunos sindicatos han hecho el llamado para presentarse este 1 de mayo en el monumento al Trabajo (el muñecón) en la zona 5, a  las 8 de la mañana en dirección al Parque Central en la zona 1 capitalina, sin embargo se prevee que esta manifestación histórica se vea afectada por esta disposición gubernativa.

Autoría y edición

Periodista de Alta Verapaz

COMPARTE