Créditos: ele
Tiempo de lectura: 5 minutos
Ilustración: Stef Arreaga

Por Stef Arreaga

26 de marzo 2019

El 18 de enero se declaró abierta la convocatoria a las Elecciones Generales, dos días después inició la inscripción de candidatos ante el Registro de Ciudadanos del TSE. El 18 de marzo se dio el banderazo para el inicio de la campaña electoral, la cual finalizará el 14 de junio a las 12:00 horas. Pese a ello, los hechos de violencia de cara a las elecciones se han intensificado desde el año pasado, no sólo en contra de candidatos a nivel nacional y departamental, sino en contra de la población. Estos hechos incluyen amenazas, extorsiones, ataques directos, homicidios y femicidios.

Uno de los factores de los altos niveles de violencia política, es que muchos de estos mismos actores políticos ejercen violencia como una demostración de poder, ya sea propio, o de las redes criminales que los patrocinan.

El Tribunal Supremo Electoral preparó un mapa de conflictividad electoral para este 2019, el cual coincide con el Plan de Acción para las Elecciones del 2019, del Ministerio Público.  Estos datos surgen de los lugares en donde se presentaron hechos de violencia en las elecciones del 2015 —turbas incluidas— por desacuerdo en los resultados finales, fenómeno llamado “turbación de acto eleccionario”, según el Código Penal.

En el 2015, 74 municipios fueron identificados con riesgo alto, y 148 con riesgo medio, de sufrir algún tipo de violencia electoral.  El titular de la Fiscalía contra Delitos Electorales, Óscar Schaad, indicó que los lugares con mayor incidencia del fenómeno, son Guatemala y sus municipios. Asimismo, El Progreso y sus municipios;  Santa María Joyabaj, municipio de El Quiché; y los departamentos orientales Jutiapa, Jalapa y Zacapa.

Homicidios como advertencia e intimidación

“Amenazar y asesinar es un mecanismo para generar terror y dudas, que en Guatemala no es historia, sino prácticas que siguen vigentes y que cada día dejan más víctimas en el pueblo guatemalteco. Los sectores de poder, con la participación o en contubernio con las mismas autoridades estatales, reprimen a quienes intentan alzar su voz, organizarse y decir «Basta ya de tantas injusticias, exigimos nuestros derechos».” 

Leiria Vay

El 9 de mayo del 2018, sujetos armados ingresaron a una librería de San Luis Jilotepeque, en donde se encontraba el líder de Codeca, Luis Marroquín; dispararon repetidamente hasta darle muerte. Marroquín sería candidato de San Pedro Pinula, Jalapa, para el Partido Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP), instrumento político de Codeca.

Luis Marroquín. Foto: Codeca

Juana Raymundo, enfermera maya ixil de 25 años, defensora de derechos humanos, integrante y parte de la coordinación de Codeca en la región de Nebaj (El Quiché) y miembro del Comité Municipal del Movimiento para la Liberación de los Pueblos  (MLP), fue secuestrada el 27 de julio del 2018 mientras se dirigía a su casa en Nebaj. Al día siguiente  fue encontrada con señales de tortura a orillas de la carretera.

Juana Raymundo. Foto: Codeca

El 21 de enero de este año, el alcalde de Santa Catalina La Tinta, Alta Verapaz, Arturo Juc Caal, del partido Fuerza, falleció luego de un ataque armado en la aldea Telemán. Cuando se dirigía a su casa fue emboscado por sicarios en un lugar llamado Puente Viejo.  

Arturo Juc Caal.
Foto: scoopnest.com

El 11 de febrero fue asesinado el candidato por el partido Fuerza para la alcaldía de Tiquisate, Escuintla, el señor Marvin Geovanni Peña. Regresaba a su hogar a bordo de una motocicleta, cuando fue interceptado por unos tiradores.  Peña falleció al ingresar al hospital de ese municipio.

Marvin Peña. Foto: internet

El 9 de marzo, Nery Barrios, actual concejal y candidato a alcalde de El Quetzal, San Marcos, por el Partido Humanista, fue atacado al salir de una actividad proselitista en la aldea Sintaná, en donde unos sujetos dispararon contra él, acertando solamente un tiro en una de las piernas.

El 14 de marzo, el candidato a la alcaldía del partido Vamos, por el municipio de San José La Máquina, Suchitepéquez, Abelardo Mejía García, resultó herido luego de ser víctima de un ataque armado. Según informes de las autoridades, cámaras del lugar lograron captar al atacante, el cual se conducía en una motocicleta de color rojo.  Las investigaciones aún se llevan a cabo.

La noche del 15 de marzo, se registró un hecho armado en contra de Esduin Jerson Javier Javier —mejor conocido en el hampa como “Tres quiebres”—, actual alcalde de Ipala, Chiquimula, quien busca la reelección con el Comité Cívico Milpa, fue atacado a balazos cuando se conducía en un picop.  El alcalde indicó que salió ileso del atentado.  Luego de este ataque, se capturó al presunto responsable llamado Derik Miguel Lemus, a quien se le incautó un fusil AR-15, dos tolvas y 19 municiones útiles.

Esduin Jerson Javier Javier “Tres quiebres”. Foto: Internet

Y finalmente, la reciente desaparición de la enfermera Carina Ivón Mazariegos, de 32 años, integrante de Codeca y nuera del candidato a la alcaldía de San Andrés Villa Seca,  Suchitepéquez. Mazariegos salía de la aldea en donde labora, el pasado martes 19 de marzo, en dirección a otro centro de salud en la comunidad en donde vive, a unos 7 kilómetros. Nunca llegó a su destino. Hasta el momento no se tiene conocimiento de su paradero. Codeca se ha pronunciado al respecto, la familia y sus vecinos no paran la búsqueda.  Lea más sobre este caso aquí:

https://prensacomunitaria.org/carina-mazariegos-la-enfermera-integrante-de-codeca-que-desaparecio-sin-dejar-rastro/

Ataques de desinformación

En Guatemala, las plataformas sociales han suspendido decenas de perfiles porque han encontrado que manejan varias cuentas a través de una misma dirección de IP. Es sabida la existencia de varios net centers, algunos vinculados al gobierno y, otros, a los grupos en contra del mismo.  Un medio digital publicó un mapa en donde se fabricaron y movieron distintos hashtags en apoyo al presidente Jimmy Morales. 

Es decir, no sólo los ataques en contra de candidatos y miembros de organizaciones han hecho que este monstruo de violencia electoral cobre vida.  La desinformación también causa estragos en los partidos políticos y sus candidatos.  Es el caso de una página de la red social Facebook en donde han publicado un banner con un mensaje antiaborto de partidos que están en favor o en contra del mismo, información falsa.

Tragedias para sacar provecho partidista

El jueves 21 de febrero en el bulevar El Naranjo, zona 4 de Mixco, una turba vapuleó y quemó a dos jóvenes (uno menor de edad) acusados de disparar contra un taxista. Los jóvenes quemados fueron llevados al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social donde fallecieron de paros respiratorios.

Este linchamiento fue inmediatamente aprovechado por el candidato presidencial Roberto Arzú, del partido Pan-Podemos. Compartió el video violento en su red social Twitter y mencionó la solución que él ofrece como presidente:

“Para que la ley no pase a manos de la ciudadanía, sacaremos al Ejército a las calles y les daremos una sola oportunidad: o se rinden o se mueren. Haremos que vuelva la seguridad y la paz a las familias.”

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE